11 abr. 2008

viaje por la colgadera

































Observatorio Introspectivo:











¿Sabén cuantos cadáveres son necesarios para saber contar a mano?Un sabor a lo lejos.










Creo.










Crear.










Saber soñar.










ste mundo dónde estoy perdido.










Palabras mayúsculas.… Muerto?; incompleto¿


A mi nadie me robo abril; me dieron muchas dosis;
para acorralar recuerdos; la pequeña Lucrecia.










5 años.










Tenía un mes; cabía en mi mano.



Trece campanadas, la madrugada, esa contestadora de todas las operías juntadas.

Pasábamos los días.
Las noches.
Ronroneo y palabras.
Ella egoísta y ególatra, escuchó con sus ojos de belleza perfección; Las historias de la Roma antigua, donde se jugaban los poderes.

Entonces fue cuando ella creyó; ser completamente
Lucrecia Borgia.

Pequeña niña;
Se que estás en paz.



Lucrecia Borgia I
10-4-2003 2 007



























Viajar.






Las dagas de las heridas, las propias e infantiles carcajadas; sustento coloquial de los años; que no saben nada; nada

,nada; nada de nosotros; los aferrados, afectados, a las sobre dosis de pensamientos, que no esperan los años; que se retuercen inspirando todos los infiernos místicos que nos da la reverenda situación de intranquilidad; con respirar…

Respirar; aferrando las nuevas; antiguas; y respuestas fallidas por dignidad de refutar cada fracción terrorista de nuestra historia.

Recordar.-

“subir;
Sufrir.
Lentitud”; ayer, esparciendo, partículas de miradas perdidas, los saludos y las nuevas tendencias en la locura, no opcional, festejando las sombras; como sorpresas, estancadas; con los claros y oscuros…

Oscuridad.
Tranquila, contando estrellas en su manto, reflejos y nuevos delirios profanando nuestros, sentimientos, los nuevos y viejos, con ternuras y esperas;
4:44 pm.

Tropezar.
Una y otra vez. Recordando.

Creando, un sonido inmerso en las latitudes, de la respuesta insatisfecha consigo misma; en su calidad de profecía.

¡Altanera concordia, con la alegría que nos da la sutil espera de señales, andares, viajes, suicidios literarios, esperanzas, tornados, entrañables y contagiosas. Lluvia constante!

4/4/2006.
10 años.
(Texto extraído de los apuntes personales del Peyo #cuaderno: “punto Rojo”)

No hay prisa.
La seguridad e intranquilidad, pugnan un nuevo motivo, siempre y cuando la idea, no abrasé la simplicidad.

Sobre lo complejo.-
El poder del ser humano para destruir un ecosistema, lo posesiona en un a contradictoria posición de paranoia.

¿Falso o verdadero?

Editoriales Zanta Magdalena





presenta:





























Don Lic.:
Presente.-

05:06. pm.
12/04/2008.

En estas contradictorias historias, donde los principios parecen multiplicarse; llegando a puntos, donde; nos detenemos; quizás dementes…
…No hay final, las dudas al fin; sin fe; son los agujeros de la colgadera, finita, y triste, multipolar, contradictoria, esperando.

[(Viaje por la colgadera)].

Permítame contarle los motivos, por los cuales; debo rechazar apenadamente su invitación.

Motivo 1.-

“Los pensamientos más queridos son los que no siguen ningún patrón de comportamiento similar”.

Hace mas de dos años, que me la he pasado, en los días de fiestas, sentado en las aventuras; que sepultadas tras los libros, guiaron los principios, directo, a mis pies, seduciendo, los ojos con contiendas. Anarquismos románticos. El tiempo, holgazán por excelencia, sabe que cada movimiento es una ternura y una contradicción, al mismo ayer, como las impresiones que no callan; los, austeros y decorados significados; seguir, y traducir sus propinas para contradecirnos al mismo tiempo. Esa tranzada vocación de contornos; los espejos. Miro los espacios habitados, como los justos y los buenos motivos parecían inalcanzables, que las razones; solo varían de significados, para endulzar un poder, estorbando los festivales alucinados.

