1 ago. 2012

Punto de encuentro


Un beso dices.
Con un beso tuyo sea el tipo más feliz.
Con unsolo beso; mi vida tendría sentido.
Unbeso dices, borraa cálculos malsanos;
remplazándolos con partes acertadas de la ecuación. 




Un beso; amada interestelar, duraría cientos de siglos en la memoria del amor que te tengo.
¿Cómo puedo seguirte, si tú te mantienes tan lejos de mis labios?
Yo te sueño, muriendo un poco al regresar a esta realidad incolora.
Tú ves estrellas dices, que no alcanzo ver; ¡porque tus ojos me son vetados!
Yo soy estos estúpidos malabarismos; no tengo rostro, ni piel, ni anhelos; aquí es donde túme encuentras.
Soy estás letras.



Pregonándote amor, encuadrando señales rondando latidos, esperándote.













Presentan.-
Un beso tuyo es mi cielo.
Un beso tuyo es mi mayor aspiración.
Son tus besos la tinta de la que quisiera vivir.



Los sueños tienen siempre algo de joven; para el que sueña son nuevos. Incluso en los casos en los que cree reconocerlos, jamás tienen el carácter de repetición y desgaste que es propio del estado de vigilia. Brillan con los colores del paraíso y en sus terrores se le bautiza a uno con los nombres más inauditos.
La Provincia del Hombre Elías Canetti



I

Estoy tan solo.
Incluso pienso que mi sombra escapará, antes que las lunas en el desierto desmantelen toda esperanza de volver a casa. Si no fuera la noche más hermosa, rompería mi cabeza en el suelo. Siete semanas, más o menos, tanto el registro como mi reloj fallaron al estrellarme.¿Qué demonios pudo fallar?, seguí todos los procedimientos; revisé la estabilidad del hidrogeno, giré lentamente, antes de encender los motores nuevamente, cuidadosamente enlacé todas las coordenadas en la computadora, seguí volando esperando que el propulsor esté listo para saltar al híper espacio, dejé las celdas de energía auxiliar en cero¡rayos!, si al menos sirviera el procesador. Menudo sacudón, ¡pero con suerte!, salí ileso, magullado, pero sin huesos rotos o sueños rotos, como dice mi madre;es mejor tener la columna partida que un sueño roto.

Quisiera bailar.


II

Vale, lamentándome no voy a salir del fardo; ingenio, buena memoria, para eso en el programa han desarrollado un plan de entrenamiento tan extenuante y complicado.¡Manos a la obra!, reconstruiré la estúpida nave o por lo menos el estúpido trasmisor.


III

No debí llamarla estúpida.
Los días; entumecen desesperación, sol rojizo de proporciones descomunales encontrando cada rincón calcinando todo lo que éste debajo; ir al arroyo, parece semejante a dar dos vueltas por la ciudad cargando un costal de piedras, vestido con las capas de plomo de todos los condenados en la sexta fosa del octavo círculo en el infiernoDantesco. La destartalada colección de restos de mi nave, es el masivo monumento desalentador; condenándome a recordar que quizás sobreviva un tiempo y luego de un prolongado sufrimiento termine expirando penas. Imaginación peregrina, insistiendo transitar bocas de tormenta rodeando porta retratos de momentos que no se den; la picara metiche, por hacerse a la graciosa me preguntará si me topé con un principito,¡enana condenada, por hacerse querer tanto!, tiene que tener siempre la última palabra. Si salgo bien librado, aceptaré sin quejas salir con la prima de su amiga, insistiendo enamorarme.

