7 dic. 2009


( 4: 20
“Interludio musical”
(Espacio auditivo sin interferencias radioactivas. Compositores e interpretes consolidando sonidos que marcaron época. Del vinilo al MP3;
pasando por el infierno de Dante.

Especial de bandas bolivianas y bolivianos / pertenecientes a las comunidades urbanas de diferentes clases sociales, a las naciones y pueblos indígena originario campesinos, y a las comunidades interculturales y afro bolivianas*.
*Constitución Política aprobada en grande / Capitulo primero artículo 3: conformación del pueblo Boliviano). )


– ;) Sobre dosis de irreverencia. Sobre dosis, limpiando mis piernas de viejas sensaciones, silencio. ¡Usted y todos sus alardes!
Bailemos, ya habrá tiempo por entronizar acciones al cuerpo. Ritmo.
Mercadotecnia con ritmo limpio en sus preediciones semióticas;
Centavo. Beso. Peso. Democracia. Ética. Inteligencia.
Nobleza, simplemente; palabras legitimas y visibles a piel abierta.
Irreverencia perpetua contra las rimas mal traducidas.
¿Y usted caballero; algo sabe de está ciudad pantomima?;
personalmente estoy empapada,
disfrutando,
la malicia del desenlace; ¿no le parece divertido qué seamos tan pocos los qué bailamos?; mientras todos corren, por ahí adoloridos por la granizada de sus credos mundanos/ ¡Estos pandilleros, le metieron el mantra equivocado a la hoguera!; rules of the stupid radicals, ahora la revolución del mass media/ game over. Vendidos al sabor de sus fórmulas mezquinas.
El tiempo de lo inédito a comenzado.
No piensan, no estiman, no crecen, no cambiaron nada.
De tanto gritarle al vientre odiando; la wawa nació con retraso estructural.
Poquito de por aquí; neoliberal, poquito de por acá; más neoliberal,
pegados al televisor, mutilando lo derecho y lo diestro; por ser palabras confabuladoras de la derecha internacional. Plus; man nitro.
(¡Punk pollito!)
¡ Bolivia, ha muerto el neoliberalismo; pero le rinden culto al consumismo
quebrando todo principio de ser necesario!; - ¡Boom; (death) brain/
/o/ genocidio [neuronal]! -

¡Cabrones, pariendo tiranos cada descuento, en cada esquina, embriagados, evocando una estúpida idea, enterrando la grandeza de una nación tajante,
libre, arrogante, lúcida, culta, independiente y armónicamente diplomática!
Pax in terris, en las fronteras, en nuestras circunscripciones,
en palabras reales. (¡Da lo mismo nove!)
Gobernadas con simpleza.
¿Aún quiere participar de está danza?; [la cabronada expansiva ironía del ruido.] Ruido limpio, ruido inédito.
Nuevos acordes, tiempo para explicarle al centavo, su rol ciudadano.
Tiempo de paz, tiempo nada tibio.

Sin llorar/ zappateando.
No hay dos sin tres, y a veces uno es impar del otro;
Es necesario romper el cosmos para descifrar el misterio.


¡Sus labios son candela, están emparentados con el lejano amanecer!
La luna está en su punto… ¿usted sabe algo de las musarañas? * –

Danzón/ las palabras terminaron en su punto.
¿Musarañas?

La rosa: ¿Eres vidente?

– No. Soy pobre y carezco de imaginación; soy un cobarde y no tengo la fibra para perseguir mis sueños, agallas y altura. Si me comprendes, sabrás bien que esas palabras tienen muchos significados, pero para mí los sueños son solamente lo contrario a lo que vivo; siendo niño pensaba en eso. Es decir, bastará con que yo quisiera algo para que fuera totalmente lo contrario. Llegué a pensar que pensando calamidades mi suerte sería adversa, pero… se amplificaban. Definitivamente nací sin suerte…

La rosa: Veo a través de tu rostro; es muy triste, no tienes alegrías a borbotones. ¡Veté!; no me agradaría encariñarme contigo y luego opacar mis pétalos con tu sangre pesada. Ojala el destino se apiade de ti.

– No lo creo. Adiós.

La rosa:¡Espera!; antes termíname de contar la historia de tu amada, el granizo y ese beso único cicatrizado en tu corazón.

– ¿No te preocupan tus pétalos?

La rosa: Mi curiosidad también puede amargarlos; se amable sin rodeos, directo, concéntrate en las imágenes necesarias nada de palabras rebuscadas que pretendan ser inteligentes, percibo que no eres muy listo; y el lenguaje merece mejor trato en labios inconstantes.

