27 jun. 2007

de casa al trabajo.

"Precisamente,
es la rama serena de la química,
la rama de explosivos en un pelo,
la rama de automóviles en frecuencias y adioses".

INVIERNO EN LA BATALLA DE TERUEL - César Vallejo.



Ya hora en vida de la imagen participante;
sabe que la muerte es un asunto que no muerde en las entrañas,
esas fueron las arañas, que murmuraban conjugaciones del sistema colapsando. Copando.
Cobrando impuestos a los pensamientos invertebrados.
Colocando que la lenteja muere sin música ligera.

O en copas de más sabemos decir la verdad
¿Pero a qué verdad, podemos refutar con alcoholismo demente?

Creo y sueño en sistema de números apretados,
pero al sistema democrático lo encaro con encargos de sobrenombres
socialistas o doctorados en fascismo ligth,
cuando me provoca comer helado con sincera convicción de hacerlo en libre albedrío; llega algún padrino no mágico improvisando libres mercados del sustento
macro económico vegetariano no optativo.

Engendrado en izquierda, de adeveras, verdadera y combativa; aquellos tiempos donde, se hacia resistencia y no acrobacia demagógica
apoyada en la venta de souvenir del Che que desgarra;
para justificara la revolución vomitada, en los pasillos del modernismo.
¡Educado, con la democracia por sobre todas las cosas!

Legamos al asombro de la mitad del decenio del asombro, creyendo en los 70s como si fuéramos a marchar en las calles con sus viejas consignas.
Caminos ciegos en los pasillos de las universidades versadas en tradición, fugaz;
del culto de los muertos, que de muertos nos sirven tanto como si no estuviéramos contentos.

- Mocosos altruistas, dejen a nuestros muertos en sus tumbas, repudiamos su intento de recordar, lo que en nuestros acuerdos patrióticos quisimos olvidar; callen y estudien, callen y follen, callen y caminen por nuestra remedada historieta del falasas victorias.

Bueno al sistema de parálisis me redujo la cantaleta de decirle estimado, don quien sea usted; que no hay modo de ver las cosas sin preguntarse que lo que viene de repente es quizás un poco el añejado de las conductas del...

Mamá del peyo: ¡Oye animal!; te mande a compara pan hace media hora y te metes en el internet; cuando vas a madurar Pedro.

14 jun. 2007

Letal.Desnudes...


Editoriales: La lenteja viviente
Nore/presentan.-

Me gusta la música, punto. Y entiendo por música todos aquellos sonidos que resultan agradables al oído. Es mi definición, vale lo que vale. A veces escucho discos de estas músicas de las que me habla, pero en ningún momento me dejo influir por ellas. Sólo deseo tocar cosas que provengan de mí
THELONIOUS MONK

Desnudes. Letal
(El juego de los 8)

Quien sabe, y que sabe; de lo que queremos saber; hace algún tiempo se me ocurrió una idea fenomenal para un negocio: “carpetas personales para conocernos”.

Contenido informal – informativo (Tensión en do menor sostenida)

Elementos particulares: Nuestras carpetas ofrecen a sus distinguidos usuarios una barra de opciones; donde usted podrá mostrar todos los detalles sentimentales que considere necesario, para establecer cualquier relación.

Requisitos psicológicos para no andar espantando seres vivientes.

Saber, y no sabemos, se sabe y se aprende, cuando entendemos, y nos necesitamos.
-No obstante; cuando las sorpresas son la base de las relaciones; nuestras carpetas se pierden en le mercado-

Recibí la invitación por un lado de Vanys; y por otro de Mary y su Mambo. La idea, inventada por algún fanático de “cadena de favores”, consiste en que contamos 8 cosas sobre nosotros, imagino que el geni@ de tal genialidad, sube fotos de actores famosos y escribe: “lo amo, y el me ama (aunque no lo sepa)”; ruego perdonen el sarcasmo, pero en todo caso, si bien acepte de total agrado participar del juego, me resulta bastante penoso, por que temo, a ver tomado el asunto, en tono personal.

Reglas:
Se trata de contar 8 cosas de uno mismoAdemás de las 8 cosas tiene que escribir en su blog las reglas.Por último tiene que seleccionar a otras 8 personas y escribir sus nombres.Por supuesto no hay que olvidar dejarles un comentario para que se enteren de que han sido seleccionadas para este juego.