¿Valdrá completamente enterar nuestras vidas deletreando un nombre?;¿querer irrefutablemente una amada peculiar, sensible al doblez de nuestra sangre?,¿descubriendo señas sobre naturales; creer que dos almas pueden juntarse involucrando temblores?  Elocuente fantasía, gastando remembranzas de antiguas historias en cálido creer, atareando ilusiones acarameladas, deduciendo misterios musarañas acentuando concordias inquietando corazones. Me alegra no ser amado; sería insoportable saber que sus pensamientos adoloridos escrutan los cielos, rogando por mi bien estar. Pero estar enamorado; recompensaría totalmente este suceso tan grande viendo aparecer cada una de las lunas que armonizan la mejor de las noches vistas.
Jergas de casa;amor es, si uno es correspondido, paloneando todavía más mi desesperación.
El accidente sucedió demasiado lejos de nuestra frecuencia de transmisión; lo sé, porque mi misión era medir la longitud y alcance que tiene la frecuencia por este sector. De fallar súbitamente cualquiera de los sistemas operativos, automáticamente la nave emite una pulsación de emergencia al punto de origen; posiblemente tarde unos setenta años en llegar,sí, creo que resisto. Mantenerse cuerdo es la clave. Muero de hambre, pero mientras tenga un arroyo cercano, podré comerme las partes fundidas que quedaron del aparato,¡y deliciosos pasteles de arena intragable!; las noches duran mucho más que los días, contradictoriamente son menos tortuosas.

Empieza por la pequeña luna escarlata; que cambia ligeramente el color del sol gigantesco camino a esconderse; la luz es pesada, de un aspecto magenta, desesperante hasta que uno se acostumbra, luego es seductor. La luna verde camufla su pintoresca incursión recordándome los atardeceres en la tierra, quitándole su majestuosa dimensión al voraz sol, que para la luna azul  empieza a batallar sus últimas hebras, muriendo con el arribo de la gran luna naranja;¡reflejada en el arroyo es una de las visiones más cautivadoras que pude haber imaginado!, aumentando sustancia, con la aparición de la luna violeta, de menor tamaño, para ser una colosal luz en la bóveda semi oscura  preparando el ascenso lila que vitorea una luna muy pequeña marcando el descenso nocturno. El amanecer lastima los ojos, incluso con los parpados cerrados.
Lunas que adoran mostrase, peor no resisten despedirse; adueñado el sol completamente del cielo se puede ver otra mañana. Es curioso pensar que el amanecer traiga tanto dolor, en casa suele redimir tormentos y soledad, con el inicio de un nuevo día.



PUNTDE    ENCUENTRO


El mundo para ellos no es un concurso de objetos en el espacio; es una serie heterogénea de actos independientes. Es sucesivo, temporal, no espacial.
Tlön, Uqbar, OrbisTertius - Jorge Luis Borges



IV

Noción de tiempo perdida entrabando falacias insoportables, recuperando noción de mí mismo contemplando un reflejo desarraigado dónde podría quedar un indicio de lo que fue mi rostro; la barba de un año o más, el cabello enmarañado a más no poder; tal vez, simplemente estoy alucinando, más de un año sin probar bocado, pero me veo tan lejos del sujeto que era al emprender viaje. Imposible. A no ser que algo tenga el agua, permitiéndome seguir en pie. Pero estoy en los huesos, pellejo sobre huesos, calando dentro los pómulos el recuerdo de la piel. El pelotón de Camargo estuvo perdido por tres años, comían hojas y estuvieron a punto de atragantarse con el cadáver de uno que murió tratando de escalar una montaña,no corro semejante peligro; la planicie sólo se pierde en el arroyo; y dónde vea, la nada me rodea.La fuerza no escatimó recursos para encontrarlos, fueron salvados, y casi todos reintegrados. Mejor no pensar en eso.

Por temor a perderme no me alejaba del arroyo; pero,¿por qué no?, moriré cruelmente en cualquier momento, sería absurdo hacerlo sin conocer el barrio. Árido, muy árido. Echando tierra grumosa sobre la esperanza de encontrarme con una parrillada y un buen baño. Sobre todo el baño. La parrillada no estaría mal, quizás estuve en el lado pobre de un planeta dedicado a la crianza de algún animalejo delicioso. Faltan horas para que amanezca. El fin. Sin mucha gloria. Todavía puedo burlarme, dentro de unas horas sin un refugio, estaré sollozando desconsolado/ quisiera dormir sin despertar, o hacerlo en la cómoda cama de cualquier parte, con una guapetona enfermera conmovida por mi valiente resistencia, será del agrado de la enana y dentro unos meses anunciaremos nuestro compromiso, el día de la boda podré decir a todos mis parientes;Bueno durante años los eh considerado una pandilla de babosos melodramáticos, remontando historias del pasado, ataviando ilusiones melosas; pero, luego de estar perdido en un jodido planeta a millones de años luz de casa, creyendo que sería mi fin, milagrosamente desperté y vi los ojos de Enfermera y nos enamoramos.¿Enfermera?, no es un nombre medio momento,¡¡¡¡hey que alegría!!!!, una nave acaba de entrar en la atmósfera,¡si no me equivoco se dirige a mi campamento!, gracias mil a todos los dioses, diosas, santos, profetas de todos los gremios, ¡gracias!