¡Zapateando!; levantando polvo,
las musarañas maquivelizan está contienda; enredando los hilos serpentinos del rey araña, la princesa de las tinieblas, el emperador y la emperatriz del conocimiento bélico térreo . Pax. Rock.
Rosa/ espina y coliseo / ¡Rokeando hasta el fin de los tiempos!
Libertad, libertad e impura quimera;
de las musarañas, desafinando el final de una era.
¡Viajando; al más allá cada día, esquina, pantomima y la colgadera nuestra de cada día! iíMQ
cada día iíMQ Agitan la cabeza contra el viento.
Kabhoom rockerista de principio a fin.

IM e HQ;
Son dos musarañas.
La rosa: ¿Pero que hay de ti?; ¿no buscas un bello presente para tu amada?

– Mi amada en cuestión no es real, no tiene cuerpo está metida dentro mío; y la verdad es mi compañera; por azar y carabelas raídas. Yo amé mucho a una bella chica multiplicada en mil miradas. Sin embargo los años marchitaron este sentimiento borrando y destripando todo criterio; en sí, no aprendí de este amor, no crecí, la perdí. Dejé de ser. Un día profundo, de granizada, pensaba en ella, en palabras que pudieran alegrarla, su risa mi pequeña Rosa; su risa ¡es maravillosa y cautivaría cualquier corazón enamorándolo por completo!; no tuve el tiempo y la cercanía para conocerla y extrañarla, poco a poco fue convirtiéndose en un ideal, un sueño. Soy de esa clase de personas que no pueden soñar…

Las musarañas hablan el idioma de los detalles.
Son la misma chica al reverso y anverso de este verso.
Una tiene sangre vasca, la otra sólo tienen el IQ agitado.

IQ e Im; bailan en noventa grados.
Son musarañas que comprenden los aciertos.
Enredando al rey araña en su red.
Mortificando a Kundalini; bailando con los puñales sueltos.


Im; tiene una bandera pirata, el parche de pirata; la pinta de pirata, es pirata de noche; pero en días nublados, tiende a ser tan hija de su tierra, reventando piñatas a tientas. Corsaria completa y compleja musaraña explosiva; ¡toda musaraña dueña de sí misma, tiene una escaramuza de genialidades enredada en los cabellos!.

IQ; simplemente, carece de cordura. ¡Very crazy musaraña explosiva!

– ¿Cómo eran los besos antes?; ¿tiene alguna importancia el pasado en el romance?

– Los besos de antes; no son los besos del pasado; son aquéllos que no nacen. Sueñan en ser, eso los hace distintos. Tengo que irme. Agur.

– ¡No te vallas!; necesito aprender muchas otras notoriedades del romance. Por favor siéntate y cuéntame historias de sueños, sueños-besos, novias y declaraciones.

– ¿Porqué tanto interés?

– Hay una vieja leyenda entre nosotras, las rosas; una historia de un viaje, una partida sin retorno. El amor egoísta no se desprende de sus inseguridades y permite dejarse llevar por aguas intermitentes que no se doblegan ante un beso verdadero confundiendo amar con recordar. Puedo sentirlo, puedo sentirlo…

– Me intrigas, es la primera vez que una rosa me cuenta algo. Compártame tus sentimientos; puedo asegurarte que en ellos encontrarás muchas más repuestas. Déjate llevar por las palabras, aflojando los vientos necios de cada soneto regular amenazante sin luminarias fragancias de las ampulosas imágenes regaladas acordé a una historia.

La rosa: Soy una rosa azul; extrañamente hermosas, nacemos cuándo una pasión termina y se estima por las lagrimas regaladas. Las estrellas aplauden al vernos despertar, agitan luces de todos los colores para alegrarnos. No pasaron muchas lunas, fuimos visitadas por una Maga; grande entre los suyos, las maestras jardineras orgullosas nos presentaron una por una. Alegre y emocionada la maga cubría de elogios a mis hermanas; al mirarme suspiro algo pensativa, si bien las maestras jardineras nos enseñaron que seamos amables; el ímpetu desbordo en una pregunta; “¿hay algo malo en mí, señora?”… me miró con gravedad, sentí miedo; en el poco tiempo que llevaba despierta ya conocía historias de sus hazañas y cómo está dicho: “no te entrometas en asuntos de magos, son astutos y de cólera fácil” pensé haberla molestado u ofendido, antes de que pudiera pedir disculpas, sonrío con ternura diciéndome: “Entre tus hermanas eres tú quien me preocupas; temo que el destino te tiene guardada como ofrenda de amor; y me duele mucho pensar que serás arrancada para ser obsequiada; me intriga saber si tal amor te merece, no quisiera que resultes lastimada”.

– Los grandes amores sólo necesitan de una palabra para crecer inmortales…

Segundo acto
Granizada.
[Para entretener a la rosa con la historia, se ha montado un pequeño teatro de marionetas]
“No siempre sigo la ruta de un buen perdedor”
Loukass