Acto primero
Me asomé un 4 de Enero hubo espanto en derredores El barrio estaba hecho rumores "el anticristo ha llegado señores"
Actuando sobre hielo…

1.- Creo, muchas veces que no debí haber nacido, como buen chico paranoide, me cuelgo con la numerología todo el tiempo, nací un cuatro de enero a las 2:10 am. Aquel día llovía a cantaros que casi se inunda Quito; pues bueno, gracias al gentil exilio, mis padres se conocieron en esas tierras. Mi padre quiso que mi madre abortara, ella no quiso. Yo pienso que hubiera sido mejor no nacer. Tengo doble nacionalidad, en la cédula de identidad esta descrito con mal gusto: nacido en Quito – Ecuador. Boliviano por padres. Lo gracioso, es que mi bisabuelo, don Eusebio Guilarte Solares, cuando fue presidente (¡no se asombren!, estuvo como un mes, lo mataron. Pero en los anales de la historia figura como si hubiera estado de un año a otro) Redacto la enmienda, donde se reconoce a los hijos de bolivianos en el exterior como ciudadanos con todas de la ley. Según la modernidad, para ser político solo me falta entrar en un sindicato:

¨ Fui parte de muchas manifestaciones, y plantones.
¨ Pintados en las paredes. Listo.
¨ Arrestos, un par, uno de ellos sin saber contarla cuando los universitarios tomaron un edificio.
¨ Asambleas políticas al por mayor; la mas notables cuando tuve la palabra en un encuentro contra el ALCA; ¡Os juro mis amigos, e aplaudieron! (nunca supe si estaban ebrios)
¨ Huelga de hambre. No con muy buenos resultados. Pero lo logre.
¨ Bloqueo de carreteras; hace un par de meses cerca de mi casa, por que no nos vendían gas, lo divertido un sujeto se baja de su camión, y reclama para que lo dejemos pasar otro grita: “¿para que votas por el evo”; nuestro agente camionero responde: “para que comas mejor”; el sujeto, compañero bloqueador:”¡Como quieres que coma, si no puedo prepara el desayuno por falta de gas!

Acto Segundo
De pekeño estuve en las (j)aulas padecí muchos templos y dioses Termine asesinando a esos "dioses" y pateando profesores
… ¡Plop!

2.- No termine el colegio. Bueno estaba en un colegio particular de jesuitas (yeap, esos que saben mas que el diablo), por emociones post guerrilla; un amigo de mi madre que murió en las dictaduras, de nombre Pedro, me dejo tales ataduras, presto, el nombre e ir al mismo colegio, pasar por el patio de honor, y ver su fotografía. El caso es que cierto momento, cuando mi vida se fue al caos complementario, salimos de casa con la ropa puesta, y bueno con la amabilidad de los curas, no pude seguir en el colegio, pero; soluciones, la idea era pasar al turno de la noche, pero, comiera un chico alto, no me recibieron… Así los años próximos pase en todo un desbalance. En todo caso cuando ingrese a la universidad…

- Me falta su titulo de bachiller.

- El problema es que tengo que resolver mil tramites, para obtenerlo, lo que pasa, usted sabe con lo mal que nada/anda el país, la burocracia y todas esas cosas, me explico; yo nací en Ecuador, cosas de la política, pero en todo caso tengo un lió con lo de la nacionalidad.

… pase por universidades, sin saber que hacer por que yo quería ser cineasta, como no soy “hijito de papá” no puedo hacer cine; entre a Ciencias Políticas, muy aburrido, era la etapa que casi enloquecí. ¡Reaccione!, economía seria mucho mas interesante, pero bueno, la idea general era, resolver los problemas del país. Diseñe un sistema denominado “pedagogía económica” cuyo objetivo era organizar y distribuir roles, en los distintos agentes que interviene en la educación de los EDUCANDOS (termino horrible, de la reforma educativa); trasformando los centros educativos en células productivas; organizados de esta manera, por todo el país se podía implementar un CONTROL DE SUELOS; sistema económico de los Aymaras, para la distribución de producción y consumo de acuerdo a las necesidades inmediatas; en un país pequeño (9 millones, en toda Bolivia) es el sistema perfecto. Muchos aplausos, y falsos enteres, termine pelando con los primeros mejores amigos que tuve. Bueno, no me interesa finalizar mis estudios, por que se que de un tiempo a otro estaré muerto, o me abocare por completo a la escritura.

Acto Tercero
Tuve miedo y estuve oculto me pasaba el día soñando Necesitaba un abrazo necesitaba un balazo
Caída libre.- termino de la baja de sentimientos.