Realidad floja en comentarios, seguros y contentos; observando los kilómetros de santificación que no evaden las misteriosas miradas;

Sabe mi estimado señor, recuerdo un pasado lejano, cuando las calles cochabambinas del Amigo en común que tenemos por votadera felicidad. No era el calor una sonrisa, los paseos en concordia y crucifixión soberbia al fin separaban los atolladeros; ríos al pie, los mariachis, camisas extrañamente ochentenas, delfines y sin sabores. Mundo gitano de moretones.

Saber observar.
Contemplar.

¿Permítame contarle un sueño?












Por ignorancia siempre pensé, que el amor ideal supremo de una sociedad copada, de sobre nombres, para ejercer los pasos, con mareos elegantes, lo de revés y sin plan; de la junta, sonrisa espacial. “todo es marciano”.

Granizada.


Truenos, cerros.
Nuestra altura nos envenena de estrellas, de cercanías con la Luna, nuestra pureza y extraída arrogancia. ¿Será posible que una mirada cambie por completo tú destino?

Colores; sonetos impregnados con los estados.

Lo medite en secreto, cuando topaba la mejilla a una nueva bofetada; por que en el juego de los corazones, solo encontraba escaleras mal contadas. Tropezaba cuando daba nuevamente la vida; evocando musas, y creando falsos romances; solo para sentirme seguro, de esa torpeza que es la pasión creyendo que al no logar entenderla; sin tener que donar el cuerpo al argumento, saldría ileso de la locura.

Plan imperfecto, y me alegro por ello.

No quiero extenderme.
Al grano:
Hace dos años un temor se apodero, una cercanía, un imaginario repleto de señales colores, y paseos vistas y paisaje; no estoy seguro lo que decía su mirada;
¡Por que mi buen primo se trata de una nueva obsesión!
Por eso es hora de viajar.
Por esa mirada.

Sin importar que la vida, se quede en el Oriente; en las aguas repletas de misterios.

El sueño era muy despierto; cosa extraña en algo que no duerme sin trastornar algunas neuronas; mirando fijamente al calendario supe que aparecería cuando los días sean perfectos, por que Abril traía esos buenos augurios.

Contesté el teléfono.
Nada del otro mundo; otro modo de ver las cosas.
Saludos cortados, presentación disonante, los arquetipos bien guardados; avenida, duda, pregunta, aceptar, sí me parece normal. Luego saltar. Espera eterna, sonrisa, mirada clandestina; sus ojos. Luego quede silenciado, y firme un documento; toque la ventana, bebí la despedida. Llegué a casa y les conté que me voy por un mes de la civilización.


Extrañamente a seguir delfines rosados.

Perdone pero la flojera de contarle los otros motivos; me despido, esperando no se moleste; para evadir su ira; dejo un recuerdo agradable; de la colgadera, con las luces, las señales, los destinos cruzados, los misterios de la luz, la oscuridad. Los ronroneos de mis gatos, los discos, las bocinas, las gentes apretadas, la vida de concreto desencanto….

Atte.-

Pedro Peyo Peyote Pj Javier Ramos Terrazas RTPJ-444


La colgadera divina es saber que cada momento regresa a un punto donde; el tiempo ha de morir, para quedarse en la eternidad de su encanto

9 abr. 2008


1942 -1952 - 9/4/2008


Movimiento Nacionalista Revolucionario de Izquierda.
MNR-I

Saluda al Movimiento Nacionalista Revolucionario.
MNR

8 abr. 2008

1



Nuestra Señora de la Paz.




Hoy 8/4/2008

En menester a los 100 años que cumple hoy


The Stronguest.

Como obligación, y como paceño.

Me uno a su hinchada, dejando atrás mi antiguo equipo.



¡¡¡Larga vida al Tigre!!!