9 ago. 2008

Solo espero que tu respires
Yun solo beso eso se sentirá
Hay un momento para el deseo
Y yo no quiero sentirte así
Déjame sufrir
Un momento junto a ti
Mirándonos los dos en medio del huracán

No reces al sol Loukass

1-2-3 palabras al viento.
Silencios y misterios del callejón.
Mas o menos, al calor de la noche. El sol y su eterno resplandor.

– ¿No es la luna una falsa canción?

–Sólo cuando llueve sin sentir las cercanías del dolor al momento menos esperado.

Radio tentadora: Buenos días sean bienvenidos al manicomio trapecio, inaugurado con restos del sabor troncal del fuego, evaporado en los años menos, quizás, con dedos sellados, al borde, ¡aferrando un sentimiento de lunas averiadas en todos estos años!; ruta terminal La sabemos cuando llegamos sin verdad, luego, abrimos, la caja torácica abierta. Pulsando los latidos del tiempo quejumbroso. A los pies del recuerdo evadido…

(…)
Trancapechos.- Alimento sublime de las altas tenciones modulares gastronómicas Cochabambinas; finitas, intranquilo, voluble a todo volumen. Silpancho. Papa. Arroz. Huevo. No obstante tal manjar, es una metáfora del peligro ancestral de enamorarse en tales tierras. Ya qué cada encuentro “tranca el pecho”; con vital emoción fulminante.(..).

[Con el gentil auspicio de:]

(… detrás del viento, hay un momento eterno)

1-2-3 misterios desorientados al vacío.
Mitómana encrucijada de la carcajada; doblegando los juegos prestados, del entorno social democrático; ¿?; no confundido con la serial introspectiva del delito anímico. Querubín gustoso del sexo grupal, entre animales, politizados, gentiles, o desorientados. Las nuevas tuercas para verte. Luego de dos años, suplantando recreos.

La palabra: sexo, vende de antojo al gusto, y luego muerde, sin saberse amar antes de tiempo. Quizás las mañanas del sol, naciente en fervor reluciente, sepan restar cada fracción terrorista del amor infantil que peca de sincero. O mejor aclarado; de cobarde, temor a una mala caricia y no quedar en pie. S.

¡ssssssssssssssssHhhhhhhhhhhsssssssssssssssss!

[(… es bueno confiar en el deseo, no pensar y dar ese pasó al beso…)]

Uno de verdad. Certero…

El viernes, de cuaresma, las reacciones de las alergias; a quien se deba saber; cómo lo soles de la calamina, que me miran; cuando quieren aprenderse de memoria los reflejos… cierto y no de adentro del espejo.

Todo sea por reflejo; por distancia. Por nueva Maña, por ayer, los nuevos, inventos de está colgadera; espiral que miran a lo lejos; cerca, juegos del momento, están contrariando la colgadera infinita y esperanzadora, con “los tipos” de sustentos, acrobáticos, deslizados al paraíso piñata, que… cualquier ñata; o Ñatita, respira su aire. Nuestros buenos aires. Nuestra La Paz. El bolivarismo terco y parco, la mañana sempiterna.

Sea,
sed.

Ser. Un recuerdo, perdido.

Línea.
Suspiro.
Décadas.
¿La mía?
A donde puedo huir, de mi historia.
De mi soledad.

Escapar contra errores. Que insisten en padecer de horrores.


Pero parecer.


Es tan mutuo, es como ir, de la mordida soñada; al vago intento “serial”; cada giro, mirando una sombra.



Buscando.



;¿Buscando una mirada?;




¡Egoísta!




¿Qué es el egoísmo?...





guíame
guía mi cuerpo muévete
alista el deseo
por que solo sentiré ardor, solo seré algo tuyo, cuando termines con los sueños y acerques el cuerpo a todos los argumentos planteados.
…y lo húmedo, seamos nosotros derritiéndonos.

Lluvia pagana.
Estrellas, y cielos entrelazados; miro al cielo, las estrellas, no me dan consuelo y busco seguir amando las distancias; mi corazón dividido por partes, tiene muchas dueñas; cuyos nombres se adueñaron de mis momentos, de mis adicciones, los rencores.

Los años.6. Despacio; la zona de los desencantos, la cruz y la espada. La rosa y la Espada. No supiste ganarte su amor, tontuelo.

Fue el sabor del mango, lo que me trajo a este trago.

Siempre se preguntaba que recuerdos quedarían en su mente. Quizás eran recuerdos vacíos, un rompecabezas que después de hacer ordenadamente y con paciencia durante toda una vida, se había empezado a desordenar pieza a pieza, al chocar contra el muro del Alzheimer.

Esbozos - Ana Belio http://anabelio.blogspot.com/

Un trago dulce, como puede un amante certero abrir su alma, cuando su dama; élfica o vampiresa; no suspira con su recuerdo.

Suspiro y terminales.
Juegos y malos finales.
-Silencios.

Esa noche.
Solo esa noche, solo ese momento, mi querida dama, mal nombrada anteriormente; me sentí vivo.
Los años, no la dejan partir de mis recuerdos, fuí feliz.

– ¿Por qué escribes?– Para parecer aparecido; desapareciendo detrás de mi pobreza… pobreza de ser humano.

Amando los silencios.
El viento y lo que no hay.
Caer.




Fármacos

En

vías

de

Legalización

CanNabis

(F.E.L.C.N)





Radio tentada.- Hermanos, todos convencidos en Cristo, y no en los último literarios fugitivos de una generación en degradé. Participemos en la sopa colectiva reencarnada sin ningún fenicio sustituto enclaustrado. ¿Sabes usar guiones?; inyectados de intenciones, gracias al gentil auspicio de FELCN; para su producto: “punto rojo”, presentamos una lectura de las coliflores liberadas. Poemario testicular, congénito sin jugos gástricos orquestados alrededor de un momento ventanal.

¿Pero realmente evadimos recuerdos?: no estamos creyendo que el tiempo, filtrando al insomnio devuelve las tertulias que no dieron resultado, tratando de concretar una declaratoria firme de sentimientos reales; ¿alguna vez le dije:¡¡¡te amo!!!?; tal vez sí. Pero al punto anotado, contratando neuronas frescas de remordimientos, decir tal disparate es una manera de saberse querido en el momento verbal extraído con tal agravio al lenguaje corporal, impredecible con tal lunar, y luego tal lugar, cual grada panorámica del silencio trivial, sin poemas fracmentales, calles disueltas en politizadas distancias. Rancias en todo momento. En cierto momento vi la luna roja, salí del cuerpo queriendo seguir tu rastro, tonto, bien tonto. Yo a mi mismo me encaro, con tal de evaporar está sensación aleatoria de “yo´s” cambiando cada cierto humor. O nueva negativa biliar del silencio/pasadizo/ripostado, enterado o menguado, si tales palabras existen; somos niños creciendo yo andando tras la luna roja, ¡bien opa!, era Marte pasando lentamente, enseñándome que no puedo amarte correctamente.

Sin ese afán que sabe soñar a lejos, cuando tengo que entregar un nuevo silencio; pensando en nuestra villana apuesta que oscureció el abrigo de ser primero un buen amigo. En lugar de arrebatarte las risas que solo yo puedo sembrar en tu mirada. Quizás ahora no menos, y menos quizás ahora, que en los buenos tiempos. Si me permites tal frase triste, adulzada con malas ficciones que no esperan sentir las miles de repeticiones. Tal vez en verdad no este dormido, solo silga creyendo estar a tu lado, como el sueño adorado, cuando te paseas pro el bella e inalcanzable. Los ecos de la vida me destiñen la conjetura moderada atrapada en la kilométrica resignación obediente al caos simulado con radares…

¿radares?

Ahora bien se podría decir que en el nivel neuronal no existe el amor, y que enamorarse es un epifenómeno basado en complejas y profundas interacciones fisiológicas

Kant y el ornitorrinco Umberto Eco.

Las luces enfrían cada insignia que pueda haber situado este aparato entre las muestras oscuras; que en un principio nos resuelven algún misterio pormenorizados de cantares averiados, di en verdad; se entrega la artimaña de andar despertando sin querer o haber aprendido a hacerlo. Mañana supuesta y no elevada, sin drogas ligeras u otras rasgadas miradas con los parpados hechos silencio. Enciendes la radio para saber si aún tenemos planeta por el cuál preocuparse, quizás, no, quizás, sí; pero al final eso puede rentar algo nuevo (como los hoteles adictos al turismo de náufragos conceptuales); escribiendo juntamente con los epitafios sobresalientes, un millar de fragancias remotas que no esperan saber nada del nuevo día y se inclina, ¿¡nuevo día!?; maldición. Dianas del cuartel acorralado tres pasos al derecho canónico oxidado de la esquina. Ruido metálico/no muy sepulturero. Rifss forzados cuando se trata de acaramelar los sólo de paranoia congénita del contestador averiado, que emite señales de vida sangrante en literatura moderada. Despertador y desarmador a la mano, olvido rezar las vísperas, sintiéndome mejor quiero drogarme. Solo un poco, nada del otro mundo mientras los noticieros intoxican la mentira. Pobrecilla, no se lo merecía. Mi calendario vasto en días patéticos enciende la rutina con los nuevos maniatados recovecos estatales abiertos del enigma recontando en lagrimas de sandía y venas abiertas sustituyendo las manos atentas.

Mi madre duerme tranquila.
Un señor patina en cinta, verde con letras de Confucio (falsificadas, hermana, falsificadas).-

Con agravios facebookeros. Está tratando de ligar con las muelas. Nada de esto pescando resfriados, cubeta y botas, y ese tipo de gorro estrafalarios; “menuda agitación peyorativa”; los goles de la selección mortuoria, las técnicas deportivas afiladas con trampas. Luego del desayuno, café con sal; tostadas frugales militantes del silencio estancando la presentación aburrida e incluso insatisfecha con la fechoría de la narrativa contemporánea, me gusta el desorden; que sí lo sé. Pero pretendo no tenerlo en cuenta ya que de tiempo las teclas se encuentran con este viejo habito de andar amándote despierto. Sea el caso no en un día como este. Si me puedo sentir atento teniendo por ello mares juntos, cuando veo cada gusto aleatorio delo momento / comentó/punto parte/alianzas afrancesadas por las terminales nerviosas, eso, eso, eso, mierda, eso, que sea lo que sea, pero eso, me da “de” eso, un beso, ¡no!; eso, ya sabe. No importa solo quiero queso radiactivo. Decrecer la arrogancia ya no muy bien lúcida como adolecente tardía. Cuarto de siglo, pillastre involuntario, si en todo caso, eso, sirve de algo, cuando ya no puedo fingir con las resonancias del colegio más próximo al desastre afiliado con los viernes nada zantos. La mujer ideal hecha de plastilina. ¿mosh; o pandino retrasado. Da lo mismo, cuando eso, que tenemos entre manos… ¿cara de masturbarse?; a menudo. AM. Y de actitud postgrado medio. Intelectual barato. Timbrando los sobre nombres de la patria para mis adentros, tratando de morir de un como intestinal, antes de abrir la puerta. Saludar, aguantar a cuanta vecina por vencida mía se de la vuelta en eso, que no era para mí atento celofán crustáceo un queso pormenorizado. Rimando como rapero noventero, eyaculando las mitigadas influencias Joeycianas e insanas de la ciudad abandonada, a su sola suerte; “paz y amor. La paz y su amor. Hacer el amor en un buen Motel de la Paz”; sin baritas con fotógrafos karmas esparciendo flashes incómodos, cuando se trata de una danza inocente de mí mamá me quiere cuando tomo la sopa de verduras en el desayuno.

La mamá del Peyo.- hijo mío; ¿otra vez pensado en esa chica?; soy tu madre. Es decir, no ves las publicidades de Sprite. En hora buena que ya no veas tanta televisión, cuando eras un chiquillo comodón burgués, y comías hamburguesas Clap; sáltate fuera del ascensor amenazando al gerente con atraparlo, por que eras un caza fantasmas. Vamos Peyo, peinarse no es tan malo. Si esa chica te viera con los ojos limpios de lágrimas postizas, con un corte moderado de actitud grunch. Estarían bailando juntos algo propio de los enamorados morados del frio de estar besuqueándose hasta altas horas de la noche; ¿comiste algo?; ¿dormiste en tu cuerpo?