3.- Soy un antisocial, y tengo miedo de las personas; de chico quería ser popular, por el maldito cine gringo que nos llegan en cantidades industriales; o que se yo. Trataba de llamar la atención al por doquier, y quien quiera que me viera no se interesaba, mi mayor secreto era, una vergüenza; por una mala combinación de inversiones, mi abuela fue a parar a la cárcel. Como son los matriarcados en mi familia es fácil comprender, por que todo se fue al caos. Trate de suicidarme muchas veces pero no lo logre. Nací sin suerte.

Acto 4
La locura me dió un gran golpe el sonido se hizo envolvente El Rey Rojo salió de su guarida y las vacas despavoridas
Si de sentir se trata, no es bueno darse la espalda.

IV.- Me gustan las drogas; pero yo no le gusto a las drogas. Como buen chico paranoide, y tantos líos mentales, colgadera natural, delirio universal y explicaciones varias. Los efectos son una combinación destructiva; me gustaría fumar marihuana todo el tiempo, pero es todo un lió, ir a la casa del vendedor, ver que no te sigan, las noyas del buzo, todo un dilema. Si fuera legal, quizás fumaría todo el tiempo; uno debería entra a un supermercado y compara una bolsa de hierba, de enganche con un libro del peyote (¡Soñar no cuesta nada!). Bueno, fumo cada 6 o 7 meses, pero eso si en casa.

Acto quinto
Abandoné la escuela temprano el Rock’nRoll me dio mas lecciones lo que no supe en los salones lo aprendí de canciones
A espaldas, siempre se habla, en cara siempre se duda.

5.- Pasaba mucho tiempo en las calles, por que no sabia donde ir, camine esta ciudad demasiado, para mi gusto. Siempre camino mirando a las personas, trato de verlas a los ojos, ver que piensan, de donde vienen, paso maslo ratos por esto. Tengo una forma medio extraña para caminar, un poco encorvado y un paso rápido, pero extraña forma. Cuando salgo de ver una película (como casi nunca tengo dinero, veo poco cine) trato de ligar los movimientos de cámara, con la gente, o trazar líneas con la imagen, buscando el tipo de fotografía de la película en la calle, o en las personas. Muchas veces me quedo colgado contando escenas o memorizando fotografías.

Acto sexto
Con mi hermano hicimos un tango Nos burlamos de la hipocresía ...hartos de la rutina y de los mismo huevones
Duda no se tuna, y los cipos de la tuna española, son unos maricones.

6.- Adoro pelear. Me fascina pelar, me gusta discutir con los policías, taxistas viejitas, de política o cualquier cosa. Por eso, además no tengo amigos. Me cuesta pedir disculpas; soy egocéntrico, pedante, engreído, paranoico. Trato a las personas con cierto humor, muchas veces no saludo a nadie, soy amable con mis conocidos, educado en la medida que puedo. De hecho, las personas mayores suelen decir que soy un chico amble y bien educadito…

Acto séptimo
Una mañana del mes de Octubre apareció una princesa en mi vida Pura luz, Pura vida y yo la quiero desde entonces
La palabra marica es un insulto, que debe seguir vivo.

7.- Fui criado por mujeres, y a veces cuando sale algún chicle machista; siento que no es justo, y me sonrojo. Me considero una persona delicada, odio ver escupir a la gente, o cosas nauseabundas, no soy del tipo que va y puede golpearse con media ciudad, o arreglar mil cosas.


Acto octavo
La vida ofrece puerta de entrada pero después ya no tienes salida La esperanza es mierda a colores Me llega al pincho esta rutina...
Pero insultar, es un arte que no mucho sabemos.

8.- Mi blog, es algo muy importante para mí. Es el único medio donde puedo expresarme; ya que nunca publicare nada en mi vida.

Lo que varia de letra; es un tema de Daniel F.
[Fin]

Bueno, fueron las 8 cosas del peyo, y me doy cuneta la basura que soy.

Pero aun así pasare la invitación a:

MAYA

-Monique-

Amaranta


Sirena

Sinalme


A moonclad reflection

Anabella


Valeria












4 jun. 2007

MIEDOS: sin pestañas.

ALGO

noche que te vas
dame la mano
obra de ángel bullente
los días se suicidan
¿por qué?
noche que te vas
buenas noches


Alejandra Pizarnik




I
Noche que te atrapas, las carnes polentas arriendan apetitos de contrastes entre húmedos infectados de realidad, sobrando letras ante la agonía de la lujuria inexperta. Aparentando mirarse entre juegos contagiados del amor, en sombra rotunda, fuera del asunto que muerde la conciencia del asesino de ritmos naturales en calles enloquecidas.

