20 jul. 2007

nada de querer.



























"Recogí los pedazos de mi ego roto
Finalmente he hecho las paces en lo que se refiere a ti y a mi pero me encantaría que vinieras a ver el lugar
y me encantaría hacer mas que sobrevivir, me gustaría restregártelo en la cara..."

Good Day
The Dresden Dolls











Love. Love. ¿No ve?

Una comadreja tiene que saber esconderse de la comedia infinita.
Los juegos de pirómanos; a veces crean lentas contiendas moleculares con los hechos recientes y perpetuos.

Era bueno pensar en los modelos para desarmar, por que cuando te dije que te amo, no era del todo creativo; era un soplón de tradiciones masculinas impropias y quejadas, en verdad te digo que a ti, te olvido cada cambio de moneda francesa o dólar canino, queriendo saber los ajenjos necesarios y queriéndote, en brumas inventadas; no soy de la talla de un abogado con carro y modales de gimnasio en la cama que tanto te importa.

¿Pero, en todo caso sabes que me duele?

A ti nada te importa,
Con tal de que legalices un calentado momento repetirás los adúlteros fonemas y te retiraras a otro, in-(sin) genio, con tal que tenga auto y buen cuerpo de acróbata chino en caja chica / disponible.

Ahora muerdo.
No hay del todo resfriado contagioso, con los amores provocados, con maña de querer a amar por ilusiones siniestras y señales de cable, cortado. Ahora, adormece la cabeza el espíritu del fracaso conquistando, minas de oro, plata bronce y plástico.¡Por que pienso que eres una chica plástica!; a quien yo doraba profunda y emotivamente magistral. No me reprimas estas ácidas contracciones de sabelotodo con dudas románticas y aromatizadas con celos o despecho.

Te quiero.
Te quiero alegre. Quiero que la vida deje sus huellas con profunda alegrías para ti.

¿sabes lo que me molesta de todo esto?

Que sigas inspirando grandes ideas.

Para mi suerte, con; esperanzas nuevas un día te fuiste y dejaste mis lagrimas cristalizadas, que tengo por ojos, con iris y pupilas, ellas dilatadas. Atando los restos de amor, con amor sillas de nueces.

Te quiero como la tormenta quiere el ocaso. Ahora de nuestro común acuerdo venenoso, me reprime tanto que tu nombre volara pro este viaje, veces que dieron fuertes espacios al aire.

Y tú, nunca me quisiste...

Resfriado con paralelo descaro.
El mundo esta hecho de pastillas, detestando vidas quejumbrosas, y murallas arañadas de abreviaturas policiales:

A.
Mato. Mata.
Acento.

B.
Veda, Vida. Beso, besar.
¿Solo tengo un beso en los ojos sangrantes y labios cremado?

Ojo.
Pestaña.

Como eran nuestros pasadizos retados, en verdad, complicados. Sabes que de poesía me sobran hipocresías singulares, que terminan danificados; los muertos del corazón abierto. Ojos prestados para verte enseñarme. Me duele. Me llueven pétalos de las rosas que regalé por tonto.

Jure amarte por y todas las eternidades, pero en Marte, Aquel momento que trate de alcanzarte como épica prueba de amor_caminado cientos de kilómetros. Nunca llegue me perdí, me desvié y aparecí en Viacha.

Nunca pensé que podría olvidarte.
No lo hice, pero como un milagro; mi amor por ti, marchito finalmente.

Pero en “miss pesadillas” con catarro mo/vilizado; descubrí, que ya no creo en el amor ni las ilusiones.

No creo en el amor.
Love & Fin: Saben a jarabe.






6 jul. 2007

tú me quieres virgen
tú me quieres santa
tú me tienes harta

Mujeres Creando

yo no quiero ser un árbol, solo quiero ser su significado.
Me llamo Rojo Orhan Pamuk.




0.0

Garabatos.
En antaño llenado del otro, verso creyendo que muerde el proceso del inquietante momento donde nos vemos, entre, muertos y colapsos.

La santa misa.
Lleva y llega.

¿Quién trae su propio muerto; a esta misa de cuerpo presente?

Cuerpo.- prefiero hoy, sentirme ausente de mi intolerable muerte.

¿Cómo se atreve a vernos con esos ojos?

Como y Coma.- Punto y compás.

A los muchos que fueron al concierto del ombligo, envuelto en engrudo fresco de las manifestaciones; sobrante, andante y ¡ándate yá! Con los que no somos útero, ni fusilamiento inseguro, del creyente sobrante.