[Bajón literario del renombrado asunto]


Radio tentada.- Ahora que tenemos en algo su atención pasamos a resumir nuestros titulares, de la fecha congénita. Pero tenemos una llamada…hola, hola arroz con bolas de ajenjo;¿Cómo estás?; ¿Quién se supone que eres?; dinos digamos, pero luego danos la mano saludando al julio. ¡No!: perdona de Julio el gran día. ¿Agosto, la patria abajo cada 6 de agosto?, mala fecha, mal nombre, por lambiscones nos llámanos Bolivia. Y los estúpidos chuquisaqueños no aprendieron la lección. No pueden asimilarlo, doscientos años, entre lagunas y juntas vecinales del nuevo mundo tercer en escala política conflictiva, pensamos en serio con los dados cargados… muy buena elección, ahora los dejamos con el grupo “al descubierto tarantinesco sin cuenta en Facebook; coro tres, opus 7.com” (punto)

Estéreo incorrecto/ los payasos que salen de las paranoias, mueren de pie
Delante su cañón mutante, saludando al enemigo con una piedra filosofal, si tal, cosas como “eso” tiene la bondad de existir/reparando la alarma del despertador.

"[(Macrotips de antimanagnent CREARE)
I. Buscar la idea “big bang”

Las ideas, al igual que las burbujas, flotan. Las burbujas en su elemento natural: la cerveza; las ideas: en el debate (Socavónica dinámica de los fluidos).
Una idea precisa en su entorno puede generar otras más que se traduzcan en acciones. La búsqueda de la misma en una fase importante del antimanagnent CREARE; aquí llamar a la idea “big bang” requiere de una serie de braistornings y mindshakings conducidas no precisamente por la misma persona, pero en lo posible en el mismo lugar (Socavonismo in citu)]
"


Modelo básico de antimanagnent CREARE la otra forma de actuarIlijic Crosa YerkoResonancias de una generación / Análisis del accionar juvenil (1996 – 2003) Experiencias “CREARE” y “30 no son 30”. (varios autores)

¡Está nevando!

Eso significa que el cielo, si se cristaliza estará pensando en cómo caernos en cima.

Ya lo decía yo, se traía algo entre nubes, no puede ser tan gentil con sus azulejos cielo, todo el tiempo, inspirándonos tantas malgastadas maravillas. Si en ese caso esto se cierne sobre nuestras cabezas. Odio los días que no tiene la menor idea de donde vivimos, en diciembre a merced del veranos vemos tipos en cuenta foros y de rojo, barbones canosos con sacos esperando robarse un niño viable en la venta de órganos humanos en el mercado negro gótico. Creo, no puedo afirmarlo.

[&]
Lo sé –menos.-
Ayer, dormido, me recogí del tratamiento de autoestima. Situé varios momentos felices de mi vida sin nómbrate, tenía la mente despejada y en todo caso lo que estuvo por nuevo toleró horarios jodidos. [&]Captando una nueva idea con los miércoles que olvide, tolerando la lactosa sin estampillar n a ningún nutriólogo entre todos los impuestos que pueda orientar al precipicio tronando los dedos y necesitado e sentirme aceptado; me infiltré en la primera fila que pude ver, por allí, sin seguridad corporativa evitando que todos los vagos del mundo se cuelen por ser creativos.


[&]

Todos tiene trajes armados con los restos e cerebro no dañado por usar Gel, creyendo con buena fe, que tal adefesio capilar resuelve la falta de respeto por el mundo común con nuestra musa femenina constante. La señora de los periódicos, la que vive en un constante periodo onírico, todas ellas vivas, en sabiduría, pero muchas veces a merced del machismo….

Secretaria: Buenas tardes. Como está. Me parece usted, viene a ser uno de nuestros clientes. Dígame cuál es su experiencia laboral. Ninguna, vaya, en sí todo es mucho. Pero bueno, según este papelito usted parece un buen chico, novato en cuanto a amar se refierte. Pero bueno, ¿supongo vien por lo del trabajo.

Peyo: En realidad quería saber si estoy dormido,

Secretaria: Es muy a menudo, con la tecnología podemos satisfacer sus más últimos caprichos.


Observatorio introspectivo: ¿Sabes qué día es hoy?

Trasmisión orientada por periódicas paranoias insolubles en risas: no hay menor rastro de tal evento. Tal vez nunca es hoy. Me vence esa idea, quizás, solo sea un suspiro. Nada existe.

Existencia.- Bisagra adelantada al contenido numérico del fresco entuerto.

Hora 20;
De la mañana mucama se da la misma entrega, cuando llena de respuestas.
Hora 22; ¿viste a ese tipo?

La chica de la hora 23: Estoy segura de que nada en el mundo tiene un vital sentido para ti. En fin, no soy más que un trasquilado evento de líneas sueltas, sin coreado afán de adquirir los villanos segundos dobles que muerden los labios vaginales con eterno respeto. ¿Qué sí vi a ese tipo?; cada mañana desde hace algunos años. Lo tengo grabado en la memoria, levanto la caja de dulces agrios y está allí rondando mi cabeza. Quizás seamos lo mismo. El me está inventando con un dialogo modesto. Y yo solo estoy describiendo lo que creo, de él, cuando lo sueño. Si saber destilar un herida moderna, sin causar daños modestos. No lo sé.

Ella levanta la falda, y mira con rubor el tatuaje de un cuaderno rojo. Son sus poemas tranquilos durmiendo en la entre pierna que nunca fue seducida sin un buen tratamiento de palabras melosas; destinadas a madurar en todos los nombres eléctricos. Recuerda un trazo del anzuelo teatral característico en la escena moderna, congénita y tripp. Justo Capilar. Limón sin dolor, al calor del gusto pop, popurrí, mi-do/Pepsi; con sal, con limón, con alcohol. Fracasado gemido terrateniente. Judío, pero nunca jodido, con burbujas, buenas rolas, Tengo varios amigos que usan rulos picados. ¿Sombreros y nada más?; me da igual.

(Abre al cuaderno; hoja fisgona rasgada en lugar de estar anotada; con una jugosa tonada elíptica desvistiéndose al clamor de la guerra borrosa, contra mil mares suturado) [:]

Hora 44.

Telón abierto. Conforme se abre el telón se ven partes de una ciudad perdida, como si toda introducción fuera parar a ninguna parte. El personaje no tiene mucho aire en la mirada. Termina de abrirse el telón, el teatro estañado cubierto por nevados. Cerros lujuriosos quizás, puede aplaudir as i mismo al doblar el espejo. Las luces se encienden. Son verdes, y pasan muchos carros funerarios arrojan muerto a las butacas. Apagón en la ciudad ficticia; ¡miles de naves extraterrestres pierden su rumbo estrellándose en el parlamento. Todos los técnicos ausentes, emiten votos por el criterio profesional, logrando recovar la inventiva de la cotidianidad latinoamericana… total para una nueva versión I-pod la humanidad este extinta y bajo tierra, escavando túneles, para encontrarnos con los ancestros caóticos. Fu-man-chú y Carolina del Norte. Pero la Sureña es mucho más patriota cuando se viste de gala porno. Si tribus nómadas que persigan los años vistiendo monos con seda. ¿Por qué le dirán mona?; es uno de los tanto misterios del personaje. Quien no espera otro grito en la historia y busca luces rojas. Con ese aspecto la secretaria mira la sutil predisposición del público a un viaje colgado. Tramita sus encantos y regresa al principio del corte notario. Baila para sí misma en la cinta, luego fría regresa a su postura retorica…

Secretaria: como trataba de decirle estimado señor, que no recuedo haber conocido en otra vida, debe llenar este formulario.

Peyo: ¡No puedo!

Secretaria: Entonces me obliga a ponerme fea y sacudir sus recuerdos.

Radio Sordomuda.- Buenas noches mis camaradas de la hora, menos mona, de la tela vestida sin sedantes. La próxima canción es un hit entre los recuerdos, pero no da más top-ten, teniendo en cuecas formidables “fusionadas” con las madrugadas encantadas, es mil años. Y no llagas atómicas. Será en vida, pero nunca mentira de la metida de pata sin tapar este frenético movimiento nocturno de pasadizos.-

[Soy muy pobre
para poder amarte
no tengo una moneda propia, no tengo carro,
y constantemente tengo catarro
pero te quiero.

Te lo digo, muy sincero
sé que todos estos años son pañuelos mal doblados
ya te digo que soy un pobretón.
También como recordaras sufro de tontera crónica,
me gustas mucho, eres mi pesadilla preferida

Adoro despertar contigo en la mente;
no tengo una moneda limpia, tengo deudas y sufro de paranoia.
De grandioso no tengo más que dos osos.

No tengo futuro, no sé si mañana estaré en pie.
¡No tengo nada!; solo la mirada atenta a tus gestos, la tinta los dedos de cartas que nunca fueron geniales, para dártelas junto con mis labios sellados, quiero escucharte toda una eternidad reír.

Ha pasado mucho tiempo; para que te diga; que yo seré el único en algo tuyo.
Quizás hace años, podría haberte dicho que nadie te haría reír como yo.
Quizás hace años, podría haberte dicho que nadie te amaría como yo.
Pero eso sería mentira, no tengo nada bueno que darte, nunca tuve un presente para ti.
Ha pasado mucho tiempo; para que te diga; que yo seré el único en algo tuyo]

1-2-3; trizas de las suspiros que no emiten contienda. Los días de la moderna reverencia al computador. Hey, mí nariz sangrante sin líneas blancas recuerda que el Mortal Kombat no s tan fetiche del antagonismo recreativo, orientado por los juegos gástricos que descomponen la territorialidad. Sin banderas, sin restas, o sumas. Las distancias son causales y monótonas.

1, 2, 3; palabras al viento sin tiempo que no espera un beso, tan solo uno.

1.
2.
3.
Tu nombre de Diosa.
Las rosas engañadas.
1-2-3.- Flores violetas contentas con estas palabras, en la ciudad.
1-2-3: versos que no dieron la resaca del momento, con todos los falsos argumentos, con las mentiras y los miedos. Las pesadillas; recordando la fiesta, los pasos de baile, la chica ebria y el monologó de la felicidad. 1-2-3; tenía miedo de acercarme y tomarte por la cintura, depositar mi vida en tus labios, trazando con mi piel una vida nueva en tu espalda, acercándome sin miedos.

Tenía miedo.

Un día caminaba, contando catedrales, las sombras del moderno recuento de votos; revocando los mandatos del deseo, buscando una estrella fugaz sublime. Camine sin saber dónde ir, luego seguí amándola, cómo quien persigue las caderas del justo y atorado deseo, colapsando sin llenar lágrimas nuevas con versos de mil días geniales. O esos días geniales. Aquel hermoso momento. Aquel penos encuentro. Las citas a medias, tacos cafeteros, mosquiteros entumecidos por nuestros pasos, las rojas coincidencias, el empanadeo fortuito de medio segundo.

Pero hay algo que nace en mí cada mañana cuando tengo, las dudas en la muleta y sacudo sus polvorientas grietas buscando algún significado; ¡entre años de cerca y tan lejos, sin sentido!

Miro lo que no hay dentro del espejo, me desprendo de los miedos; miro dentro mis ojos buscando algo de los tuyos para seguir soñando despierto, con días que tengan algo humanos, y profundo para entregarte algo mejor, único.

[¡Perdona que sea tan repetitivo!]

Tengo miedo, de que todas estas palabras sean para ti un segundo fracasado de nuevo obsesionado.

(Ojala…
… sea una obsesión. Ojala
fuera combo de terapia y yerba.
Porque así este amor estaría privado de la redención)

Tengo miedo de la eternidad. Porque tu odiosa diosa cazadora que no creé en la matrimonio; lo digo en plena retorica troyana de caballos bloqueados en medio de la carretera informática, tratando de entregar todos los corazones que tu mirada despoja; a tientas tu belleza es la luz con la que puedes entregar un momento de magia, el placer de tu risa, cuyo sonido sigue en mis células cada día; evocándolo en todo aburrido espasmo descubro: [(… es bueno confiar en el deseo, no pensar y dar ese pasó al beso…)]: una idea: ¡Juré amarte por está y TODAS las eternidades!
No tengo una sola moneda.
Pero tengo la mirada despierta.