II
Remedios de anteojos, luego me das la mano; metes la pata, nombrando la condenada tía que siempre se muere, para fastidiar.

III
Atacando taquicardias en las caderas, encontramos los besos redoblados del pasado, luego me preguntas; ¿cómo llegamos a separarnos?

IV
– Recuerda, no menciones a la tía, si quieres que tomar "tecito".

– ¿Qué le paso a la tía?

– Se murió. La gente se muere o se muerde entre sí, y bueno terminan muriendo.

–¿Sí nos mordemos, crees, qué debamos morir?

V
Hubo un tiempo, que odiaba los cuentos de porcelana, las migajas de lana y los momentos intoxicados de la verdura, que no muere; muerde, y así de repente un trasmisor, nos veíamos en los lados que no esperaban que la muerte sea la noche del deseo amaneciendo.

VI
Las nubes rosadas, rojizas, atardecer, un aparato de melancolías roba el miedo al momento ajeno.
Las nubes disuelven las ventanas por doquier, me llevan a un sitial elevado; pensando si la realidad violente distancias se da cara a cara; cuerpo a cuerpo; ojo crítico a ojo maravilloso.
Las nubes rozan un buen síntoma, acomodan preguntas bobas, y una respuesta calurosa; esa parte del mundo, la noche, eterna que no sabe trasmitir cada indulgencia y deseo de piel enloqueciendo cada pliegue emotivo rodando, atrayendo la carne del placer, alimentando todo sueño, puro, en esta zonas asesoradas por feromonas.

–¿Será que esta noche deseo que la piel olvide el viaje? –
–¿Creo en las maravillas? –
–¿En otra vida este sentido, tendría un sentimiento?–

VII
Ahora desenvuélvete disociando telarañas sin plegarias, adrenalina de millones de estrellas que mueren en este momento. Estamos hablando de telas y huellas, cuando atacamos nuestros sueños vibrando las dudas, entregan muchas señales equivocadas.

VIII
Recuerda la tía muerta, no debe ser nombrada, era muy querida por esta familia. El plan es simple, entramos preguntamos, nos comportamos como buenos chicos, tu eres una señorita con clase, yo un buen caballero; luego conseguimos drogas ligeras, volamos directamente a otras partes íntimas, papeles de algún modo, disfraces y poses para arrancarnos la piel; lastimarnos con furia, odio y eso juegos que emprendemos. La tía muerta no se nombra, tampoco los aspectos freaks nuestros.

– Aún piensas en tu estela glaciar; que enturbia la mente, sin soltarme las tetas.
IX
La noche hurgaba cada instante pero, entre tanto envenenamos al perro del amigo visitado. Total, un accidente sin incidentes previos, metíamos un clavo al ojo del sujeto cuestionando el acto homicida canino. Preguntas varias veces si conocía un inquisidor Leviatán intranquilo, luego despojamos nuestras arrogancias; entrando en vitales cortesías. Tramamos de evadirnos por  las salidas acostumbradas a las triquiñuelas; “no saludes, con mucha euforia”; luego cortan las aguerridas presencias, llevas y dejas que las cortesías hablen por sí mismas. Evita llegar a tiempo, al terremoto cretino.

Pasos de largo.
Timbre, timbres de voz, otro ping-dong; alternamos sitios en el sitial.
Nadie abre la consola metida a ser poeta, recordamos hechos de los callejeros apóstoles que nos dieron su palabra, antes de llegar; nadie abre la puerta.

– Ascensor en crecimiento interno dejo sus moléculas…

– Sabes, no estoy segura si quiero tener sexo oral, ni bien se baje este señor.

– Estas segura de todo, espantando al parroquiano; ¡Cuidado con repetir gracia semejante delante de cualquier abuela!

– Tu abuela me agrada.

– A mí me desagrada.

– A ti nadie te agrada.

– Era mejor subir por las gradas.

X
– ¡Cretinos, mataron a mi perro!

No lo matamos adrede, fue un transeúnte accidente, que importa, necesitamos que los nuches parezcan veladas sin que puedas intoxicarte; sin compartimos los dulces.

– ¿Qué carajos es un nuche?