Debo correr, solamente debo correr; comer, quizás tengan comida, mucha comida, si llego a tiempo ayudaré a preparar la parrilla; comida deshidratada a la parrilla sabor jabón;¡que delicia!, pronto comeré el maravilloso estofado de carne que prepara mi madre; carne de vaca, tiras de cordero, con nueces, aceitunas, tocino cortado en cubos, ciruelas, hongos, vino tinto, albaca; acompañado con puré de papa y de postre la deliciosa crema de limón que prepara la enana. Dejaré el programa espacial y me dedicaré a comer, bueno cocinar, o lo que venga relacionado. Desayunar pan con queso y dulce de leche;¡café por Dios!, definitivamente estaba olvidando la variedad de manjares;¡incluso la condenada chirimoya!, tantos años despreciándola considerando que sólo sirve para hacer helado; los viernes comeré chirimoya ya sea de desayuno o cena, o postre. Helado de cereza, de coco, un cono enorme con todos los sabores;¡nadar en una piscina de helado!, mejor de sprite con mucho hielo,¡jugo de naranja frío! Pizza. Estoy cerca, aterrizaron cerca de mi campamento y ya puedo escuchar el arroyo Breve pausa; que bien encontré el arroyo, sumerjo la cabeza, bebo unos cuarenta litros, recupero la dignidad y me preparo a escapar. Cerveza helada, bocaditos de fiestas, pastel de bodas, de bautizo, iré a cuanta ceremonia me inviten para comer cómo cerdo; si dicen algo,perdido en el espacio hambreando; con su permiso y paciencia;¿se va a comer el budín? No parecen muchos

Hola, por lo visto mi aterrizaje fue mejor que el tuyo; parece tener arreglo;¡te vez fatal!,¡no he visto noche más hermosa en mi vida!,¡divina! Destruí tu campamento, no pretendías quedarte, ¿oh sí?;¡que lunas más hermosas!, supongo que estás hastiado de verlas, disculpa, dicen que soy medio insensible y medio gamberra. Los amaneceres deben ser de ensueño; me excitan demasiado. Un poco desolado el planeta; si salimos de aquí regresaré para abrir restaurantes románticos,¡con noche semejante!, sería negocio redondo. Te invitaría a ser socio, pero prefiero ser mi propia jefa. Creo que vine a salvarte;¿nave de exploración 924?, un gusto, en realidad no estoy en la fuerza ni el programa espacial, me apena decirlo, pero ya que estamos en confianza, soy contrabandista. Fui piloto de trasporte varios años antes que me corrieran, por mucha equidad de género pilota no mola.¿Falta mucho para el amanecer?, creo que soy cómo el niño de la rosa;¿cómo se llamaba?,que cojuda, eran atardeceres,¿escribes?, porque créeme con vista semejante tendrías un poemario respetable; y no se lo digo a cualquiera.¿Tienes novia?,¿imaginaria o en alguna colonia?, yo salía con un tipo pirado, ¡insoportable nunca paraba de hablar!, oye te advierto que si estás medio chalado te frío los sesos sin pensarlo, espero seas un caballero y no un troglodita-alfa. Que locura perdí el apetito. Necesito un trago, pero las cajas de ron; puré. Odio el puré, sea de manzana, espinacas,papa; no va conmigo.¿Eres algo tímido verdad?, vamos siéntate mi planeta es tu planeta. Carpas tipo orientales, recreando¡espera lo tengo!:Los oasis de las mil y una noches. Chico, si sale estaré fuera; unos buenos millones de inversión,¡y arranca!, me da flojera arreglar la nave ahora,¿te parece si empezamos mañana?¿Tienes fuego?,¿no?, bien por ti chaval, fumar hace daño;¡cabrón!, tienes suerte que el lugar sea tan lindo, porque mientras caía me prometí darte una paliza si estabas vivo;¿por cierto dónde andabas? Una patrulla de la fuerza estaba persiguiéndome, tratando de perderlos maniobré al híper espacio,luego del arrebato me tomó tiempo relajarme;¡se lo que estás pensando, pero me llevé un susto de la patada!, necesitaba un buen trago, bueno fueron tres botellas; ¿me juzgas?, de haber estado en mis cinco sentidos, me hubiera valido gorro tu mierdosa llamada. Considerando los hechos es justo que no reclames pertenencia sobre nuestro bonito planeta, aun habiendo llegado primero. Ok, me alegra entendernos. Siempre quise tener un planeta, con tantas galaxias congestionadas, pensé que todos estaban descubiertos; pareces buen tipo, y pesé a tu cara de náufrago tienes pinta de chico listo;¿es muy engorroso el trámite de propiedad? Camino a casa me explicas a quién hay que sobornar para quedarme con esta mina de oro, explotando el rubro de las patéticas cenas románticas¿Te gustan las películas clásicas?, no las tan clásicas, una vez vi la de un tipo que se pierde en una isla;¡tenía un balón de vóley de amigo!, ternurita, sale de la isla y su pelota se pierde en el mar. Hace un poco de frío, estoy cansada; sabes lo que es estrellarse, en esa caja tengo mi equipo de campamento,¡no me mires así; estuviste mucho tiempo de vago!, recuerda mi nave/ tu salida escape. Mi nombre es Lia,¡no es un apodo!,es mi nombre, por una novela antiquísima sobre templarios,¿y tú, eres?...