Rentas y estrangulas, el ovíparo reptante que, no conoce lo que en minúsculo trapecio andamos derivando, diciendo si rodeos y con vueltas que no lentan, es decir que lentas, y anacrónicas enfrían esta concordia, memorial del muero ya nunca antes mencionado, si el señor cardenal quisiera adueñarse de lo qué la matriz concierne. Lo a que los ovarios concierne.

No seria mejor que ligáramos trompas.
Que aflojáramos preservativos y copulaciones precisas del agujero que merecemos en la tierra; renaciendo del muerto; del cual no hablamos con acertada tradición filantrópica.

Media docena de huevos.
Docenas de penas.
Penes adiestrados. Como putos y buenos machos.

A.
Versiones opuestas.
Transitando sin venas abiertas, sin pretensiones morales.
Otorgando variaciones.
A+

¿La paradoja de seguir vivos?

I


Ahora entremos en detalles, de nuestras contracciones; contemos, es precisos contar entre una y otra contradicción sexista del modelo vigente, tanto en las jugueterías del superhombre; y los vestidos del segundo cuento de muñeca, de porcelana, rota y estimulada con la telenovela Mexicana. Asquerosa a toda hora.

Hot.
Muy hot.
Sexy y, dime como te va con tu novio; me dijeron que es muy maduro para su edad, no se queda en un internet, llegando, con el pan a la hora té. ¡Que simpática monada inglesa!

Supiste que lo nuevos pretendientes de hoy en día deben ser, como decirlo sin llegar a imaginarlos sin ropa, un verdadero instrumento; es muy artificial, los pretendidos asuntos del corazón como si fueran regiones de espartanos evitando, un ataque frontal. Desastre democrático, a desmedida correspondencia infernal, cuanto dilema esas mujerzuelas del feminismo auto correspondido, simulando con todos los ajenos, provinciales de mi útero en divina inconcordancia;¡Maldita sea, ya quisiera yo un hombre debajo de mi cama!; no recuerdo bien en que aborto me dilataban las tetas, va no importa; la novela esta por comenzar. Sitúate.

II

Las niñas buenas van al cielo.
Las niñas malas van a todas partes.

Los niños buenos...
¿Qué pasa con los niños buenos mamá?

No pasa nada con ellos, si son buenos, sabrán serlo.
En la cama, en la vida, en la fortaleza, en los momentos dolorosos.

Los niños buenos...
¿Qué pasa con los niños buenos papá?

Respuesta: Mucho si son buenos, juegan al fútbol, mucho, si se cogen a todas las pobres putas que están a tu alrededor; nunca llores, no te comportes como niña, es marica que no quieras ir a la guerra; par eso te compre tu sablesito de star wars, para eso dejos las pornos abiertas, y por ellas te pego cuando las encuentras. Recuerda que eres un hombre. Eres un macho, y da gracias a Dios por eso; bien sabes que dios es hombre. Mi hijo el camino del súper hombre es lo único que puedo heredarte. Recuerda: las mujeres se dividen en dos; las putas y las re putas. El fin de la mujer es la preñez.

Los niños buenos, tienen un condoncito.

III

- Cariño, tengo, TENEMOS un problema.

- No hay problema, recuerda que soy, tu hombre.

- Gracias, pero nunca estuve de acuerdo con las esclavitud.

- Eres mi mujer.

- ¡Qué bonito!

- Lo sé, eres mía. ¿Cuál era tu problema?

- Haber dejado, que un cerdo fascista entre en mi corazón.

-Bofetada-

- Mira mujercita, tú con tus costuras, la cocina, y haber si puedes parir buenos hijos. De política me hablas con cautela, por que el hombre esta hecho par la guerra. Yo soy de izquierda, yo soy de izquierda, tengo mi afiche del Che Guevara metido incluso donde no puedes verlo. Entendiste, hoy en día con nuestro venerable gobierno, no me dirijas la palabra si no halagas ni ego revolucionario. Pues, bien, atiende tus obligaciones y quédate atrás, por que yo soy un gran hombre, y atrás necesito una gran mujer... ¡Vamos caminando!;¡Treinta pasos atrás mío; se una gran mujer!

