30 ene. 2014

Tarde



Entonces.
Te quedas sin palabras, no hay manera de describir semejante emoción.
Dos meses ensamblando líneas melosas/ sentidas, a plena luz del corazón inquietado con el devenir de las estrellas, Nena tal vez fui un sueño de otro mundo incierto, las explicaciones contra uno mismo tragando amoniaco taimado razonando confitería agridulce sonsacando posibilidades anticipadas,¿pretextos, textos exaltados, verdades exculpadas del desatino? Hemos sido los creyentes de una virtud humana, condenada por los convenios de urbanismo a sufrir mutaciones en los vocablos que la riman gestando su primordial tentación; dejarnos medio muertos rogando desenfrenadamente que el amor sea un mal pasajero; curable.


Sepulcrales aderezos de placer. En medio de la muerte estamos en la vida. Los extremos se tocan.

Ulises James Joyce



Antes era tan simple, sentarse y guiar las letras. La vejez sale a flote contando las mañas empleadas;música palpitando inquietudes sobresalientes, una taza de té, quizás una soda fría, algunos dulces.La verdad es que nadie vive sin amor, oráculos vencidos estrangulando groserías nuevas, el ritmo es el trance, devenir sinóptico cazando fantasías antes que surjan otras extirpando los sesos fastidiados. Piedra angular, prisma fundamental. Significado; voz y alma atestando plegarias separatistas;¡proclamando un amor inconfundible!, imperdible. Tiempo, villano omnipotente; si todas las marcas hubieron sido subidas el viernes,¿ella pensará que sigo sin comprender?, temor; a que sea tarde. Alardes luminosos resquebrajando baladas. Noches impalpables, opaca cruz del sur. Vienen; fisonomías gritando vivencias ancladas, viaje finalizando en proa de otro comenzar martillando atracción invasiva.

Ya no son las neuronas precipitadas, repitiendo ecos de las drogas y un trecho experimental de nirvana sin peritaje, anudando sueños, zarpando traqueotomías amparando su nombre; cuya divina fragancia impulsó las velas, sin retorno, susurrando al oleaje cortadas mutuas descubriendo estaciones inéditas. La cercanía real; es el entendimiento precipitado de la razón de cada latido.Descubriendo significados memorizando conjuntos, numerales desangrados, ilusiones coactivas aplacando vacíos. Pero no son los suburbios individuales escolarizando imaginación desencantada con las veredas soñando despierto encontrándola; no son las claves nómadas invernando esperando la primavera de una subliminal respuesta. Simplemente es una habitante en lo más hondo del alma. Ella; verdadero sentido de la sonrisa, adquiriendo forma dedicándole el sentimiento en pleno, arrullando puentes venciendo distancia tramando sin ambiciones instantes entrañables, conversando serenamente mientras los elementos se alborotan alrededor. Es la chica que al cerrar los ojos ilumina todas las dimensiones. Una sorpresa retratada en detalles completos, aminorando cualquier maleza que cubra el horizonte. Ella es un faro invencible, sin importar dónde te encuentres puedes verla y saber que existe semejante alegría sintonizada armoniosamente.