PJ, me dicen PJ.


V

Era adorable, empezó el amanecer y me llenó de improperios que creí estaban en desuso. No es mi culpa, así era el planeta cuando llegué; para ella que el amanecer sea un fastidio es algo personal, definitivamente deben gustarle mucho. Pero comer nuevamente, algo de ropa limpia; son gestos que se los agradeceré el resto de mi vida. Sin embargo quisiera empezar con la reparación de su nave, le importa más el posible negocio que creé podrá montar aquí;¡tampoco me deja repararla!, sólo ella y Trevor tocan la Chaparrita; un verdadero clásico, construidas a finales del 4014 por una pequeña empresa; generalmente con tres compartimientos de carga, al darse la expansión de colonias se hicieron modelos más pequeños y veloces, quedando estos armatostes para viajes cortos. Hace muchos años cobraron popularidad nuevamente entre contrabandistas; pueden cargar toneladas de mercancía, armas, en cada vagón entran cien personas; obviando cierta comodidad, trecientas. Todavía me estremece el recuerdo de la nave que encontramos con quinientas personas sin permiso de traslación; pagaron untuosas sumas tratando de evadir un punto de control,encontrando cruelmentela muerte en una lluvia de asteroides. Porque otra cualidad de las iron medusa apreciada por todo contrabandista es su resistencia soportando aterrizajes forzosos, o deliberadamente premeditados. Al principio no me percaté que Trevor es nada menos que Trevor Aleksandrinski, ¡una verdadera institución!; imagino que fue él mismo, quién adaptó los propulsores y motores en la Chaparrita, no puedo comprender porque mentes tan brillantes creen que infringiendo la ley tendrán chances mejores, el trabajo de Trevor supera con creces a los más doctos ingenieros del programa espacial.Lia, es otro ejemplo; trabajaba para la Compañía *******; su programa de entrenamiento para pilotos es el másextenso y complicado que exista, entre miles de postulantes sólo aceptan una decena; lo mejor de lo mejor,¡lo sabré yo!