- A lo mucho, creo que pondré orden en tu cabecera de espanto y terror, pues bien, como señalaste, no hay vuelta que dar. Vamos dame otra bofetada, eso, bien, aplausos; por favor e aquí a mi protector sex-machine, mírenlo por favor todo un canalla; es de izquierdas. Y a lo mucho; no sabe que en el mundo moderno las discusiones, del nuevo mundo ya no son entre izquierdas y derechas; hoy en día los centros que derivan en actitudes de poder están tomando otros nombres. Pero, como tú eres un cerdo, no evolucionas, no creces no maduras, no nada. Sigues siendo un miserable fascista.


IV

Ho dios líbranos de todo mal. De todo pecado capital, de todo pecador en la capital elemental, líbranos señor de todo mal; olor a campesino.

Danos Ho buen señor de los cielos, un buen semental, para nuestras hijas, con valores cristianos ideas políticas correctas.

Ho santo Padre celestial. Líbranos del mal. Líbranos de lo malo, de lo bueno, de lo bonito, de lo feo. O señor que estas en las alturas no nos hagas putas, no nos dejes abortar.



V

Y bien.
Esta vez, pienso contarles algo que a mi me gusta, comentar
Entre copas, pero hoy estoy muy sobrio, saben bien, que por estos tiempos se debaten tantos temas, relacionados a reformas, en la moda, o en el modo de ver el estado y las cosas dentro y fuera de él, como un pone dentro y fuera de la vagina de una cualquiera.

Y bien.
A lo que me refiero, hay que tener un par de cojones muy grandes para tener hijos. Mi novia es una buena chica, de familia, decente , religiosa, y cándida en la cama; me costo mucho follar con ella, pero cuando lo logramos estuvo bien, parecía os juro, que paresia una puta; ¡como se movía!; a todas les gusta, no pueden negarlo.

Y bien.
Todo de maravilla, yo por supuesto. Estaba seguro de lo que hacia, ella fue la culpable por no cuidare, que loca, incluso mi viejo me dijo: “ esa ramera se embarazo para quedarse contigo”; y no la culpo, donde va encontrar un hombre como yo; soy bien parecido, la tengo grande, pronto seré masón. En el fondo de mi corazón la perdone.

Y bien.
Preparamos la boda,400 invitados, bebidas, de todo un lujo; iglesia, vestido blanco. Estuvieron todos los medios. Nos fuimos de luna de miel, y la muy estúpida se la pasaba quejándose por cualquier cosa; no se que tanto se quejan con eso del embarazo, nosotros los hombres somos los que sufrimos. No podemos fornicarlas como es debido. Un asco fueron los 9 meses de mierda; pero al fin nació.

Y bien.
¡Hombre gracias a Dios!
No tengo nada con tener una hija, pero como hombre sé lo pendejos que somos. Bueno yo no de eso maricas que proclaman ser fieles, bola de inútiles tirar es tirar; en época de guerra, cualquier huecos es trinchera. Me fui de farra por tres días para celebrar, mi mujer salió de la clínica y bueno ahora ella se hace cargo del niño.

Y bien.
Como crece.
Ayer le toco el culo a su nana.
¡Será un gran hombre!
Yo trabajo. Salgo los viernes.
Veo a mi hijo de rato en rato, y esta bien para eso esta su madre. Yo pongo la espalada laburando, que vida. Todos me preguntan por que soy tan feliz y llevo tanto tiempo casado pese a ser un semental; pues bien respondo con criterio formado;”mis amigos, les digo, no le hagan el amor a sus mujeres muy seguido, se acostumbran, y comienzan a buscar a otros. Por eso sepan cuando y como fallarlas.

VI
Obispo: Ahora todos reunidos en la catedral, recemos por nuestro muerto. Pero bien carece de cuerpo.

Beatas: ¡HO Dios líbranos de las malas mujeres que no aceptan ser madres!

Obispo: miserable pecadora, sal d este templo, deberían azotarte por matar a tu hijo. Dios, manda, a Dios le debemos respeto; aceptemos lo que Dios dispone en nuestras vidas.

Beatas: ¿Dios, por que no traes contigo el infierno; para estas víboras?

Obispo: Dios creo a la mujer, para ser compañera del hombre, darle hijos sanos, y sin desquicio mentales. A eso venimos a este mundo. Para ser instrumentos de la gloria de nuestro padre pecadora, vete de este templo.