No tengo un buen futuro;
Pero tengo la cabeza llena de ideas. Tengo los bolsillos llenos de bromas, tengo las manos seguras para dártelas cuando quieras, puedo arrancarme los ojos y regalártelos, tengo las piernas dispuestas caminar por ti donde sea, tengo mis temores, tengo mis dudas; ¡No te conozco, no sé quién eres!; pero quiero la vida, de mil vidas para despertar a tu lado y descubrir algo nuevo en tu gracia esplendida; quiero lo difícil de lo bonito, para que lo fácil se pierda en cada desayuno, quiero que la verdad sea tuya, mi verdad tuya; ya que mi alma te pertenece, desde ese momento al teléfono…

[

Fácil es ocupar un lugar en la agenda telefónica. Difícil es ocupar el corazón de alguien...
Fácil es soñar todas las noches. Difícil es luchar por un sueño...
Fácil es prometerle algo a alguien. Difícil es cumplirle esa promesa...
Fácil es decir que amamos. Difícil es demostrarlo todos los días...
Fácil es llorar por el amor perdido. Difícil es cuidarlo para no perderlo...

(al parecer anónimo)
]

No te quiero. No quiero que me quieras. No quiero, solo vivo.
Durante años, he sido un cobarde, y un niño para recibir tu amor, he sido un cobarde. Pudiendo haber estado todos estos años a tu lado como un amigo verdadero y no un tarado remontando palabras. ¡Me perdí!; con el rencor de estar solo, de que el único amor que mi vida deseaba estaba lejos, y no posaría su mirada en este cuerpo.

¿Acaso no lo merecía?
¿Acaso no merezco tu desprecio?
Lo sé. Y estoy consciente.

Lo único que quiero es ser digno de tu amor; sin importar que me lleve una vida entera crecer para ser. Ya que cuando miro al espejo, del reflejo de cada espacio que me recuerda algo nuevo, y de nuevo algo nace, una fuerza y un don para seguir avanzando, caminando sin destino y tu nombre sellado en mis labios, cómo ese extraña cara de la luna oculta ante los atardeceres profundos... Tengo la incertidumbre amaestrada debajo de mi cama, los horóscopos cancelados.

Flor violeta: ¿Peyo me recuerdas?; soy el regalo de tu dama, quien gentilmente me ofreció a ti para acompañarte a La Paz. Olvida tu ciudad mística, y encuentra la paz en tu alma, sin necesidad de tu amada. Mira dentro de ti y busca algo maravilloso; lo que hace que sigas suspirando cuando ella aparece de alguna manera. Nunca olvides, no te fatigues; ya que debes recordar el daño de tus palabras soberbias y engreídas, nunca bajes la cabeza, nunca olvides lo tonto que fuiste; cuando hiciste que se preocupara por ti. Eso no es amor. Recuerda que vivir es respirar su nombre con alegría. Recuperaste el tono de tu voz, para cuando digas “te amo” estés completo.¡¡¡ y los más importante!!!; aun ella no te ame, todos los días rezaras a Dios por que sea feliz. Y cumplirás fielmente tu juramento; si logras atravesar esta vida, completamente digno, será porque aprendiste de ella a ser humano, a ser un hombre, a ser un mago, a ser un niño, a ser llokalla orgulloso…

[… y por sobre todo: a ser el Peyo…]

Hace dos años, miraba la ventana del portal místico, mi ciudad analítica de luces bélicas, profundamente políticas, girando con todo fervor, patrio e intranquilo, al momento transitorio, del elemento liquido. La noche se dio con la manzana incorrecta y una vez más en tu ciudad, la noche noica, despertó en la cabecera; ¡sin título de amante! Nada perduro tanto tiempo sin cenital evento, los brazos con heridas parecidas, y luego marcadas en un película indiscreta, pantalla y mala carcajada, de la calamidad testaruda que uno cuando uno por uno [metafísica numeral averiada (x) menos libidinosas y vidrioso exagerado]; iba deslizando mis pies, por la parte trasera de tu universidad. Vi aquel lugar, donde me diste un beso, cubierto de flores, no solo violetas, como si algo germinara desde aquél entonces; lo tome como una señal, sin preocuparme en desintegrarla con razonamientos; el veranos y la primavera pasa, la madre naturaleza, nada parecida con la mamá estimulada de los pitufos… Ver aquel jardín fue uno de esos pequeños milagros de la ilógica forma de amar sin pensar y solo sentir.

[plasmando recuerdos, solo entre noches entumecidas]

1185 palabras a la retina.
Con cintas de metal; la noche no termina. Los sueños son lentos con un aletargado aroma plebecito en dolor fragante. Sin una y otra jurada resonancia de ideas. Dormido sin duda. Creo, estarlo, ojala no uno de esos sueños con ternos, o medias pantis, o un grupo de marineros abrazados de un truhan de la tuna española. En verdad tan bien postergo lo dirimido sin motivo alguno, de lujo. “coca cero. Zero coca-cola”. Pastillas para la toz. Love. Love, jarabe tentacular de esas tontas y agresivas palabras, retocadas a lo menos camino por un laberinto nublado nuevamente. Como todo engendro moderno sin sitios in vitro. Damos de lo mismo, sin llegar, a ningún sitio. Ella es decir, tú, apareciste en mi sueño soplando algo nuevo; ibas de viaje, y te detenías / caminábamos juntos, te tome en mis brazos, y era feliz. Debo admitir que también parecías feliz, se que era un sueño y que no puedo decir, que seamos el uno para el otro, aunque quería decirlo, pero en la verdad uno debe aprender que quizás si somos el uno para el otro, es cuestión del destino juntos, si tal espacio se da alguna vez; tú hablas mucho, solías hacerlo; siempre que recuerdo nuestra primera conversación no puedo dejar de sentir cariño por tu padre. ¿Importaba tanto que uno o el otro tenga la lengua desmedida?; locura intranquila, sobrando lo que no es. Tenías que irte, me sentí mal la noche llego, y de pronto me vi durmiendo en la puerta de la residencia presidencial. Esa parte no tiene sentido.

De pronto, en el piso, pasan muchos automóviles, yo quisiera dormir un poco más cerca de cera; ¡es normal!; tengo miedo de qué algún ebrio me averié el careno con su carro: Y perdería mis neuronas, las trágicas y las consentidas, deplorando cada inyectado recuerdo de amor y serios momentos a su lado. Créanme ustedes… ¡sí ustedes!; todos los conductores atorados en este encanto terminal no pueden ir atropellando personas; por muy estúpidas que parezcan durmiendo en la puerta de la residencia presidencial. Sí sirve de algo, yo no tengo la menor idea de que está pasando, para no variar… olvide todo.

[¡Hola! Soy yo... la chica del autobús...

¿Recuerdas?

¿La última gira?

Bueno...

La información no es conocimiento,

el conocimiento no es sabiduría,

la sabiduría no es verdad,

la verdad no es belleza,

la belleza no es amor,el amor no es música,

la música es LO MEJOR...

La sabiduría es el reino del Saber (que está extinguido).

La belleza es una corrupción fonética francesa

de un adorno de cuello actualmente en resurgimiento...

(Packard Goose Joe's Garage Frank Zappa)]

Recordé que los niños de los barrios vecinos, en carnavales ensayábamos guerras por si algún día tendríamos aviones y tanques llenos de aire plutónico; y podríamos invadir cualquier lugar; nuestras pequeñas escaramuzas nos dan en la jeta. Crecimos rompiendo vidrios a globasos, pensando que seríamos buenos chicos e izquierda aptos para todo tipo de manifestaciones. Crecimos sin entre guerras del agua. Guerras del gas. La guerra del Anillo. La guerra de las galaxias. La segunda guerra mundial. La tonta guerra de los sexos; abriendo nexos con los puros instintos de ser y seguir yendo. Las calles me conocen como quizás nadie, he vivido en tanto lados, llevando mis posesiones en la mochila, durmiendo en el pienso de las tías buena onda, en un momento; en otro, brujas temibles. Abandoné toda secuela de estudio y camines, por todo lado. Aprendiendo que el tiempo muchas veces pasa lentamente. No llegue a ningún lugar. Nunca tuve donde pasar la tarde. Camine, sin saber dónde ir, seguí mis pasos contaminándolos de ideas, estrelladas por esa retorica realidad. Quise caminar a Cochabamba. Me gustaría caminar nuevamente con ella, tomado de la mano. Caminaría una vida a otra por conseguir una flor para su cabellera gladiadora. Aprendí a caminar nuevamente esperando ver el lado oscura de la luna, invocando sea mensajera de mis sentimientos, tratando de entender la ventana que pueda arroparla con un beso tierno mientras despierto un nuevo motivo para amarla, de los miles de segundos que pueden contar con alegría perpleja.


Una sombra: Hola Peyo; ya que estás recordando. Mírame bien y dime como debo regresar al tiempo donde éramos felices.
Viajo sin querer hacerlo.
Colgándome en todo reflejo;
Que contenga parte del destello
evaporando todo codicioso deseo…

El diablo del espejo: En eso te veo, como estás tratando de moverme sin artefactos lujuriosos; estás devorando nortes, del justo espacio. Perfecto. Eres un niño soberbio y ególatra, quieres sorprender a tu aldea, quieres ser un genio, para ganar la admiración de los habitantes; ¿empezar por tener el cariño de tu amada, no sería mejor?; encantador modo de seguir dudando, vamos levántate del piso abre tus secretos, deja de tenerle miedo a las ventanas. ¿Puedes levantare?

¿Por qué habría de hacerlo?
Me levanto cada mañana pensando en ti; mi vida menguante. Musicalizando el asunto de estar despierto sin orillas nuevas alrededor de los ojos, marcas de llantas, o cicatrices románticas; escribiendo lo que recuerdo. Estallando en lo que añoro y volviendo del secreto retomando mis cuerdas vocales como espejo horizontal del cariño pormenorizado al aire que respiro.


¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¿¿¿¿¿¿ES POSIBLE?????!!!!!!!!!!!!!

Hay un error en esto, debo consultar, con el concejo editorial catastrófico que emite pulsaciones; alrededor de mi organismo, de repente sin previo aviso, estoy muriendo muy convencido en lo que digo, sintiendo agrado por todo lo que piso, algún aspirando intento fallido de ventolera toscana andina corregida, medio, intenso, volviendo sin toallas, o las menos mojadas, que no eran lagrimas, sin techos pesados , o cielos cayendo encima, peligro ligero, toxico corpus infatigable; murallas luminarias corondas como tablero encima de las damas, chinas, muy chino, la muralla artrítica, vendas al mediterráneo, mares e insofacto, del infarto medico que no tengo seguro, me duele la muela, y sigo respirando; viendo niños, en todo lado, jugando con cabezas de repollo, no por favor, las verduras, son amigas, no comida, no se las jueguen al destino terco. Meditando o sediento, lo enredado al revés sin asiento seguro en la catedral rota, emigrante sureña colgada, sin terca fractura modular en palabras señoriales, cubriendo delirios juguetones, coloreando animales míticos, desdoblando argumentos, volando discreto, drogándome con una llamada telefónica, aspirando las líneas letradas, mirando las pantallas, corrigendo perfiles, persiguiendo diosas cazadoras que no quieren cazarse/para/ que ella al darse vuelta me diga: “hey Peyo, ve por otro lado, solo soy un mito terrenal neo marxista colonial insatisfecha con la divinidad”, buscando a la chica terrenal, cuyos ojos me dan una respiro milenario, encubriendo fuera del espejo lagrimas penetrantes, respirando tranquilamente, planeando como estar a su lado, pensando en algún nuevo plan, tratando de no parecer tan infantil, la próxima vez que hablemos. Las flores me dan risa, las nubes medan risa, las brisas me dan risa, todo es hermoso, el tipo que sale del trabajo, incluso me parecen agradables los seres humanos, todos ellos, ¡abrazo a esa señora; no sabes cuánto la odiaba!; todo me parce bonito, incluso los dobles de la mantequilla, tengo que gradecer a dios, por seguir respirando. Y eso es extraño.

Estoy levitando, veo la ciudad, extraña, de actitud hormiga, despareciendo poco a poco; no tengo una maquina voladora, si no un latido persistente. Me doy cuenta de algo; ¿Tal vez ella podría amarme?; es imposible pensarlo, ¿comprendes?; tal vez sea alguien; a eso me refiero, no soy solo un perdedor destrozado por la vida, quizás, incluso pueda tener en las manos una cometa; encarno sus adornos, y me doy cuenta de que puedo ofrecerle pese a ser un pobretón:

Estrellas nuevas.
Risas completas. Días mágicos. Realidades conversas. Mis manos para caminar, mis labios para callarme y escucharla. Mis ojos si necesita llorar. Mi compañía madura. Mis infantilismos. Los recuerdos. Mi historia completa. Todas las verdades que pueda darle. Artefactos luminosos. Poesías rítmicas. Toda historia que pueda dedicarle. Canciones esporádicas mal cantadas. Tesoros inigualables. Mi amor por todas las eternidades. Mis quejumbrosas molestias. La cordura. Todo lo que pueda conjurar con nobleza. Actos humanos, heroicos. Confusiones sublímales. Mi cuerpo, la sangre en todo lo que escribo para ella. Mi mente atenta a sus deseos. Todo mi ser, mi alma…
Estrellas conocidas.