Tienen casi un milenio y medio en la vanguardia del trasporte intergaláctico; las principales compañías pagan fortunas por sus servicios, asesoran a nuestros gobiernos, sin contar la cantidad de servicios que venden por cifras astronómicas. No está de más mencionar que los salarios de sus pilotos son elevadísimos;¡basta con ver al tío Gerardo!, tiene tres caserones en distintas colonias, sus hijos estudiaron en las mejores universidades, viviendo a cuerpo de rey, su hija se casará¿o se casó?; quiero comer pastel de toda invitación que me hagan y no recuerdo para cuándo era una de las bodas del año... con el hijo de un accionista de la empresa metalúrgica, otro nepotista presumido que empezaría una exitosa carrera diplomática. Me preparé por dos años, me aceptaron en el programa de entrenamiento y por algunos puntos menos (¡ok!, 80 puntos de la nota requerida; no son algunos), fui desechado,¿para qué?; ser aceptado en la fuerza, con honores,¡bravo!¡¿Y Lia?, estaba entre los diez mejores pilotos de la Compañía *******!; según ella las cosas marchaban muy bien, promociones, inversiones y el salario le hubieran permitido retirarse a temprana edad o abrir una pequeña empresa. Tenía que llevar celdas de oxígeno a una colonia bastante lejana; parando temporalmente en Vadera, cuyos casinos eran una fiel reproducción de la antigua ciudad de Las Vegas; empezó apostando pequeñas sumas, ganaba y perdía, comprometiendo en poco tiempo grandes cantidades de dinero, acumulando deudas con la mafia; clandestinamente usaba sus misiones para trasportar mercancía ilícita; la descubrieron por un verdadero golpe de mala suerte; vieron que tenía espacio para trasportar lingotes de otro, tratando de introducirlos, descubrieron el mal negocio de Lia. Despedida, negoció una circunstancial sentencia entregando algunos nombres de sus acreedores.Aleksandrinski agradecido por haber sacado de la jugada a sus rivales, la reclutó tomándola como pupila; años fraternales  y confianza incuestionable, en recompensa le dio la Chaparrita en propiedad.

¿En serio no tienes novia?; en serio, debes tener voluntad de acero para haber estado tanto tiempo, bebiendo agua solamente.Con una capa de palidmitabajaría la temperatura, así nuestro endiablado amanecer no sería tan desalmado;¡que lastima no poder verlo!, definitivamente el lugar es inmenso, el espectro identifica arroyos y riachuelos, corrientes subterráneas supongo. A trabajar, quiero dejar una estación de monitoreo en caso que cambie drásticamente el clima, tú me dices que es así todo el tiempo

Basta; te lo suplico, dime;¿tienes todo el capital para invertir?, no, tampoco sabes a qué distancia estamos del puerto espacial más cercano. Me agradas, en serio, es admirable que te tomes algo tan en serio, irreal, pero lo tomas en serio, no vas a concretar ninguno de tus planes si no salimos de aquí. Tengo familia, quiero regresar a mi casa, salir con la prima de la amiga de mi hermana. Ni siquiera sé si me van a reintegrar o pagar la indemnización por el accidente. Mis palabras no parecían haberla turbado para nada; estaba furioso, pero me contuve de explotar.

Oye, lo que tú pienses, quieras o creas me tiene sin cuidado; así de simple.¿Tengo cara de estúpida?, claro la torpe chica delincuente no puede ver una oportunidad cuando se la aparece. Estoy totalmente convencida que mi idea es factible, resolviendo algunos inconvenientes;¡pero ahí está la magia de vivir pendejo!, resolver inconvenientes, hacer posible lo que parecía imposible. No tengo todo el dinero, pero mira el lugar da para abrir un complejo de centros nocturnos, vendo licencias y así financio parte del proyecto. Necesito tener la idea clara para trabajarla. Lamento ser dura, pero no me pongo en los zapatos de nadie. Tampoco creo que en casa te extrañen demasiado, eres bastante aburrido.

Rayos; eres insoportable.

Clavé las banderillas sin medir su ira de fiera, brotaron llamaradas de sus ojos convaleciendo frenéticamente a la torpeza irrestricta, entre insultos me apuntó con su arma; sin embargo no estaba asustado, quería gritarle que dispare, pero otra parte se resistía pensando haberla ofendido sin querer hacerlo, para ella era una molestia, algo inservible, estropeándola sin derecho alguno,¡quería entenderla!, saber dónde lastimé su orgullo para dar la vida sanándola. Me sentí tonto, demasiado tonto; no debería estar preocupado por ella, ella debía pedirme disculpas por cretina

Lia, retiro lo que dije. Estaba molesto.