Llegamos fuera de los acontecimientos por su culpa, ella sabía que no era bueno interrumpir la mala monada inglesa con la tía muerta reciente; los muertos que aún no apestan a viejos, son buenos por más canallas que fueran. Nosotros la conocíamos, porque en miles de ocasiones nos sacó ebrios de su casa, amenazándonos con llamar a la policía, era nuestra hipocresía ser vistos como buenas gentes dando pésame, pero buscábamos un segundo mortal para enderezarnos.

Llegamos a nuestras caladas, o pusimos las reglas sin querer, en el té, ella preguntó; “perdoné, si se puede saber que la tía muerta, porque está en tales estados no vitales”. Un llanto amargo, luego corríamos porque destrozamos el DVD, luego debíamos pagarlo junto con los cristales de la fiesta de adolescentes pasados, atrofiamos la dolencia espinal, quejarnos era innecesario sin prestar resistencia ovípara insegura.

Alegamos cordura, pero sospechamos demasiado a tiempo, que las ponencias literarias injustificadas de nada servirían en la hipocresía permitida, tardamos entre llegar y adorar; sobrepasar los límites corporales, atravesando los acantilados, perdiendo cada instante en nuestros habituales juegos, pero al final…

– Hoy pasamos un gran día.

– Es mentira, porque yo tengo un vació a -huye- adentro; donde nunca puedes ver que siento algo. Humano, para variar.

– No importa solo desvariamos. Descubrí que no eres tan amargado; te agradan mucho mis tetas.
XI

No era la pizza imaginaria, que pedí, mientras veía un documental sobre gente extraviada en otro planeta. Mi abuela me recordó que la tía apreciaba al perro, ¿qué por cierto, no sabía dónde estaba?; recordé que la pizza era un desatinado intenso, pero al final, con la puerta escaparon nuevas dudas acicalando los resguardos a quemarropa esperando. El perro era intimidado constantemente por la tía, resulta, que como todos los muertos son buenos. La vieja, no era buena persona siempre que corría, o se corría, yo tenía que limpiar los desaguisados.

No recuerdo, como estamos en eso; cuando empezó a correr abiertamente; solo apareció con ese coche de carreras ( que juro, todavía tenía rastros de la carne del antiguo dueño); todos nos opusimos al asunto, yo (si bien rompo normas de estilo, pero siempre soy el primer afectado), el perro, la abuela, el seguro: “no estamos en condiciones de seguir asegurándola; considerando su edad y lo peligroso que resulta la práctica del karting, en un país a más de 2500 metros sobre el nivel del mar”.

No quería saber cómo terminaría el asunto, escapé lo más rápido – lo más rápido posible, aventándome unas ventanas de las otras viejas del vecindario, seduciendo a las novias de todos los pandilleros, atravesando cada miedo que tenía. Arrojé la basura del cabrón catedrático que consideró que revisar la organización social, cambiando el trianguló por una esfera; era digno de repetir la materia. Al demonio la tiranía de las viejas, hice dedo... Llegue tan lejos como pude; aparecí en Oruro, y juro por lo más sagrado; que esa ciudad si no es en carnaval, no vale la pena; se achica y es aburrida. Por un lado todo te miran como: “este contrabandista” o “este cojudo, llego tarde para el carnaval”. ¡Estos tipos en Oruro, beben tanta cerveza en honor a los espíritus de ultra tumba que cuando preguntas dónde queda tal calle, te miran, y señalan a su derecha!, no puede ser lógico que arriba sea en toda la derecha, hey si quieren vivir del turismo, ¡señalen el arriba adecuado! Tal vez es una cuestión religiosa, ven tantos diablos por las calles bailando con arcángeles que no diferencian el cielo del infierno; arriba de abajo.

Robé, es verdad, robé parte del Bonosol de las viejas; está bien, maldita conciencia; robé todo el bono para fugarme. Pero aun que las chicas no eran nada lindas, te salía caro, tratar de ligar con consecuencias cercanas del primer grado. ¡En fin!, me quede sin dinero muy... pero muy rápido, trate de ser un buen cristiano recordando la parábola del hijo prodigo...

– Cretino, miserable, cretino hijo de lucifer; no tienes perdón del cielo, por que quién no quiere a Dios, su patria y su familia no vale para nada. ¿Entendiste, hijo de Satanás?; ¡Entendiste bien, iras a parar a los cascos azules al África!; y un negro ateo te violará, por cada una de tus faltas...

Tal vez mi tía seguía un poco enojada. Un leve presentimiento.

