4 dic. 2007

Yo, anónimo.


Letras.
L
entas y lentejas, que abren la cuerda, la susodicha precisa incoherencia relativa; entre pasados afanados en olvidarse al mismo tiempo que se regresa la mano del abismo relativo.

Coro.-

Lentitud en tiempos rápidos / danos un coma interesante / bórrate las sienes de un balazo

Las balas: Queremos respeto a nuestra identidad étnica agraria.

Las heridas: ¡Agraviada, agraviada, agraviadA!

Escribir, en fin, es estar hastiado por un revoltijo de fantasías, a veces perezosas como las lentas ensoñaciones de una siesta estival, a veces agitadas y enfebrecidas como el delirio de un loco

La loca de la casa Rosa Montero.





Yo, anónimo.
(El tiempo, pasando, cuando yo quería ser mago)


L
(Post # 5o =)

Sí puedes leer este mensaje.
Las cosas no salieron bien...

...1990.

Llore tanto por el Correcaminos, pensando si comió, o, no; que mi madre tuvo que consolarme. Llore tanto por el Coyote pensando si comió, o, no; que mi madre tuvo que consolarme... Para cuando fue la guerra del golfo Pérsico; no tenía lágrimas.

2006. 27.11...

Para ver una película necesitas helado. Tequila, una frazada, como pañuelo. Una buena miga, con una buena prima, para no llorar a moco tendido.

...El tiempo es una primicia desalmada.

1999
¡Es el fin del mundo!

Fin de siglo; términos binarios. No importa. Las muelas de la martes, es decir, que los dentistas, buscan días pares; los años impares nadie que cazarse. Mentira y demás congratulaciones. Una vez, pasada la congoja, desvió una mirada al arbitrario celofán de angustias que esperaban en las venas sucias: Cáncer que mala jugada, este mundo sé va de antemano. Juegos. Desvaríos y atrasados momentos que la rutina sempiterna; engendra de las tales, y va por las cunetas gordas; embellecidas, menospreciadas y apretadas, cuando tragas ácido onírico.

Y2K. Tal vez. Esta noche. Pero si bien no vivo, para contarlo en un futuro menos parecido a este pasado, con alegorías grunche que retuvieron liquido. Paso, paseo, muerde otra vez, sin los años, quemados, en la cretina metida, con la vecina. Discutes y aprendes y los jueves; llueven ranas. No por favor. Magnolia, no.

Era invertebrado.
No lo era.

Estaba asustado. 1985; mis vecinos me dejaron su tortuga, tonto animal, sin gracia, no comió, no bebió, no saco su cabeza fuera de su caparazón, por cuanto ¿un mes?; dos muelas del juicio, siete dientes de leche. Cuándo llegarán nuevas lluvias.

Vamos al cine.
Perfecto. Quiere entrar en los circos; como críticos literarios del biógrafo visual, en las desgracias abísmales, que palabra es tan letal, sin saber, los acordes que no traen sus dichos y suspiros. Mis viejos ánimos. Las entradas pasadas, los pirómanos que convierten todo estofado en una cena práctica. Cuando pasan los años, te quedas aflorando los jugos vitales. Jugo, Jugo. Judío falsamente errante, que las trincheras semejantes, se abren con palazos, a medio lomo, a estrío derretido, en sitios frigoríficos, aplaudiendo, con las niñas de acción católica. Es la noche modular, aja/ ten piedad/ ¡milonga desvencijada!;

9/9/1999

Sábes que esta noche, actúas. La muerte aparenta. Por favor no le digas a nadie, que entramos en escena ebrios. Y Yo conozco este piso. Me da buena espina el elemento de juntas, creo que es por 1985, cuando me dejaron una tortuga. Regresas después de muchas años al departamento, donde pasaste buenos años, secretamente regresas en las noches – de los días sumisamente trágicos. Prestándonos una PC. Discursito de actos, llega la noche, la agente responde, dejamos afiches. Pasamos por la plaza, saludos, gente nueva, al diablo, hay emoción; no por loe nueves, nuevos amigos, nuevas emociones; se trata de pintar el chicle, esa escultura abstracta, con la que jugamos desde niños, escondimos nuestras botellas de trago Emo. Emotivo, cuando pasan los años. La primavera vez que vine a esta plaza, me pareció tan pequeña; don Eduardo Avaroa, héroe señalando con el dedo, ¿a Dios; por dejarlo ahí?; ¡una invasión extraterrestre!; el mar cautivo, anótalo, para el examen cívico del viernes de soltero. Pero no importa; lo pintaremos de negro, eso es una hazaña, la mancha en la rodilla, es arte. El mundo choca consigo mismo, noche que arde; eso si es underground desde el sigiloso permiso, en nombre del arte; concierto fogueo. Mosh. Que tiempos aquellos.