Farol – tiempo – pasadizo – fe.
Me gustaría seguir en las vidas anteriores.
El semáforo que en rojo, no da tiempo para cruzar, es decir, me complico enredándome, pensando en cosas sin sentido. Rojo. Fui comunista, no. Me gusta el rojo. No. Bueno casi digamos que si…

– ¿Le molesta que le cuente mi historia?; no la veo muy contenta, y algo aburrida.

– Por si no se dio cuenta soy una estatua; tiesa y aburrida.

Definitivamente en estos días una conversación cuesta más neuronas que sentimientos; los focos del semáforo, los carros funerarios, las petas, las patrullas de policías, pasan. Ellos avanzan yo miento para quedarme quieto, sin un posible aumento de tiempo, por el restante perdido. Soplando silencios, miro como el sol martilla cada nueva vertebra con (o sin) cáncer múltiples de los fósforos acrílicos goteantes o l – l – lo_lol_/lo/ cool. Cel. ¿cel.?; ring, dong, ming: lo, estorbado mundano, con un aparatejo con celulitis vibratorias, ¿no es muy estúpida esa clase de personas?; quiero decir, ruidito, ruidito e incluso gemidos, con tal de ser sobresaliente en la efemérides yugular, clasificando contaminación acústica como emblema moderno del retrato salvaje. Piensa usted; si usted, pero valla la menuda penitencia drogada con hípermelodramas vivales urbanos mal educados viales. ¡¿HEY?!; no Help. No ple-ple-ple imitando un cantico frantuché oxigenado a menos minos, líos en torso… Si pretende seguir mirando me con cara de ayer no hay verduras limpias ni duras, uvas drogueras punkis, militares o militantes, gazpacho o trucha ahumada en sahumerios miles, sin por doquier. Do. Mina. Sí minita de oro eso de estar mirando; intimida e imita la humanidad forajida con actitud de mimo trasquilado. ¿¡Qué!?; o mil. Es decir, milla. Digo mil, a mil, no millas mil, vil, quizás, pero intriga fonética esa que me representa en fresa pormenorizado con toques de adulto contemporáneo. Mitiga si. Sin ver así, como usted, dice aquí:”hey estúpido es tu telefonillo móvil sonado, tronado y colmado llamándote, ¡¡llama, la, lalla, “lla”; la, la, la, tra, la, la, la; llama, imilla bien linda, ha, ja, aja; no creo que sea una jovencita cachonda!!; contesta ahora, sin la duda que ilumina la máquina liposuccionada de esta encrucijada moderna del asfalto antiguo testamento férreo a tradiciones nómadas”… piensa avanzar entre todos los autos, los robóticos y los mecánicos adhesivos; tendrá suerte si llega vivo al frente, pero antes de eso, está esa jerga del buen ciudadano no piensa usted en eso, como puede serlo y no ponerlo en vigencia sin pensar ni un instante que... ¡¡¡krash!!!... hic. Pobrecillo. Por idiota se lo digo, ya que no tendí ni “jota” de lo que usted me dijo, ahora, se va quedando sepultado bajo las llantas, poco tejido, nébula a poca; los niños de la vereda del frente le toman fotografías con su teléfonos celulares; ¿irónica la frase?; pero moderna sin duda, cuando suban todas esas imágenes a la red como: cabeza “como” pipoca reventada, contra una hummer contorsionista .be. bip. El celular de un idiota con hipo… ¡A, bestia soy el idiota!

NOKIA: Señor Peyote Ramificado.-

“¡¡¡Sabe cuanto tiempo mal invertido, en tratar de comunicarnos con usted hemos perdido!!!”

Yo: Señores de la voz interna del NOKIA.-

“no tengo la menor idea”

Los señores diminutos que emiten sonidos dentro el NOKIA: Usted “yo”.-

“estamos plenamente consientes de que usted no piensa; y por ende no tiene ideas”

Yo: al NOKIA ofensivo.-

“¿puedo saber con quién mierda estoy hablando?”

Todas las vidas del NOKIA: al Peyo, con patada voladora.-

“¡¡¡¡¡QUÉ!!!!!”

“¿Quién es usted”.- digo yo.

Dicen ellos.-“¡¡¡¡¿¿¿perdón???!!!!”

ACTO Primero:

Las salvajes voces del NOKIA cobran vida, saltando de la pantalla en forma ejecutiva con trajes desmontados.

Peyo: ¡ups!


Acto segundo; luego de ser amenazado por los empleadores de ser despedido; El Peyo se entera que un meteorito está por caer en la ciudad. Por eso, no hay luces verdes para los peatones. Democracia en vitro sin lugar a dudas. Pero bueno esa palabra “duda”, dura tanto, como esas canciones Zappatistas que no rolan ni molan, si no absorben en cada sintonía auditiva devorada con la simetría del instante. La realidad huele a mantequilla con mantenimientos sorpresa a cada fruta prohibida que se retoca en la garganta masculina, del deseo tibio e impar colgado en pensamientos hermosos luego de un soplo de “troyas” colegiados. En lo incompetente, no me quejo del trabajo que tengo; total no hago nada, y me pagan para ser el peón que custodia al caballo; es humillante, que importa, no hay voz ni creatividad estocada con cábalas perseguidas, durmiendo en lo íntimo, sin acción modelada en monedas coleccionables, ficcional gustando del mareo torero limpio que no impide seguir creciendo. Una noticia partícula victimaria sin flatulencias; hace poco soñando, ahora en realidad, veo como avanzan los tanques Rusos. Las mulas autonomistas. Peones iguales, a mí, pero felices sin mi vocación de alfil conspirador seguro de poder derrocar al rey. El velorio de la Reina, viuda negra, emancipada con todo el cortejo fúnebre. Carros festivos del intestino biliar anárquico que acompañan la muerte de la soberana. Caravanas de gitanos urbanizados, modelando toda clase de tripas llenas con impuestos no entregados. Bicicletas motorizadas en modas juglares festejando, tosiendo, molestando al cambio semafórico que nunca llega; mitad peatones, mitad conductores. Carromatos chapados en antaño, coleccionan “despacio (“s” [sin serpientes])”. Marineros que trasportan autos de buen gobierno sobre sus lomos. Migajas, en avalanchas de micros. Mini faldas en deportivos, encarcelando ricachones tontamente orgullosos de su hazaña. Coches brujos. Medias bujías sin precedencia. Autos sin llantas. Llamas de contrabando. El carro de bomberos repleto de ardillas. Los bomberos unos encima de otro, y todos en una patineta; persiguiendo su carro. Ricky y Lito en formol. El sargento pasto. Ovejas en patines. La chica chick chekeando a los peatones, para atropellarlos; me mira, prefiere no ensuciar su lujito conmigo, sigue y se va. Siguen pasando, la rana del juego, saltimbanqui la ranita; otro noventero melancólico quiere ser la rana. René le dicen, pero es un amigo muy avaro para comer jamos a diario; salta, de techo en lecho y cae arrestado en el descapotable del juez fregón; ¡hey tío asesino a la mucama limpia!. Batman tocando la bocina desesperado, tiene que salvar al presidente de un complot; de desespera salé del batimovil molesto pateando a todos los parlamentarios payasos, viejo, no es para tanto. Mono patines llevando la reserva del producto interno bruto tan rápido ni franco. Miss trancadera, tiene variantes en camioneta. La neta en comprimido histórico aureola pagana. Todo en lo que uno muere.

Estando esperando, parado depravando cada instante que no surge como Dios melancólico, del hurgado tradicional fisgón justiciero que huye del retorno mentado, sin darse en la frente; con pastillas de menta suave y noche protestante; silencio. No sublime. Arriba del hígado contraatacando las lagunas mentales… Como está sin duda, alguna de irse. Mirando atrás, escribiendo fundamentos pedeados. La limosna truncada con los vale todo en un atardecer mentiroso; ¿ju.ja.mí.jo.ho.ha? ¡Miente!; por no decir otra costra, en la herida creciente con años modelos, gimoteando contra toó, todo, toz, coz de estante mal tapado. Amor. Luego solos de paranoia, desojando margaritas. Quiere… quema… levanta… musicaliza, estornuda, y nunca se puede pensar en ella desnuda. Miedo, y temor, lo que dice en bajón, mega cuadrado anunciando torpes miramientos sin palizas respuestas, con jugadas diestras en saber callar los sermones al sol, por irse sin dejar un buen día… ¡un solo buen día!... nada de buenos días: señor, joven, niño, jovencito, patroncito pásame por la vereda, peón, muchacho apúrate con el mandado, llokalla atrevido, mete mano donde no sabe meter lenguas, mandadero con miras al matadero, niñitoy, hijitoy, toy freak, tontín, tintorero, lelo, torero de besos, toreando bofetadas, retozando agujas, modelo de cadáver comedido; ¿alguien me podría decir que tiene de nuevos?; perdón: buenos. Nada. De nada sopa y vaina, suplantando postres varios, de lo desvariado y me da igual ese juego redúndate que no emite señales discretas para emerger de una bue-nada-na literatura postiza, como losa injustificada sin silbidos sublimes. No toy, si toy. Noche semáforo en rojo. Sigue en rojo.

Rojo, rosa, las pantaletas indiscretas de a que la chica del porno site, sin ida, eran roj@s; los labios de mandrágora que tenía cuando besaba lo que restaba de su sombra en lo pardo, contraído; sibarita, sin ficción; como el amor, al rojo. Casi mi camiseta si la panceta en vino tinto como enrojecida. Ese sonrojarse nada constante.

Creo que ahora estoy sonrojado, aún codo me doy cuenta de lo enredado de estar vomitando estos pensamientos.
No puedo dejar de pensar en ella, y aun así remontándome a todas las veces que incluso nos vimos en rojo… no me doy por vencido, con este rubor enloquecido e lanada, no es ella, no es Cochabamba, no son las rutas agrias, no son los años de enamoramientos paganos. Mente y fe. Refrescando lo que no es ayer, sin verde, sin teñirse, en rojo, taladro paceño anotado, como sea, esa es la enigmática fragancia que no urde con las rentas del olvido a lo nuevo por repleto completo, sin estancar aún rodando lo eterno, meditando silencios nuevos, aún está calle implante deleitada con lo andante.

Sonrojarse.- asomarse con el rostro, en la ventana de un mundo femenino impredecible y hermoso.

¿Alguna vez tuviste esa impresión de estar en cámara lenta?; todo gira, pero no lo hace, ni una pizca. Ni un átomo en movimiento. Nada se estremece, mi semáforo está en rojo, luego muda a una especie de simbiosis con su entrono, las personas desaparecen, solo quedan los carros que no son otra cosa que luces en movimiento; puntos ausentes de toda textura metálica infringiendo con las carteras al espasmo lucido contra todo menester que no era diverso, ni absuelto, esa democracia representada de lo representativo de ir moviéndose poco a codo, mintiendo en su forma. Tocando fondo con lo que no está expuesto.

Avenida.
retrospectiva simbiótica que no tiene otro tentativa;
mas que no arder en polvareda menguante, inventa la saña de la contracara hirsuta del pavimento.
Cayendo…
Pensando en estamparse en la pavimentada concreta resolución térmica callejera.
Mirando tu cuerpo caer, por un puente.
No es un vacio avenido a menos, ni venido del inframundo.; tampoco esa sutil…
Avería.

Esa flotante melancolía diurna me dice que no es, e intriga para parecer adorable sin sentir que los mundos están devorando pantanales oxidados, como duros; o ese estado de yuka cantando bajos las monadas y vertiendo los insomnios al retraso del galante afán de facto, tendido bajo cero, invierno andino, sueño térmico, sudando placeres orientales; brinca valluna y niveles de nicotina inseguros; si en todo; ¡cada edificio acaba con nuestras frentes!; es lo que nos hace diferentes, estar idos todo el tiempo; figurando convicciones sociales arrepentidas; para encajarnos amores pastosos; luego tropezar castrando meditaciones útiles: mi yo consiente atrevidamente, quiere cambiar esta película, con margaritas de hojas impares; por que las ilusiones son medicinales; no son. Quién sabe. La realidad del amor, apresando ideas, si ella te ama, tú la amas, si ella no te ama; o vaya saber que diablos estás haciendo, sólo cantando bajo el cielo, esperando, sin saber su amor. Gira. Todo el tiempo, aburriendo la pupila con su tramposa palabra, esfera placentera sin concretar las ciudades alumbradas con pasteles planetarios.