Conseguí trabajo de taxista; en Oruro es un trabajo simple, en media hora recorres toda la ciudad; ¿no entiendo cómo puede tardar tanto el carnaval? Una turista extraviada, paseaba la ciudad, esperando ver algún payaso disfrazado de moreno, o caporal; tenía la filmadora lista. Tampoco se animaba a preguntar cuando era el carnaval, o si yo vendía drogas, en la conversación aclaré que ya había pasado el carnaval...

XII
“Todo lo sucedido, no debe ser nombrado en especial, la parte de la tía muerta”.

Buenas tardes tenemos una noticia de último momento.
Una mujer muy mayor en protesta contra el veto, ya saben; no se hagan a los del otro Viernes. Saben de qué hablamos; los engreídos de la FIFA en un comploto neoliberal contra el pobrecito del Evo Morales, vetaron los recintos deportivos a más de 2500 metros de altura. ¡Como nuestro sagrado presidente “se” juega al fútbol cuando quiere, como si fuera su juguete! Tenemos un contacto con palacio:

Evo Morales: Los medios de comunicación, los jueces, la FIFA, Brad Pitt, AngelinaJolie, los neoliberales, el Goni, la embajada de los Estados desunidos y Jesús: Quieren matarme.

Gracias estudio; en la tarde de hoy, cualquiera que sea el día de hoy, una ancianita, daba vueltas en un auto de karting; aumento la velocidad, atropellando a muchos infantes. Escapando rápidamente. La Policía la persiguió, llegando a la ciudad de Oruro; cuando todos creían que escaparía un taxi varado, frenó estos intentos. La multitud emocionada, uno con la escena porno del taxi; otros con la viejita: llegaron a los puños sin saber por qué.

XIII

Desde que llego el nieto, murió la hermana; esa casa es un desastre. Ayer estábamos esperando que empezara la novela, de la nada, un señor abogado, ahogado con las demandas por las aventuras eróticas del nieto, quería el soborno correspondiente. Muy amable el joven, en verdad, estaba muy bien informado sobre las tiendas de lencería femenina. Incluso creo, que pregunté si mi comadre quería comprarse eso camisones de vagabunda que usa la de la novela. Tocaron repetidas veces el timbre, entraron dos jovencitos que juro, por dios; estaban drogados o invocando al demonio, me persigné y pues mi cartera a buen recaudo. Querrían ver al vándalo del nieto, y este pedía a ellos una pizza; empezaron a reñir y discutir; la muchachita (cuyo trasero se veía sin la mínima moderación, con ese escandaloso pantalón; y el señor abogado, deseaba meter mano) entró a la cocina rebuscando en los estantes. Mi comadre asustada me pidió ayuda con el té, en verdad creo que era bueno llamar a la policía; pero después de lo de la hermana y el ridículo que hicieron, no le tenían muy buenas pulgas. Cuando vimos que la jovencita ponía el polvo de hornear en filas, luego lo metía por su nariz y maldecía; recordamos los viejos tiempos Banzerianos. El otro joven era un tanto mejorcito, nos ayudó a poner la mesa, mientras el nieto cargaba una pistola, sacaba y metía las balas; cuando toda la vajilla del piso regresó a la mesa... Fue mi idea, usar una de plástico... pudimos tomar té con tranquilidad, el nieto quitaba cualquier cosa que al señor abogado se le antojase, amenazándolo, el otro jovencito hablaba de política, no estaba tan mal. Hasta que la señorita esa, nombro a la tía muerta.

– Perdone, pero; ¿qué carajos pasó con la tía muerta?

– ¡No debías nombrarla!

– Mierda. ¡Cabrones; por qué mierda no trajeron pizza!

– Al demonio, los buenos modales, yo quiero saber por qué no se puede nombrar a la puta tía muerta; oigan, no es malo morir de sida, ¿Era puta nove?; ¡Puta esa coca, creo que me está produciendo una severa hemorragia cerebral!

Yo estaba sorprendida; nunca pensé que la niña mala, era hija de la buenita con escote muy pronunciado. En ese momento mi comadre lloraba persiguiendo al nieto con un cuchillo; el malcriado del nieto trataba de matarla con el revólver, solo atinaba a destruir la casa. Los otros malcriados salieron corriendo. Algún buen vecino llamó a la policía, cuando llegaron, no lo sé, luego de tres meses desperté en un Hospital, con el señor abogado abrigado, a mí lado;

Señor abogado: Aun me van a dar, la cena prometida. ¿Verdad?