18 oct. 2006

inspiracion por vivir; perdida

enredo, intermedio.

23 años= Morir de apoco.
x.- Tipo, que nadie quiere mencionar.
xxx.- respaso de vista, fallado.


La noche púrpura; sobre alondra majadera, despierta la seta de la juerga que no impide sobrevivir al argumento funesto improvisado por rayuelas fregadas, al piso del vecino resentido con el mundo de espejismos creados por sobre; re doble; artimaña segura en traza fresca; despacio, sabe que entrega la vida en cinta de video karma tape, en busca de frescas palabras retrocede al sentido crónico de un espacio; marcado en cruel repelencia de atónitos gustos posados en revelados fragmentos destripados.

Recuerdas, sin embargo vives, tratas de trascender utilizando el beso despojado de otro momento cobarde, entronizado al cuerpo de repelente juerga precipitada, sobre en doble juzga con intención al modelo participe en recargas turcas, buscas, fracasas una y otra vez al remedo escribiendo. Acabando. Muere el sabido seguido de antemano; no es bueno guardar caratas debajo de la manga, además de las palabras que son nuestras, camuflándolas para adorar a un grasiento cuerpo de falencias averías de antaño. Como seré, saber, es decir quien soy yo, qué soy para ti, la plásticas juerga que advierte el modo del frió sacrificado, en la tomola de vientos póstumos al sueño escrito por aquel ángel, divino al despertar, volver a soñar; sea agradable al dormir el frió del espacio estúpido y megalómano, como el viento que sopla malas palabras al juez vinagre; será de terciopelo el juego cantando al pasar mas cerca al mas allá. Profundo gusto despreciado, libertad faltante al codo recortado de analogías practicas para vivir fuera de los 90s. No importa cuanta nostalgia venga de farra, con tal de que se quede en la taza vomitando fuera de la vida, agudizaría la sensatez con el modo logístico contraído para componer tormentos aguerridos.

Corre gritando los agudos puntos de vista, al puto aparte; muerto por no ser el que finalizo ni prosiguió en la cama con los actos apropiados para tenerla contenta y alegre, lo del placer finge que es como duele al saber que no es, lo que aparenta ser; de perfumes se trata, como juegos en vidas pasadas; te encuentras, re-juntas y la muerte aparenta ser al muerte, estos días fueron tan importantes para despreciarlos, como dijo el terapeuta que llame al código postal presumido de enredos ajenos como si fueron lo arreglados para el pasatiempo fresco. Obsequia ese trago, me muerdo la lengua, como suena tan mal alargando un prefacio digno de ser al final una orgasmo seguro y no atormentado por signos inútiles.

Si dejara de importar la fragancia humana, la idea seria seguir aturdiendo las palabras recordadas en simples hurgadas, frases indirectas para abreviar contra los malos soplos del deseo póstumo: el Lunes primavera no llega, por que no llega la maldita primavera, que le pasa, quien mierda creé que es; dejo de no ver tele, la seduzco, me seduce (¡Dios salve a los bolivianos sin cable!) dejo de trapecista la indudable sentida causa aguda al torso deformado con tránsitos jurados al vuelo engreído de uno mismo, añorando la pasión; fragante. Aparece un negro rapeando. Deja de ser. Como el juego de la pelota, yo jugaba baloncesto, nunca supe escribirlo en ingles – tampoco jugué NBA emoción al máximo, una vez salve partido, al cabo de otro fin de semana, era la estrella metí la primera canasta en una contra de 17 puntos o algo así, gane un campeonato, era el primer juego de años postrado a la pelota sin saber estar apasionado, pasándola mal en la banca soñando con jugar en serio; de sabor a derrotado. Tanto recuerdo ese partido como unos cuantos, soñando en acrobacias juntas al insomnio una niña de cabellos rubios; un desbaratado modo de ir a clases de educación física sin omitiendo las faltas con trajes de añoranza. Muestro al retrato lo que s ir de mirón y de “tema”: es el film de un día lunes como cualquier otro, mutilado entre tanto y tanto, lagrima y arrebato como sea que titule “buscando a Forester” despertó un vació acribillando los escritos resueltos con parches conjurados de soprano irreverente al ortográfico juicio de valores acreditados al negros espesor del habito huraño; parta un rayo, luego me delata sacude lo dicho por simple banalidad aferrada en vanidad mutilada: espasmo, contorno –kilo. Madrugada –aprecio-recuerdo-muero-pestilente-e-cerco-al cosmos.

Entonces.
Buscas... Recuerdos donde deberían estar los muertos, mismo al juego del juicio profundo





6 oct. 2006

breves concluciones...


"pensar es el delito perfecto"
-criterio mediano- En la Foto: El Teddy, El Sebbas y El Peyo.



Socialismo.- Moda en rojo supremo, por el fin ingenuo de un grupo de retrogradas que no se enteraron de la caída del muro de Berlín. Doctrina barata para justificar la falta de identidad política. En idioma de los Orcos; gram tener hambre, yo emborracharme, yo ser gobierno.
# Diccionario político contemporáneo. Editoriales Zanta Magdalena