PRESENTAN:

























































15 may. 2008

Sin sentido I

Dedicado a;

Yerko, Sebbas (2).

- los recordares & posteriores andares; los 90s, las calles; 1996. 2006.-

¿La izquierda es cool?

- No viejo. No. Es bien bonito ser de izquierda.










I

“Doble Sentido”.





– Sin más esperar; los salados espantos
contaminados de sobre nombres
mal arropados –

Espera sin justa tentación
un mal día,
-o entiéndase mal tentado-

Copado de malos
augurios festivos.

Para solventar nuestra entrampada…

– Respiración…

Sé aparecer
algo puro,
y domesticarlo.
¿Quiero CREAR o RECORDAR?
Solo frió, solo hielo, solo eso, estar atrapado, en un minuto y salir corriendo, ese mismo segundo / muerto de haber aparecido, parecido a si mismo…

Del espejo, como bien lo sé.
Como son los truenos.

… y al final, todo, solo diez años. Solo 25, solo veinte.

Una década menos.

Reinventando espacios
solidificarlos.
Quiero quemar; todas las señales.


-o-
4:44_pm.
Señales, o espejismos sean ocultos. O pensamientos oscuros – permanentemente abiertos; por un mal disimulo, de austera templanza. Sean; o no sepan.

Permitiendo doblegar evidentes… sin… “Sentido(s)” correspondiente al segundo levitante

Postrando todo fundamentalismo ante nuestra figurada inexistencia-

-o-

Peyote Ramos.

La Sunta; municipio de Santa Rosa. Provincia Gral. José Ballivián Departamento del Beni; el lejano Oriente.

11 abr. 2008

viaje por la colgadera

































Observatorio Introspectivo:











¿Sabén cuantos cadáveres son necesarios para saber contar a mano?Un sabor a lo lejos.










Creo.










Crear.










Saber soñar.










ste mundo dónde estoy perdido.










Palabras mayúsculas.… Muerto?; incompleto¿


A mi nadie me robo abril; me dieron muchas dosis;
para acorralar recuerdos; la pequeña Lucrecia.










5 años.










Tenía un mes; cabía en mi mano.



Trece campanadas, la madrugada, esa contestadora de todas las operías juntadas.

Pasábamos los días.
Las noches.
Ronroneo y palabras.
Ella egoísta y ególatra, escuchó con sus ojos de belleza perfección; Las historias de la Roma antigua, donde se jugaban los poderes.

Entonces fue cuando ella creyó; ser completamente
Lucrecia Borgia.

Pequeña niña;
Se que estás en paz.



Lucrecia Borgia I
10-4-2003 2 007



























Viajar.






Las dagas de las heridas, las propias e infantiles carcajadas; sustento coloquial de los años; que no saben nada; nada

,nada; nada de nosotros; los aferrados, afectados, a las sobre dosis de pensamientos, que no esperan los años; que se retuercen inspirando todos los infiernos místicos que nos da la reverenda situación de intranquilidad; con respirar…

Respirar; aferrando las nuevas; antiguas; y respuestas fallidas por dignidad de refutar cada fracción terrorista de nuestra historia.

Recordar.-

“subir;
Sufrir.
Lentitud”; ayer, esparciendo, partículas de miradas perdidas, los saludos y las nuevas tendencias en la locura, no opcional, festejando las sombras; como sorpresas, estancadas; con los claros y oscuros…

Oscuridad.
Tranquila, contando estrellas en su manto, reflejos y nuevos delirios profanando nuestros, sentimientos, los nuevos y viejos, con ternuras y esperas;
4:44 pm.

Tropezar.
Una y otra vez. Recordando.

Creando, un sonido inmerso en las latitudes, de la respuesta insatisfecha consigo misma; en su calidad de profecía.

¡Altanera concordia, con la alegría que nos da la sutil espera de señales, andares, viajes, suicidios literarios, esperanzas, tornados, entrañables y contagiosas. Lluvia constante!

4/4/2006.
10 años.
(Texto extraído de los apuntes personales del Peyo #cuaderno: “punto Rojo”)

No hay prisa.
La seguridad e intranquilidad, pugnan un nuevo motivo, siempre y cuando la idea, no abrasé la simplicidad.

Sobre lo complejo.-
El poder del ser humano para destruir un ecosistema, lo posesiona en un a contradictoria posición de paranoia.

¿Falso o verdadero?

Editoriales Zanta Magdalena





presenta:





























Don Lic.:
Presente.-

05:06. pm.
12/04/2008.

En estas contradictorias historias, donde los principios parecen multiplicarse; llegando a puntos, donde; nos detenemos; quizás dementes…
…No hay final, las dudas al fin; sin fe; son los agujeros de la colgadera, finita, y triste, multipolar, contradictoria, esperando.

[(Viaje por la colgadera)].

Permítame contarle los motivos, por los cuales; debo rechazar apenadamente su invitación.

Motivo 1.-

“Los pensamientos más queridos son los que no siguen ningún patrón de comportamiento similar”.

Hace mas de dos años, que me la he pasado, en los días de fiestas, sentado en las aventuras; que sepultadas tras los libros, guiaron los principios, directo, a mis pies, seduciendo, los ojos con contiendas. Anarquismos románticos. El tiempo, holgazán por excelencia, sabe que cada movimiento es una ternura y una contradicción, al mismo ayer, como las impresiones que no callan; los, austeros y decorados significados; seguir, y traducir sus propinas para contradecirnos al mismo tiempo. Esa tranzada vocación de contornos; los espejos. Miro los espacios habitados, como los justos y los buenos motivos parecían inalcanzables, que las razones; solo varían de significados, para endulzar un poder, estorbando los festivales alucinados.

Realidad floja en comentarios, seguros y contentos; observando los kilómetros de santificación que no evaden las misteriosas miradas;

Sabe mi estimado señor, recuerdo un pasado lejano, cuando las calles cochabambinas del Amigo en común que tenemos por votadera felicidad. No era el calor una sonrisa, los paseos en concordia y crucifixión soberbia al fin separaban los atolladeros; ríos al pie, los mariachis, camisas extrañamente ochentenas, delfines y sin sabores. Mundo gitano de moretones.

Saber observar.
Contemplar.

¿Permítame contarle un sueño?












Por ignorancia siempre pensé, que el amor ideal supremo de una sociedad copada, de sobre nombres, para ejercer los pasos, con mareos elegantes, lo de revés y sin plan; de la junta, sonrisa espacial. “todo es marciano”.

Granizada.


Truenos, cerros.
Nuestra altura nos envenena de estrellas, de cercanías con la Luna, nuestra pureza y extraída arrogancia. ¿Será posible que una mirada cambie por completo tú destino?

Colores; sonetos impregnados con los estados.

Lo medite en secreto, cuando topaba la mejilla a una nueva bofetada; por que en el juego de los corazones, solo encontraba escaleras mal contadas. Tropezaba cuando daba nuevamente la vida; evocando musas, y creando falsos romances; solo para sentirme seguro, de esa torpeza que es la pasión creyendo que al no logar entenderla; sin tener que donar el cuerpo al argumento, saldría ileso de la locura.

Plan imperfecto, y me alegro por ello.

No quiero extenderme.
Al grano:
Hace dos años un temor se apodero, una cercanía, un imaginario repleto de señales colores, y paseos vistas y paisaje; no estoy seguro lo que decía su mirada;
¡Por que mi buen primo se trata de una nueva obsesión!
Por eso es hora de viajar.
Por esa mirada.

Sin importar que la vida, se quede en el Oriente; en las aguas repletas de misterios.

El sueño era muy despierto; cosa extraña en algo que no duerme sin trastornar algunas neuronas; mirando fijamente al calendario supe que aparecería cuando los días sean perfectos, por que Abril traía esos buenos augurios.

Contesté el teléfono.
Nada del otro mundo; otro modo de ver las cosas.
Saludos cortados, presentación disonante, los arquetipos bien guardados; avenida, duda, pregunta, aceptar, sí me parece normal. Luego saltar. Espera eterna, sonrisa, mirada clandestina; sus ojos. Luego quede silenciado, y firme un documento; toque la ventana, bebí la despedida. Llegué a casa y les conté que me voy por un mes de la civilización.


Extrañamente a seguir delfines rosados.

Perdone pero la flojera de contarle los otros motivos; me despido, esperando no se moleste; para evadir su ira; dejo un recuerdo agradable; de la colgadera, con las luces, las señales, los destinos cruzados, los misterios de la luz, la oscuridad. Los ronroneos de mis gatos, los discos, las bocinas, las gentes apretadas, la vida de concreto desencanto….

Atte.-

Pedro Peyo Peyote Pj Javier Ramos Terrazas RTPJ-444


La colgadera divina es saber que cada momento regresa a un punto donde; el tiempo ha de morir, para quedarse en la eternidad de su encanto

9 abr. 2008


1942 -1952 - 9/4/2008


Movimiento Nacionalista Revolucionario de Izquierda.
MNR-I

Saluda al Movimiento Nacionalista Revolucionario.
MNR

8 abr. 2008

1



Nuestra Señora de la Paz.




Hoy 8/4/2008

En menester a los 100 años que cumple hoy


The Stronguest.

Como obligación, y como paceño.

Me uno a su hinchada, dejando atrás mi antiguo equipo.



¡¡¡Larga vida al Tigre!!!

12 feb. 2008

Período onírico.

Los martes.
Los cuellos de Seda.
Las señas postizas…
recuerdos/extraviados,
noches delincuentes.
Los martes solía ser feliz. No se por que.


Por qué

Cuellos de seda, lagunas románticas, cuando los labios pudieron acercase con suficiente consonante; yo.




Yo; los martes, quería ser feliz; sentir que vale la pena haber nacido

…¿Este, y la torta?
No vamos a comer torta.
Cumpleaños comestibles.
Sabor añejando – persignándose,

a, un tiro, carnicero.
Crece; las envenenadas
disculpas.
“Perdona Olvide cumplir años”
– ¡olvídalo!, empieza a extrañar toda esta dolencia adolescente.






con el auspicio de:
Fármacos

En
vías de
Legalización
CanNabis
(F.E.L.C.N)



-comprimido onírico-









Seguro. Cortes/sangrantes,
sedantes estampados.
Esperanza/rancia utilidad.
4/1/1983: malgastando dióxido de carbono.


A manera de prologo.-
Jueves, de asalto; pecador, en lo de lo otro, viernes; con otro Cristo cruciado, crucificado. Día menos, geniales inventos, muertes pirómanas. En las palabras que no me dan ganas; para asediar, asesinar; quieren una muerte rotunda y solo justificar así, de esta manera incompleta; los estados que te dieron al recuento de señas, señales falladas; eres, soy, soy un fracasado andante…


A manera prologando un suicidio rentado.-
Cumpleaños. 25 putos años. Monedas menos, cabello faltante, obediente retórica anímica expansión feliz, indignación orientada, sedante, pasajero restante. Sueño. Miedo. Credo/noctámbulo. Fiesta; ¿Cuántas fiestas de cumpleaños tuve?; recordado. Si muero alguien recordara este caminar fatigado; quejante, flojo, sin importancia. Soy, ¿era?, un genio, abatido con sueros a los ojos recordando cada día malgastado. Maltratando sueños, esperando restituir los elementos, fluir. Reventando. Yo no quería vivir, quizás no lo se; no sigo, envenenó espero calma y trágica constancia. Vidente en venta; sed, fatiga. Quiero. 25/ ¿Fracasos?... Cuando yo quiero, todo el mundo parece ponerse en contra; Dios es un cretino. Cuando YO quiero: efecto contrario. Quería a Maria José; dualidad cabalística Mary Jane; nastí. Tal vez en verdad solo sea aceptar, aceptar que no soy; yo quería ser cineasta. Buena onda familiar, conseguí un trabajo, sin pensar en mis garabatos: cuidando una puerta. No tengo pasta, para ser camarógrafo, no veo bien. Fuera de foco. Todo el miserable tiempo, tampoco me interesa estar enfocado en ser periodista. Yo quería ser cineasta. No quiero Empezar de cero. No, y no. Prefiero ser un blogstar ¿Cuánto tiempo lleva serlo?