Estas seguro, que el mundo se acaba.
No tengo la menor idea, ya sabes como son estas cosas, sabes tengo un viejo amigo, que algo, en un futuro rotundo me dice, que dejara de serlo, pensaras que los años, se dan de la mano, y esperan atraparte con los ojos envueltos en formas regentes; esta noches-tapadas esquivando formulas nuevas, agriadas, creo que los jueces, saben de esto, cuando sueles sulfurarte, aquélla noche, cuando pintamos el chicle de negro, algo giro para siempre.

Si el mundo termina. Bien. Me parece bueno; que nos pesque ebrios y así podremos decir, cuantas cosas quebramos; los viejos, al demonio. Voraz tendencia oblicua. Respiración tétrica, escriba tentado, al doblé o nada del pasaje en bus. ¡Panaderos!

Esta noche sin gocé de haberes.
Quiero ver esta película.

O por dios. Me cago en diez. Como puedes sr. Como es che; ¿sigues en la fundación?, buena mentira, esta fila, por que hacerla, mejor inventamos rumores, estamos o no, estamos. Contentos. Quiero destrabarlo; nada. Muere, si los ajos, con ceros, son de afrodisíacos perversos dame un ojo nuevo. Este bien. Vamos al baño, pero no podemos perdernos, es decir; los avances “que al carajo”; si esta noches hay que verse con… ¿Los mejores videos del siglo?; los siglos del video. Te conté, que inicie una idea para hacer un video… ¡Apúrate pendejo!; no es por noico. Te juró que no, pero, te fijaste bien, si los baños estaban vacíos; que bonita forma de pasar nuevo año; ahogados en una tubería legal, por posesión de drogas. ¿Qué clase puerta?; subamos, lo demoníaco me atrae, no se, tal vez quiera tener un gato negro, por la mala suerte. En realidad no me gustan los gatos. Sabes que me ate los zapatos con el cordón equivocado, espera. Pesimistas en todos lados.

- Buenas noches.

- Solo estábamos de fiesta equivocada.

- Pasen por favor.

Como puedes tensionar la mesa, antes del fin de siglo, un modo; quizás, un año binario, es en verdad el nuevo siglo o solo un trago ahogado, por ayer, por mis cuentos. Esa noche; todos andábamos algo mareados, con eso del nuevo siglo, para quienes tuvimos el mismo papa por décadas, una generación democrática bastante absurda. Un cambio, medio de otros, por que descubríamos el mundo; era trance-dental; fuimos al cine: hora. Mucama. Los altos, es decir “en”; encontramos una puerta día-Bolivia+(Guisantes socialistas –[control +machete] x tentaciones),con inscripciones satánicas, o. Para mí gusto retórico muy nice. Gritábamos tanto, por que pensábamos nos seguían, en fin. Quieren darme la mano de la tuna espantada, o mejor salimos a atropellar bastardos de loa tuna española; que clase de persona quiere usar en el nuevo siglo pantimedias.
Abrieron la puerta.
Saludamos como buenos chicos, por dentro; era un templo a hello Kittie; enfermera de revista porno (por eso entramos); maldición por eso, entramos. Que sabes en medias, es decir de liga, red, da lo mimo. A ella le sentaría buen esa falditas que usan los de la tuna.

El dentistas, está ocupado.
Los gritos nos preceden, salimos apresurados, cuando tratamos de entrar a la cine, un polaca compra palomitas, bien no sabemos, creemos que viene por nosotros.
Llegamos a nuestra fiesta. Despertamos.
El siglo termino, nos pillo dormidos.




2007.

Perdí todo aliento.

La mamá del Peyo.- ¿Quién mierda te crees que eres?; no puedes ir a un taller de periodismo drogado; y decirles a todos que son viejitos y que pronto morirán. ¡Muchos de esos señores son amigos de tu abuela!

Era un niño mimado. Minando las palabras de los años; los daños que me trajeron son grandes. Luego uno piensa en que puede pasar solo quieres ser un mago, y no te alzan, ni para ser un narco. Da lo mismo, miento. Da lo segundo. Otro año se esfuma; y eso queda, no estaba drogado, solo, pensaba en los próximos años, 25; puta embestida. Me da mas ánimos plantarme. Aquí. Tengo un blog, para que quiero ser periodista, ser carne de cañón, mano de obra barata, cuando tendré mi propia voz, derecho a opinar. No quiero otro año, vistiendo de fracasado.

2008