Puedes decir lo que quieras; que soy una conchuda, una miserable perra, la puta más grande del universo, pero nunca vuelvas a decirme insoportable.

No lo haré.

Días atravesados en silencio sepulcral, destinando palabras correctas; sin tratar de alterar la tensa calma. Finalmente me dejó empezar las reparaciones en su nave, a veces sentía sus ojos estudiándome, pero cuando la espiaba se daba por completo a sus planes explorando tozudamente el lugar, sacaba muestras de agua y arena. Me dejaba instrucciones precisas, acompañando toda clase de advertencias; luego se perdía imaginando su mina de oro.No usaban un trasmisor convencional para no ser detectados, trasmitían impulsos decodificados a baja escala, funcionando mejor de receptores. Luego de limpiar el compartimiento del ron desperdiciado, cambiamos nuestro campamento dentro la nave. Era una pésima cocinera, por supuesto los primeros días me pareció una maga culinaria, para nada me molestaba cocinar, mezclar aromas, sabores, era relajante. Sentí que trataba de decirme algo, pero se contenía y miraba fijamente a otro lado pensativa;aconteció que una noche nuestros ojos se encontraron; ninguno escapó, sujetamos pensamientos en blanco durante horas, perdidos en atmósfera cristalina sin deslizar otro gesto o idea, finalmente, con la fogata consumida sonreí, pero ella se fundió en mantos oscuros sonrojada. Extraviamos comentarios, luego de que ambos dormimos turbados; finalmente la contienda de ser fríos nos disipó fugazmente, soltando el recuerdo, preocupándonos por nuestras habituales labores. Pero, ella rompió el esquema forzadamente;

¿Es guapa; la prima de la amiga de tu hermana?

Pelirroja, ojos verdes, labios carnosos, rostro de porcelana; y lo más importante que a mi hermana le agrada.

¿Y por qué no saliste antes con ella?

Sólo la he visto en fotografías; además en casa el amor sobrenatural es un tema que los apasiona, y supongo mi hermana piensa que soy un bicho raro ya que no estoy persiguiendo musarañas para encontrar mi alma gemela; y una pelirroja podría resultar un buen antídoto.

Vaya su rostro exclamó cálidamente, algo muy oculto dentro de ella , curioso, mi abuela me contó una vez algo sobre las musarañas;revelan la sonrisa del bien amado, al obtener suficientes destellos, que sin importar la distancia ambos corazones se encuentran en un latido.

Toda distancia es un relevo de aclamaciones perdidas en el vacío, tolerando una angustia incurable, sobrepasando sueños al mirar el mismo lado de la luna confiando que un día volarán tan lejos las ilusiones abriendo pasadizos adorables para los amantes, cuyos latidos son resultado de la misma ecuación.

No entendí ni jota.

Tampoco yo.

¿No preguntaste qué significaban esos versos?

Cerré los ojos escrutando recuerdos que pudieran facilitar alguna respuesta; generaciones impregnadas de relatos tardíamentevigorosos. Al principio de los tiempos en el gran vacío; las formas no eran siquiera una idea, alborotadas se precipitaron al inicio, dónde todo destino quedo impregnado en la senda vital, los amantes se reunieron antes de despertar jurando que todo lo vivido serviría para acrecentar lo que sentían simplemente sabiéndose pálidos murmullos; unieron sus pensamientos. Empezada la vida reunieron espejismos en todo reflejo inédito que provocase el recuerdo del más íntimo pensamiento, recolectando palabras entrabadas, destinadas a completar trabalenguas amorosos al encuentro cándido entre ojos deseosos por verse a la primera luz primordial. Aún sin importar que suceda, conjugarían sus cuerpos contra viento y marea para dominar un renglón exacto y declarar sus sentimientos.