Pecadora: En nombre del padre, de mi vientre, de la sangre que curo la Virgen madre en su hijo muerto. Ella sabe que mi nombre estará en todo sacramento injustificado, con el péndulo acostumbrado. Las plegarias me liberan de un peso en el alma, pero el valor quien puede dármelo; ¿Maldito y sangrado, crece en mi esa angustia?; al otro mundo compadezco hoy los restos que tal vez pudieron ser de mi hijo. O madre de la gracia, de la caridad dame claridad en este argumento, hoy no hay nada que este cuerpo, tenga que decir a su favor; lamento lo sucedido, pero no puedo afrontar esta desgracia. Llevaba en el vientre el hijo de un hombre miserable.

Beatas: Arpía, arpía, puta arpía.

Pecadora: En que momento, solo sabe Dios mi momento dorado su pene entro en mi ser. Cuando quise dejarlo amenazo, luego me vi con un hijo en la vida; cada semana el regresaba ebrio, golpeaba a mi hijo y lo tenia atemorizado. Se que no era fiel. Pues en su piel albergaba un dolor par mis sentidos, olor a quien sabe que mujer, no la juzgo, no la trato mal; pienso en ella con pena. Trataba de evitarlo, miedo tenia yo de tener otro hijo, de que sufra lo que mi pobre niño llora con sangre. No hay justificación sin temor al saldo malhechor, entronizado con miedo en nuestro corazones; ¡Solo nuestra madre, sabe!; como quería yo evitar a esta bestia torpe, en mi cuerpo. Supe, que tendría otro ser en mi caridad, supe que tenia que ser madre, ser fuerte, mi culpa engendro otro pequeño a merced del padre. No cuide los detalles en esta nueva vida. No lo hice.

Obispo: carne del pecado, muerde azufre en el infierno.

Pecadora: Llegaron los dolores del parto y me pequeño fue a buscar ayuda, sentí la muerte. Nació hermosa. “esa cosa, ni bien pueda quedar en cinta; es lo único que saben hacer las mujeres”; dijo con desprecio. Pedí a los cielos, pedí a los cielos, a mi marido y cuanto conocido entrase en casa, ligarme las trompas. Dedicarme en mente y alma a estos hijos, que bien sabe la vida, su padre no seria nunca un apoyo, un amigo un guía. Solo sería un padre, imponiendo reglas, golpes y tormentos. No tenia dieron para la operación, me dieron pastillas todos los meses, pero me propusieron sensaciones que no detengo en la mente, no era el medio adecuado para mi organismo. Una de esas noches, entro, furioso arrojo a mi hija de la cama, saco su hombría me abrió las piernas y me penetro como sabia; sin arte, sin saber, sin placer. Me vi en cinta. Aterrada. Vague por mis pasillos done siempre me escondí, donde nadie me ve con cara de un fantasma, pase los dedos por los cabellos de mi hijo lloroso; “maldigo la hora de haber nacido”. Estrujo mis nervios, mis miedos aflojaron. Solo sabe Dios. Solo sabe la santa madre...

Obispo / Beatas: No metas a nuestra santa madre, en tus pecados.

VII

Pregunta: ¿Cual es la parte de tu cuerpo que consideras más atractiva?

Miss cojuda: Mis senos.

Pregunta: ¿Qué piensa del aborto?.

Miss cojuda: Es malo.

Pregunta: Si la violaran 7 hombres... ¿abortaría?

Miss cojuda: Soy modelo, soy miss; no pienso.

VIII


Virgen Maria: solo yo sé hija, solo yo se. ¡Cuando el hombre aprenda ser hombre!; cuando sepa ser compañero. Cuando aprenda, nuestra sangre será limpia, son nuestros cuerpos, nuestros ovarios, nuestras almas las que se van al infierno. Solo nosotras sabemos el dolor y el milagro de la vida; en nuestros cuerpos. La niña que por reguetonera, no debe abortar, la mujer que esta plena de si misma; no necesita aun hombre para dar amor a sus hijos. ¡o betas, el día que salgan de las iglesias me dignare a entrar en ellas!; obispos saque sus rosarios de los ovarios de mis hijas, pues bien se lo que la niña sufre cuando el desalmado de su padre la viola. Bien se cuando, el cobarde abandona una mujer, y sus padres le dan de bofetadas; hacen de esas criatura una cruz, ya murió mi hijo en una, ¡para que ustedes sigan clavando clavos donde deben poner esponjas y curar sus heridas! Hijas mías benditas sean cuando de la vida se trata. Es tiempo de educar de enseñar, que el beso el gozo y el roce, son un milagro en el cuerpo. Que cuidare y ser responsables es el principio del camino.