&


Radio y Televisión Por Joder
(RTPJ: 444)


2005.

Un día normal. Chaleco, pantalón, peinado absurdo. Pintita intelectual Miller; trópico capricorniano. Veamos; inventas una idea creyendo ser: ¡”emo-prendedor!”. Sí, pero no. No. No. ON/Off; solo soy un vago justificando mi tiempo libre. Anónimo demasiado homónimo de peyorativo transitorio. Buscando clavar la yugular a la vida. Comedido desencanto con las palabras; conoces una chica, cualquiera, ninguna, solo sabe esto: no hay mujer en la faz de la tierra que quiera fijarse en fracasado como yo. No lo eres. ¡Sí lo soy!; enredo todo. Todo es muy poco. Llevo semanas encerrado en casa escribiendo un puto cuento; y; luego cada enlacé, ir a los cretinos puestos cyber cretinos-malolientes/típicamente Bolivianos/ (recuerdas ese graffiti; [Unos nacen con suerte. Otros en Bolivia] / desdoblados “cafés” internet; ¡la mayoría ni siquiera tienen baño!)/mierda, escribo a mano, logró pasarlo en limpio, para publicarlo, feliz, feliz; lombriz, puta efemérides; hoy seá hoy 12/2/2008; no puedo abrir el puto malviviente archivo, llevo tres horas, ósea, 6Bs. Casi un Dólar, no un dólar, casi: ¡¡¡Y!!! ; ¡¡¡Y el cretino archivo, no funciona!!!; al borde de las lagrimas, sale un poema. ¿Un poema?; versos a consuelo prematuro. No; llanto majadero; algo en ese texto era místico, y: ¡¡¡¡ ZAS; SE CORTA LA LUZ!!!!; definitivamente Dios me odia; no puedo salvar aquellos versos. No seas tan egocéntrico; pudiste empezar de nuevo a transcribir tu cuentito; nada del otro mundo; Peyo, eres demasiado dramático. Tienes toda la razón del mundo. Está bien lo soy. Bla-Bla-Bla-emo-La/La/Bla. Conferencia. Emprendedora. Auditorio lleno: “somos los perdedores”. El sujeto a mi lado me mira extrañado ¡Yeap!; él si clasifico. Bingo. Pablo Mora expositor Chileno ¡Emo-cionante!; dos horas para decirnos como funcionan (y qué mierda son los blogs); trató de abrir uno. Complicado My/Space por un blog. Mix – retro/Mixmail ¿cursos para crear un Blog? ¡Madre mía!; tengo uno.


[Editoriales
Zanta Magdalena]:
Presenta:






FESTIVAL DE DESENCANTOS
(
Cuando los días dejaron de ser geniales)








Ciertas ideas han hecho su entrada en el mundo a título de errores y de juegos de imaginación, pero se han convertido en verdaderas por que los hombres les han encontrado después una base verdadera

Humano. Demasiado humano Friedrich Nietzche.




Radio. Radio trasmisor.- Averiado sentido de las ondas sinárquicas que entronizan una jaqueca pormenorizada.





Memoria de días extraños.




Los cuentos que no dieron un mundo nuevo, luego aparcaron, o parquearon sus sentidos, escribieron restos humanos, embriagados de; quizás, divinidad fingida. Suerte en los ecos. Estampando, todos; encontrado servicio sensorial averiado sin suerte oportuna; siempre que no se nombre las distancias, las avaras moléculas, que contiene recuerdos gentiles con todo desastre; naturaleza; “sin pensar”; lo inmoral, que puede ser destruir una ciudad, los vientos soplan del norte. Avería sur, estado anímico ratificado en un segundo momento increíble, tiempo apresado, esfuerzos desterrados; pensamos. Creemos. Luego desatamos. Furia. Simpleza. Grandeza. Inmortalidad. A querer otro tiempo. Mañana será otro día; otra ciudad, otra vida. Si muero. Si muerdo los dientes que tragan mi lengua, luego me dejo el pelo/cabello; crecer sin padecer, escribir una corteza terrestre, oxidando mis muelas, gangrenadas; con todos los putos poemas que no dieron lustre a tinta mentirosa; ¿cuánto cuesta intoxicarse con cocaína?; “señor presidente; vengamos como vinimos; usted, mi buen hombre, era un pisa coca/pasta base/ debe tener el dato correcto; un buen jale, digo: ¿En cuanto me vende la autonomía de las narices santas?”. Fascistas petirrojos; si son petirrojos, que mierda piensan que son; ¿soldados?; ¿los soldados colorados?; dan risa, son un tonto adorno folklórico, del mar cautivo. O mierda; otro porro, con yerba caduca. Estúpida 1008. Es bueno pensar que no le robé su sombrero a un benemérito extasiado, cobró un bono solidario; luego cita en un burdel cercano. No era mi intención; yo quería un beso trágico: “oye nena soy escritor; escribo sellos postales, los envuelvo con migraña, lagañas y publico recetas de: [lasaña astral]”. ¡Otro cabrón!; quieres matarme miserable; ¡Ven cretino subnormal!; ven, con todo y tus avales políticos; yo conozco a tu tío, a tu perro, a la perra de tu madre, a la perra que mordió tu puta sombra; no me digas, pero en hora buena parezco aterrado con los líos mentales, que me dieron este certificado de psicópata; si quieres uno, ven conmigo, vive en mi pellejo y sobrevive a mis colgaderas inestables. Quieres dar un paseo por el universo, nena de burdel bordado sin talento kamasutra; ¿quiere su sombrero?; que temperamento porcelana; está bien. Para que complicarnos. No le digo nada, plaza rotunda, palazo tumbado; ¡Bailemos!; ritmos afrodisíacos tragos reventados, eso es tragar ácido y haber vivido en los 90s sobrevivir, al fin del mundo… ¡No pongan esa cara!: se supone que soy el loser, que los hará bailar; imaginando como la oscuridad se los tragará, morirán chamuscados, tocando un solo de paranoia inédita. Agresivo, pastando senderos nada luminosos, esperando que la universidades cierren, entrar. Asaltar. Mal cantar. Trabajar. Explotar; niños en tuberías, ondular megalómanos espantos. Seré nuevamente candidato, al silbato mágico, que arde cuando trineos esponjosos croan asesinatos artísticos; sin sentido. Me da un doble vacío; ¿por qué no quemamos nuestras banderas?; me da vueltas la cabeza, y pienso vomitar, sobre nuestros próceres: ¡Traigan a todos!; del mas allá; que mis huesos piensan expirar escribiendo dolencias adolescentes. Refugio alternativo. Mi rastoso patriotismo es un señuelo derivado del fracaso espontáneo, no me crean rapero, por todos los míseros infiernos que he recorrido asustando a las musas; ellas escapan cuando me ven rabioso; cuando me ven romántico; cuando me ven desnudo; cuando me ven colgado: si bien sabemos que la noche es púrpura, contienda metaloide, pura intuición alcaloide. Misericordia literaria: no se los dije, perdón. Lo lamento mucho, caminaba. Si ese feo habito pobretón, tan crudo y nada genuino, salí de casa. Salí. Y luego vi como dejaron de correr los auto-parasitarios; separatistas, que quieren un estado delincuente; cuando tengamos suficiente sarcasmos enrolaremos mejores soldados, con soldadura mimetizada en otro síntoma punk; voy caminando, cuartel terrorista, nuestro vicepresidente ya dio otro valiente análisis. Lloverá ácido, tengo que compara una paraguas, dentro estancar sonrisas doradas chicos del barrio jugando al parlamento ¡Mierda es verdad!, necesitamos una reforme educativa. Prospera. Sin ficticio regular, bocado biónico que nos quieres estafar el FMI. Escucharon mis pensamientos (todos ellos); vienen con los juerguistas crónicos del blog oblicuo que no deja descarar mi martirizado intento letrado. Fe/reaparecer. Bus. Siempre hay u bus que sale a Cochabamba. Ruta cortada / venas substituidas. Lo olvide por completo. Siempre Cochabamba. Necedad VS necesidad; mortaja celuloide, el Viernes nuevo Martes; espere debajo de mi cama; monstruos descuartizados radicalmente, guión de lo atorado-espasmo renovados. Confusión. Si es verdad, no tengo la menor idea por que tenemos un monumento a Confucio. Supongo para dar buena vista social club / al tonto mandatario de turno, Pero no evita que sea este paraíso de mantequilla; se derrita por afán profano. Dianas, mierda. Trompetas. Estamos condenados, o que va, solo es el canciller con un psicoanalista, oreja al pasto, culo al dios de los cielos mencionado en el credo: “si señor canciller tiene razón; la Pachamama esta deprimida”. Inmediatamente nuestro gobierno azucarado emite un decreto marciano, obligando a nuestros vecinos a colaborar con la campaña por el: SI.Vomitar, expulsar cada sensación terrena, emergiendo confidencias donde mis justos seres amados, creyeron romper un taladro malgeniado. Genio. Paridad. Resistencia. Ficción. R. Toxica menuda, sentándose a mi lado; nuestra banca está completa, tiene señas de presidentes derrocados. Plaza Central. Centralismo. Bien, pero bueno; los paceños crecimos desviando manifestaciones, amputado ministros cuando compraron una mansión. Sabemos, bien sabemos. Hora. Kilómetro cero. Lamento Boliviano; ¿por qué diablos nos gustaba tanto esa canción? Veo una minifalda, lo lamento soy un chico católico. La sigo, quiero verla, no tanto poseerla, conocerla, saber de ella; las estaciones marcadas, dedicarle un atajo versado:

[.Caminaba si asombro
preciso.

Otra primavera empezaba,
todas las rosas
cantan,
detalles envolventes.

Esa era la mañana
sempiterna.
Quiero verte
caminando sin prisa.

La primavera terminó
nuestro espiral caducó.
Empeorando está suerte
de monologo.

¡Te vi pasar!
Conseguí una rosa
atómica
esa era la maña
imprecisa;
¡Qué nos encontramos
caminando indecisos!

Está primavera terminó.
Nuestro espiral caducó
indecisos
nos besamos.

Ahora soy tu marioneta
Ensayando
Besos atómicos.]


Sin embargó no estaba nada seguro; en esta ciudad nunca sabemos que estación nos pondrá a tono cangrejo; sin motivo, en nuestras lluvias algún momento veremos ese cielo oculto, manto estrellado, segundo romance. La veo desprenderse. Asustado. Peso botánico intranquilo. Lejos de mi casa. No hay quien me entienda, jungla simétrica, espera romperme los tendones/ eso nuevos conseguidos del muerto, cuatro cuadras arriba, asaltado, gritando. Culpable. Si. En verdad. Sabemos tanto y tan poco, queremos destruirnos con plumas fuertes, sin brazos o torsos moderados, republicanos, quizás anarquistas consanguíneos. Asustado volteo, mil recuerdos nos atropellan; dejando sedentarios, cada fragancia, contorsionada. Puertas. Rotadas. Sex and sitios refugiados. Bonita constancia humana. Tiempo en contra. Respiro suavemente en algún conocido espacio múltiple/plexo. Abierto. ¿Averiado?; marcas guardadas. Sal e un señor vestido venerando los labios sellados…

– Mire, jovencito descarriado, comprenderá usted; que la situación femenina requiere, mano dura, rubor mejorado, cobra levitante. Si no es usted espantador de inseguridades, encante la serpiente subterránea, y entonces venga con eso de amor bonito. Nada de faldas, que yo sepa es roció y concepción al mismo tiempo; si matar suspiros-. Dijo campante, cuando quise preguntar como era el rostro, cuyas piernas venia deseando a voz baja.

No medio. Me. Mi “feliz”; tinte jorobado. Baile de máscaras. Todo enredado. Cuando crucé la puerta del trabajo, encontré un memorando: ya no tenía trabajo, por dudar de la constitución masista/ nada/maoísta/nazista.-

[Entonces guisamos a mi hijo, y nos los comimos
II Reyes VI-IXXX

Me gusta cuando
lloras
Me gusta cuando
ríes


Experimento Humano Muñecas Rotas

)Caza de muñecas(

Me.
Mo.
Las vacas, o los tordos hacén/mucamas plastificadas.

Me – mo.

(o)

Torsos de Muñecas sabor a sanguinarias sanguijuela.

(a)
…Partir memos.
Memorando:
¡Una vaca muñeca -> esterilizada; sabé a tontos!