Trágico pero inspirador chico; amar, armando un sentimiento escrito en la piel se fijó en su brazo, revisando si no tenía alguna línea escrita , me parece fantástico que hayas crecido en compañía de historias tan alentadoras;¡no eres tan aburrido después de todo!

Gracias. Quizás, es curioso, una antecesora mía leyó unos textos deslucidos dedicados a una extraña sin nombre/ sin rostro  y quedó conmovida, así un escrito de poco valor se mezcló con otras radiantes historias formando parte de mi gente.

Sabes, debemos apresurarnos en reparar la Chaparrita para regresar a tu casa; porque me parece que tienen más de un relato digno de ser oído.


VI

Despacio, porque no sé
a dónde quiero ir.
Hay entre mí y mis pasos
una divergencia instintiva.
Hay entre quien soy y estoy
una diferencia de verbo
que corresponde a la realidad.
No: despacio Fernando Pessoa



Hablamos de todo caminando al pie del arroyo, confiamos nuestros íntimos secretos, volteamos pasiones y remarcamos anécdotas sin rasgos de mentira; Eres el primero al que le digo,nunca se lo dije a otra. Ahora quiere que sea socio suyo invirtiendo la indemnización en su deschavetado proyecto. No tengo alma negociante, sería de muy poca ayuda. Le gusta la poesía, los amaneceres, cantar, las pastas con salsa blanca; es inestable, tiende a crear mal entendidos y todas sus relaciones terminaron con la misma sentencia:eres insoportable. Avanzamos bastante en los arreglos, dentro de pocos días podremos irnos; pero me confunde, antes priorizaba su proyecto, ahora quiere demorar los arreglos, utilizando artimañas infantiles desviando el trabajo. Curiosamente no me molesta, adoro envolverme en su juego, con pose de serio malgeniado, almacenamos sonrisas queribles a cada momento. Que cada vez se hacen más importantes.

Nos prometimos no caer en silencios prolongados, pasamos todo un día jugando ajedrez en un tablero fabricado con papel estañado y fichas dibujadas. Ambos somos pésimos, desencadenamos masacres dejando a su sola suerte nuestras reinas, cambiamos el rol del rey por el de la reina; ellas merecen ser custodiadas con toda la corte. Sabemos que un día perfecto terminó sin avanzar en nada con el medio de escape. Empezandonuevamente, atando pretextos dedicando esmero a tareas absurdas; ella quiere preparar una salsa blanca para una lata de palmitos,¡es tan empeñosa!, ningún detalle se le escapa. Todavía sigo sintiéndome mal por haberle dicho que era insoportable, trato de fabricar un filtro para que vea el amanecer; utilizó de pretexto el arreglo de la nave para alejarme cerca del arroyo. Somos los únicos habitantes vivos comiendo intimidados, mientras las primeras indirectas aparecen;Reproducirnos en éste lugar sería mucho más irresponsable que tener hijos a principios del siglo XXI, rápidamente evadimos provocaciones, congraciando elogios aprendiendo un poco más de nosotros mismos. El tedioso amanecer empieza otra vez, nos atrapó conversando ilusamente, ella corre al refugio. Aterrado pruebo el filtro y funciona, no es la gran maravilla, pero por un momento se puede ver el amanecer directamente. Maravilloso.

¿Estás seguro?

Más o menos, no digo que nos arriesguemos a despegar, pero si tratamos de sobrevolar algunos metros, podremos saber si la soldadura del motor central funciona.

Apostemos.

Vale.

No, apostemos en serio; si logra estar estable por cuarenta cinco minutos de vuelo en la primera fase de encendido, será suficiente para marcharnos. En ése caso te doy,¿qué puedo darte?... eso no,aunque quisiera¡lo tengo!; un beso.

Es tentador, pero me veo forzado a negarme; un beso es la forma más pura de un sentimiento. Ok, si dura los cuarenta cinco minutos preparas tu exitosa salsa de palmitos, pero si no lo logramos preparó mi salsa de carne seca. Sólo queda un paquete de pasta,¿Qué dices?

Tiene sentido.