Gente tonta, con hijos tontos; madres tontas, pariendo
todos los tontos posibles.

Imposible; la vaca es madre.
Puta o Dorada / adorada o tabú.

Mi mamá me mima.
Un mimo estrangulo a mi pequeña vaca Eudora.

¡Mírame, punto!
La muñeca rompió sus vacas.
(Ubre & Barbie sin posé anoréxica)]

– ¡¡¡Hermano que mal fato!!!; entonces todos estos años que llevo fielmente inhalando… ¡¿Estuve consumiendo parte de los píes de Evo Morales?!

Busque como amordazar soledades, pero en finales recientes, solo pueden dar señas de vida; con unas sonrisas, pero mi egoísta pertenencia resiste, en moderar los comentarios, atrapan cada deseo. Es bueno salir después de todo; los jardines lucen agradables, no debí fumar ese yoink. No debí nacer en Enero, debería pensar en que dejarle aun posible heredero, Carga contagiosa; suelto los intento, miro, sonrió, son pesadamente atento; descubro que no tengo talento alguno. Sonrió, soy feliz, con/sin humos recolectados. Espacio. Voy despacio, resolviendo crucigramas de la alta gama; que emborracha toda resonancia magnética. Dados pardos. Sonrió cuando un niño me tima los dedos, lo persigo, par recuperar; el muy infeliz; los lleno de artritis. Sonrió; cuando quieren arrestarme. Multas en dosis permitidas. Estimado oficial… si está bien respetar la ceguera… no hay problema; de hecho si lo hay. Tengo que regresar a casa; invente una novia, con relato bien pronunciado… ¿Novia?; no que va la imaginación no me para tanto, pasé por mi blog, si desea comprobarlo… ella si ve… nove, love; es prestado… no es mi mujercita; tampoco quisiera tener una compañera y tratarla así… Compungida: adormecida en tristezas… “chirlazo”; no… me agrada, someter mi voluntad con efectos metaloides; cuanto tiempo mesa permitido desvariar esta resistencia infantil… aprendiendo a vivir, uno con el otro… mía, no es. Llevo mucho tiempo en esta vida, renunciado a todo; pertenecer….3450638 LPZ… soy paranoico…. Peyote, es un nombre como cualquier otro… si, exacto; mis padres eran adictos… ¿Quién le dijo que están divorciados por ser intelectuales de izquierda?... bueno, cuando eran tiempos neoliberales; era mucho mejor, digo, tengo un pariente en cada fuerza política… ¿puedo irme?; elemental ¡No estor complotando contra el gobierno!… imagine una manzana. Sana. Otro manzana, podrida; indistintamente; roja, verde, violeta… tampoco quise vomitar sobre “miss desastres naturales”; estaba protestando contra la tecnología, sabe tengo un blog… ¡Tampoco es para tanto!... si supiera respondería con gusto; pero, no tengo “lectoras”; todas las personas que entran a mi blog, son mis amigos, y en verdad los estimo mucho, si no fuera por ellos, estaría, solo Dios sabe… ¡¡¡Por todos los nada zantos!!!; hace un momento le dije que invente una novia, como puede pensar que tener un blog, puede ayudarlo a uno conseguir chicas. Esta usted bien loco… Señor Fiscal estamos en mundo donde las libertades son necesarias… lo lamento, mucho, mi abogado se ahogo viendo para acá; están lloviendo gatos y perros… en sentido literal… era una broma… escribo a mano… esta bien cretino; usted piensa que ya nadie escribe a mano, pues yo quisiera no serlo, n o tengo una computadora en mi casa…. Disculpe. Señora juez; pero me violento mucho el asunto… cartuchos para pluma fuentes; tinta… las micro puntas son muy caras… si pero, no… ¿ser un blogstar, no es un oficio?... Tengo una deuda en el internet, en realidad en muchos internets… me interesa la fotografía, como a todos, los que tenemos dos ojos… ¡Madre ya te explique que non es una demanda justa!...

Mamá del Peyo: No seas idiota; ¿tú no escribiste estupideces como esta?:





[Antes de todo: definir que es la política.




Conclusiones.-Primera en do menor del Peyo;




“Refutaré cualquier argumento no generacional que conduzca al estallido fortuito de una falsa revolución; trayendo como consecuencias paradigmas irresponsables”.




Argumentos nucleares;




El estado como presagio de nuevas tendencias en la moda. Incluir en los requisitos de miss universo: Principios macroeconómicos básicos, nivel de negociación internacional =Grado 9 escala inglesa.




Bibliografía incluida;Playboy # 444. El libro rojo de Petete, el libro gordo de Mao. Un articulo sobre los red hot chilli peppers.




Primera modular del Sebbas;




“No negociaré principios dogmáticos bajo comportamientos estéticos”.




Argumentos nucleares;




Si el vicepresidente creé que ir a negociar un tratado económico con EEUU junto a miss Bolivia es estratégico: ¡Fumar marihuana y correr desnudo por la plaza principal es el principio del método!.




Bibliografía incluida;




El ego del Sebbas.




Primera irreverente del Teddy;




“Al demonio; primero la política es como ir a pescar, ya sabes algo tonto que hacen en los países de primer mundo como un deporte, pero en las regiones tercer mundistas es una actividad comercial. Por tanto los unos con los otros e “Irán” a un lago como padres e hijos tratando de llegar a un entendimiento; si la marihuana es buena para hacer el amor. Tengo hambre”.




Argumentos nucleares;




El hambre produce amnesia social,




Bibliografía incluida;Las recetas de mamá del peyo.




Primera general:“La huelga de hambre, no es una medida de presión; es un grupo de idiotas que no tiene una buena mamá cocinera”]

Fui sentenciado a escribir una carta de buenos modales. Establecer tierra en mi mente, encontrar cordura, engordar menos. Pedir disculpas a todas las personas que leen la basura que escribo. Pedirle disculpas públicamente a Diana por haberla fastidiado cinco años, con tontos escritos, creyendo que eran románticos, Usar zapatos de vestir. No comprar más discos de Frank Zappa. Leer la nueva constitución en voz alta. Asesinar a mi gato. Buscar una novia (real). Establecer funciones cerebrales, en cereales de jubilados. Devolverle el sombrero al benemérito con un toque de cabello prestado. Pagarle indemnización retórica a la minifalda que seguí parcamente. No insultar a los colorados. Madurar. No esperar la felicidad. Seguir siendo. Rentar quejas nuevas. Doblegarme al cambio sibarita. Testificar a favor de todos los asesinos seriales. Creer en la Pachamama. Bailar caporales el próximo carnaval; sin importar que la gete muera en las inundaciones. Componer una opera bibliográfica del presidente, donde desmienta que fuñe un pisa coca. Denunciar a mis padres adictos. Pedir disculpas de rodillas a mis padres, por mentir diciendo; que eran adictos. Presentarme como Pedro, nada de Peyo, ni Peyote. No drogarme. No insinuar que uso drogas. Decir no a las drogas en todos mis escritos. Escribir mil veces: “Dios no me odia; Pero: ¡Debería!”. Estudiar una carrera. Terminarla. Dejar de pensar que un Día seré cineasta. Dejar de ser infantil. No hablar con mis osos de peluche. No hablar con verduras. No hablar con seres de otro planeta. Ser normal. Olvidar por completo que el vicepresidente fue arrestado por terrorismo. Reconocer que me gusta la cumbia, ver telenovelas mexicanas. No ser critico, ni sarcástico (pero yo no soy sarcástico). Ceder el futuro. No ser artista. No ensuciar las avenidas con mi presencia. Salir más seguido de mi casa, ir a una discoteca embriagarme, cazarme; festejar cada Viernes de Soltero, montado sobre una ramera. Tener mil hijos y abofetearlos como deberían hacerlo mis padres conmigo; para evitar que sea lo que pretendo ser. Que mis borracheras, no terminen en casa del alcalde. No robar botellas de licor de chocolate de la casa del alcalde. No burlarme de las declaraciones de ningún político. Ver noticieros, Ser periodista; envejecer si quiero opinar. Comer hongos si es necesario; opero debo estar al pie del cañón; cuando nuestro tutor Chávez, emprenda una guerra contra el imperio. Enlistarme en el ejército, para defender mi patria. Odiar al imperio. Destruir la “estrella de la muerte” si tengo tiempo. Consolar a la Pachamama. Pedir disculpas por nacer en el seno de una familia de ascendencia Española. Bajar la bandera española de mi blog; escupir al rey cuando lo vea; por callar a Chávez. Escuchar música a niveles bajos. No ser punk, ni emo, ni metalero, ni indi, ni peyo, ni primate consentido.

Me dieron una corbata. Un traje muerto, puterío gel; tanto; se cubrió la corteza cerebral evitando que entre oxigeno al cerebro; mis neuronas estaban paralizadas. Me levantaba zombi. Desayunaba recitando cantares patrios; Bolivia cambia”; repetía ese mantra: me dieron un puesto televisado; con visa por si quiera ir a Santa Cruz. Anuncie las noticias con mil tumores estomacales; creciendo.

Estaba muerto.


Los militantes del MDA-666; tienen el lastimoso hecho que comunicar; que no existimos por que el idiota del difunto, se peleo con el mundo:

Pedro Peyo Peyote PJ Javier Ramos Terrazas. RTPJ:444
(Q.U.E.P.D.)

La misa de cuerpo presente se realizara en los restos de su mente. Maquiavelo presentará una coreografía con moscas; representando la “Eterna Colgadera peyorativa”. Krusty Buhs arrojará jugo de remolacha, sobre todos los vegetarianos asistentes (no sabemos, a ciencia cierta el motivo) El Teddy; bloqueara la avenida; como tributo al Muro de Berlín. El Sebbas leerá un breve apéndice filosófico sobre todas los temas que el Peyo nunca entendió en vida: La feminidad. Los carbohidratos. Tool.


Nuestro próximo programa:
(Lenteja patria; momento de análisis estructural de la vida sexual de las moscas, y de paso – tránsfugios políticos...)

Control.- intoxicado.

¡Amiguitos!; cada quien con su abuelito, llévenlo al parque antes de que pase algo: muerto. Vamos, tomarse de las manos entre familiares no tiene nada vice-incomodo; pero; si tratan de tomar la mano de sus compañeritos, deberán ser apedreados...

Amiguito.- (Llanto desmedido) mamí, ayer llevé mis discos de químicos romances, y los otros niños me insultaron: “emosexual”.

Mamí.- Mi pequeñito truhán. La necias conquistas afrodisíacas no sirven cuándo la patria cambia. Ven pequeño no llores más que mamá y papá votarán por la nueva constitución del MAS. Bolivia cambiará no necesitarás nada más en adelante. Incluso, gracias a la nacionalización de los hidrocarburos y de la luna; te darán un bono por estúpido...

¡Amiguitos!; gracias a nuestro gobierno revolucionario e intercultural; Bolivia Cambia, pero naides se da cuenta, cuando tiene que pagar precio elevados en el mercado; ustedes los pobres babosos inadaptados, que quieren ser pensantes, sin preguntarle a nuestros intelectuales de clase media; como andar sin ver adelante: ¡Recibirán el bono: “ Jim Morrison reencarnado en Evo Morales”; a favor de todos los estúpidos!. ¡Vamos bien!

[Mensaje del ministerio de bloqueo mental]

Observatorio Introspectivo: No obstante, el número de parejas que utilizan estimulantes ilegales; por dramatizar posturas políticas, confundiéndolas con estructuras pornográficas; disminuye considerablemente, gracias al desarrollo de la A.C.

El espectador posee así la ilusión de un mundo seguro que se modifica solo bajo la presión de los actos y jamás bajo la presión de las palabras

Mitologías Roland Bhartes.


Observatorio Introspectivo: Para evitar confusiones; “AC”, no es una banda “tributo” de AC/DC.

Una hamburguesa me persigue/ una hamburguesa me persigue/ es medio neoliberal/ mitad Mac donalds mitad perro burguesa/ ¡La hamburguesa quiere comerme!/ ¿O quiere que yo sea el juguete de la cajita feliz?

Observatorio Introspectivo: ¿Aún están ahí? ; es necesario conservar la calma aun con tanto asambleísta suelto, por ahí. Por favor no se asuste, aún no han decidido reformular nada debajo de su cama... hay esperanzas, de estar a salvo, debajo de ella. No. En Verdad quiera, saber si el último de los cantos, puede conocerse, por la ventana que inoportunamente sabemos; no estaba abierta. ¿Tiempo, al tiempo?; si. Sin duda alguna. Esperemos un momento por favor, que este día no podría ser mas inequívoco, tratándose (paulatinamente) suponer ponencias & fechorías trasquiladas / atrasadas nada importante, naturaleza humana, diría nuestra redacción póstuma e interesada; en revalorara cada segundo, como el primario de tercias vanguardistas, bien aguardadas cuando se trata del estado, multi, pluri; licuado exagerado. Jugada sanguinaria, esquizofrénica, frenética, apresurada, contestada. ¡Por favor!; donde quedan los buenos modales, de niño corruptor de mayores, y precios al canjeo sexual averiado, sin tónicos frutales, THC-TLC [...oscuridad/asentada en suspiros...], varios números; primos, digamos; trabajando laboriosamente en alguna dependencia narcótica. Llámese Fuerza Especial de Lucha Contra El Narcotráfico (FELCN); o traficando órganos de primates en los hospitales infantiles, los trasplantes no quedan bien, entonces: los presionamos con grampas. Muchas veces sabemos que algo esta sucediendo en un lugar en especifico, por que reconocemos a un par de periodistas; “hey cariño; ¿No esa la chica de las blusas horrorosas del noticiero?; ¡con razón me parecía tan familiar!, y eso que hace mucho no vamos de visita donde tu tía Filomena”. Pero entre ellos, hay también, abundan muchos irresponsables que sin usar las blusas de la tía Filomena: quieren irse de lugar de los hechos, ya que sus novias mandan mensajitos al celular: “¿puedes comprar hamburguesas de la 6 de Agosto cuando vengas a casa?”:

Escena 1.- La entrada, folklórica obligada.

Personajes avalados por la comisión de derechos humanos en posesión del partido (¿fascista?) oficialista:

La terapeuta gótica. Un tal Pedro. Tales caporales; que no tienen nada mejor que hacer. Chicas Bien. Vendedor de cervezas. Viceministro de seguridad nacional...

– Hola, mucho gusto. Te veo asustado. Por favor anótate, paga la cuota; bailar en el carnaval cuesta como: 700 a 1500 [$ (Cada dólar, a: 7.56; Bolivianos = de 5292 a 11340 )...¡y todavía decimos ser pobres!]; traje bordado, botas. Mucha, pero mucha cerveza... ¿Pedro, verdad?; vaya dice que recientemente fuiste incorporado socialmente, aceptado, en la sociedad. Siéntete feliz, por que estás haciendo mucho por la patria bailando en carnavales; es un fomento a nuestra identidad y nuestra cultura. Se qué mucha gente, te molestara con patrañas como: “25mil familias en el oriente boliviano han perdido sus hogares; y es una falta de solidaridad con ellos, que se siga con la fiesta, la bailareda, la farra”. Calumnias clásicas. Bailamos por la devoción (creo) a la virgencita... de algo; normalmente en esa parte del trayecto estoy inconsciente.

¿Artístico sin más?
Amenaza sorderas seniles
cada tanto superado
al patio trasero, hecho cuerpo,
celebrando nuestro infeliz retorno
condenado, postizo; meditabundo
Artísticos sin más; los espacios perdidos. Muñeco doblado. Cera de cerca. Será un momento. Luego otro, como estar, y no variar; ser y no creer. Altibajo contacto que no sufre los azules rodantes que es la próxima esencia que suaviza esta resaca /visión jugarreta, justa contienda. Entiéndase rincón; prolongado encuentros; cuyo vapor nos sabe, a todo los tontos, modos imposibles de ser una vida y contemplarla desde, otro hemisferios; creación cerebral. Reacción que al labial gusto, forma recuerdos separados. Verduras, concepciones. Estofados, fallando. Hoy, cuando. ¿Ayer?; separando piezas ridículas de viruela mutante... “cuatro andalucias permitidas”. Escucho como mi voz, profana mis idas y necias venidas, escucho y veo como enciende lo que no es mutuo en las derivaciones, al mal sabor de los justos seguidos. Creo, ser no estar entender y no variar, saber, conocer, establecer, rentar, ¿restar?, dónde los soles, son de colores bromato acariciado, seguido. Vivo, oscuro tentativo. Demorado.



Supe entonces; las idas no era rencillas quejumbrosas. Contra el viento, sueño despierto. Entrelazado este eterno dejavu; cada plaza, cada parque, saben a mil días muertos, veo el palacio de seda quemarse, corro buscando un puente para saltar y agitar así mi cabeza contra el tiempo, saltando de un puente entre deseos y enredos. Pero los huesos no me obedecen; ni saben flamear lo que parece; ¡Estoy atrapado! Saludos y practico, trato, de no hacerlo, pero estoy conforme con lo que esta sucediendo, amable canalla interpretando algo bordeado, sintiendo lejano haber pensado; no profundamente, pero si en un uso; leve… algo bordado.

Espera ver pasar triste y sin par cuatro andalucia permitidas; mal trajeadas, obsesnas, terroristas ramificando muerte, cada Martes, con trece cervezas; ¡Unidas al partido infernal! Nada puede contestarse con estás aparentes crisis cerebrales; ju-go a lo mucho de verduras intolerables, aplaudiendo farsa patria rescatista / contrabandista. No la verdad, sobran las cervezas, tiene encanto a sanguinaria estrada, como la soñolienta conciencia; mi amiga del noticiero, asesina a su marido, luego empuña la cámara y sigue delante. Patria de contrabando; baila en la fila, mueve la cintura, es mitad, luna, otra densidad. Los cascabeles, de las botas, al gato. No me diga; sólo eso. No hay por que. Desvariar. Queja y tragedia. Los chicos del barrio, reclaman muñecas de plastilina; cuando superen de las porcelanas teñidas lujuria: ahora bailando, nada que se sueña. Intento y trato; cobro artesanías masoquistas, y destrabo al conductor; que nos conduce, con silbato, sopla, sopla, le soplan los secos/sesos. Gel. Int. Vs. Lo. Otro cojudo que se creé mucho por tener un trabajo de quinta. Salto, salto, repto al trabajo, no soy; juguete cortesano, mierda alo que me da rienda suelta, animó: al gobierno, me siento frente a una [aún] jengibre pantalla, abro mi cuenta pedritotaradito@nuncafumesmarihuna.com; noche espartana, ocho horas de ser lo que no me da, un susto, luego con mis poemas me doy cuenta que las luces son artefactos comodines estimado al vulgo torpe: cerveza celofán, flan de crasos modernismos futuristas, tostadas altruistas. Cada noche, por año adelantado, comparsa; compás con frac. Feack. Crack. Línea. Todo bien; Paceña es cerveza. Cometario subliminal: “mi novia pensaba que era orina de monja”; mi barrio, lleno de barro, pero bailo, niños muertos salen de sus aulas aullando de dolor. Pero nosotros bailamos, como bien bolivianos, somos. Que el país quede bajo las aguas. “tú quien eres”.¿?. Cerro cercado, acercando al mundo, diente mortadela. Compro pan, desayuno, como es el principal alimento del día; nada del almuerzo, queremos ser extraterrestres mutilados. Antiguas alucinaciones me saludan; invoco la Biblia torcida, espero respirar gracias a las alucinaciones mejoradas con la muerte de la lógica. Llego puntual 8am. Nada coloso; tengo una corbata, terno, temperatura californiana, zapatitos bien lustrados. Migada. Complaciente migraña, soy mano de obra barata. Sistema correlativo, otro fracasado en si mismo, modo, monetario aceptado; contractual, si vale bien la redundancia repugnante; si con/tal que pueda pagar un aborto si embarazo a mi chica, pagar los puteros, viernes de soltero, discotecas populares ¡Bailar en San simón!; tinku rap, nómada, rectangular. Fuerza cerebral restringida… tengo asco de lo que mi vida, esta produciendo.

Caporales:
Oye nosotros te conocemos. Eras un adicto, que pensaba que los caporales somos unos idiotas; nuestras chicas putas, y nuestros padres: criminales sicópatas; por habernos parido tarados. Pero es bueno que sepas, cretino, que nosotros somos la clase gobernante, edificada en nuestras relaciones falsamente laborales, que pagamos por adelantado cuidando el rancho chico, que nuestros vicios nos endeudaron; con toda la humanidad.

Vendedor de cervezas:
Mis estimados, no quedan bien las lentejas con alfalfa. Tomen una chela, violen a sus madres, coma pasto, orinen cuando tenga que hacerlo; no importa el monumento patrio /a queda/® Hediondo. Dios sabe tomar hasta al fondo. Cultural concúrsale, patrocinó in dominio. ¡Aprendan @ aprenderse!

Viceministro de seguridad nacional.- Oye se bien de donde eres, sangras e inventas cuentos mal trajeados: no fuiste tú; quien dijo, y cito: nuestro país es similar a una aspirina rentada.

Chicas bien:
Tonto, no soy atea, ni menos pesada, no tengo ganas de querer a alguien que no tiene un automóvil. ¿Tarjeta de crédito?; cerdito entrometido, si puedes bailar pornito serás uno de los otros, como los que decías nunca serías.

Mi otro yo:
Soy y no soy.

Todos:
Mentiroso eres la padecer, poesía.

Yo encerrado:
Tontos; no hay gomería en versar; es saber andar ciego. Todo afán encantador.

Todos:
Fuiste un egocéntrico. Ahora quien eres/ para usar nuestros trajes.

Mi otro Yo:
Traje un tatuaje que no espera ser, y desmiente cuando mi lengua altiva uso lo del ver; para enderezar este mundo.

Todos:
Poco. Mucho. Nada.

Chicas bien:
Subiste a la luna; saboreaste las estelas, comiste polvo con opio; hablaste con los cerros; y cosas que a la gente de bien parecer, no hace bien. Y eres un desastre como eras antes.

Todos:
Ser es verse bien. En traje escaparate. Tonto bailando cuando todo esta al desastre. Fingimos y por tres días omitimos que no tenemos futuro.

Terapeuta gótica:
Niñitos. Tranquilos.





Escena 2.- Escapatoria.

Observatorio Introspectivo: ¿Saben cuantos cadáveres son necesarios para saber contar a mano?
Un sabor a los lejos.
Creo.

Crear.

Saber soñar.

Este mundo dónde estoy perdido.

Palabras mayúsculas.
… Muerto?; incompleto¿

Al demonio.

Infinito provocador; salgo. Algo nutrido del momento que nacido tarado, pero puedo retomar las luces que no precedieron m i velorio, no es un modo engañoso para vivir la vida: Todos ahí. Dejemos de estar; no vayamos a nada. Seamos lo que rezamos, de cuando en cuatro patas. Celos, deseados, sedientos sueños, pasterizados. Domos. Con nuestros logos. Logros de que nacimos en fin de un principio. No lo soporto la vida es una caja de sorpresas, este día es genial, por la luz de mis lagrimas, todas ellas reídas; como alfileres. Cuerpo desastre, rencilla escalofriada (será una palabra; escalar); tender la mano al vació, sentir que la muerte de todo, lo vivido es comodín cortés; cortarse las venas es innecesario; placer de lo averiado: adicto a lo reverenciado por los contra tiempos; de corrido; de sentir remembrado, retazo costumbrista, encuentro mi maquina voladora, la monto. Nada de la luna, nada de estar, soy de un modo particular.

Veo, la ciudad, hormigas.
Vivo en u a nube.
Me gusta este lugar.
No importa estar solo.
Tengo lo que nadie tiene a la mano.
Luego uso las estrellas como drogas; (N)
Tengo amigos que no dejaran solo; por llevarse la Terminal, de otro lado a otro canto.
¡No tengo nada!
Es mejor así.
Puedo escuchar mis pensamientos…



[…silencio…]








[FiN]



Recibí un premio.
De Agos .

A quien, quiero agradecerle esta muestra de cariño.
En un momento, aparecer y apreciar; pueden resultar
palabras similares.


¡Gracias!

Es el premio ESTE NO ES UN MAL BLOG. Reglas:
Este premio debe ser atribuído a los blogs que se consideren buenos blogs y que uno acostumbra visitar regularmente y deja comentarios.
Cuando se reciba el premio se debe escribir un post indicando quien fue la persona que te dio el premio y su respectivo link a ese blog.
Una etiqueta al premio.
Nombrar 7 blogs que recibirán el premio.

Ferdinand; 13lack ; Mercedes ; AkashA DulcineA; -Monique-; JJ - ; Gabriela .

Ciudad de las Nubes, Febrero MMVIII