Desprendió una vocecilla totalmente desconocida escondiéndose rápidamente en los preparativos del despegue; estar frente a los controles despertó intensamente en mí el apego por volar, sólo quería estar en las alturas. Nuestras miradas se encontraron, reconciliando un mal momento sin atragantarnos con festejos prematuros,elevamos lentamente la nave; el panel de control fallaba, no era algo considerable, motores encendidos atajando turbulencias sospechosas, ver la x pintada en el campamento varios metros por encima resultaba alentador,con una seña concordamos en dar vueltas, quince minutos satisfactorios, algunos sacudones provenientes de fallas menores aminoraban nuestro miedo de estrellarnos repentinamente. Aumentamos altura proporcionándonos mejorablemente una mejor vista; animados pasamos a la segunda fase, sentimos una ligera explosión, tras verificarla resultó ser una manguera, vital, pero remediable.Lia me dijo que laChaparritaen todos sus años no había sufrido daño semejante; no obstante parecía necesitar algunos retoques para despegar, probamos la tercera fase; los motores estaban en toda su capacidad,¡velocidad!, irreconocible durante el voraz naufragio, a la hora de vuelo regresamos, le pedí que me dejará aterrizar, de mala gana entre bromas y sarcasmos tuve un aterrizaje perfecto; ella bajó persignándose, besando tierra,¡es tan divertida! Aseguramos las posibles fallas; estaba por amanecer y no me di tiempo para darle el filtro, todas las emociones fuertes nos votaron en un sueño tranquilizador muy profundo, despertamos tres horas más tardes de lo habitual. Reanudadas nuestras labores, entrelazamos irreflexivamente una conversación bizarra;

Deberías venir conmigo, Trevor me exhorta todo el tiempo a dejar el negocio y dedicarme a algo decente, lo más decente que encontré en mi vida eres tú.¡No es una declaración!, quiero decir que estoy acostumbrada a ti, podríamos, tú sabes, hacer eso y quiero decir, somos un buen equipo.¡Sería temporal!; juntaríamos suficiente dinero en pocos viajes,¿vale?, pienso que voy a extrañarte. Olvídalo, lo último que necesito es depender de alguien.

Porque no vienes a mi casa, en plan de vacaciones claro;¿estaremos en contacto?, a dónde vayamos, por dónde nos lleve la vida, al menos unas líneas y cenar, comer algo preparadopor una tercera persona para variar,¡una cita!

¡Terminamos!

Pero no empezamos nada.

¡Hay chico!, me refiero a la nave;¿nos vamos?, serás el primer invitado, antes que inaugure Los oasis de las mil y una noches, tendrás que venir rasurado y con tu cabello recortado, la coleta no te sienta mal, pareces un gigoló grunche;¡somos criaturas melancólicas los humanos!, atesoramos vestigios de hace cuatro mil años, todavía escuchamos la música del siglo XX,¡pensar que los muy idiotas estaban obsesionados con el fin del mundo con el siguiente milenio! Ahora mismo tanta histeria por la proximidad del 4444, nos obsesiona el futuro para no darnos cuenta que estamos ahí en un pestañeo. Somos una pizca de arena en un inmenso reloj que nunca terminará de correr, aun cuando la raza humana sea menos que un recuerdo. Cuándo vi tu llamada de auxilio; algo recorrió mi cuerpo, una sensación; primero en la nuca y se extendió, electricidad. Hubo momentos que me arrepentí de venir por ti,¡eres tan soportable!

Descansemos, es mejor partir de día. Por cierto el universo se expande, así que nunca vamos estar muy congestionados. Cantarías una canción para mí por favor; te estaré agradecido.

¿El universo?, ya recordé. Me pillarás algunas torpezas por ahí. No conozco el nombre de ésta canción, la escuché hace mucho tiempo, pero me gustó;Si no te supe amar no fue por ti/no creo en el amor y no es por mí/si no te supe ver y te perdí/si cada día que me das te hace sufrir/no, no/Volver a verte otra vez con los ojitos empapados en ayer/con la dulzura de un amor que nadie ve/con la promesa de aquel ultimo café

Tenía otro rostro, eran las lunas, la noche semejante a todas las noches del sempiterno conteo de latidos por todos los enamorados que zanjaron travesías acrecentando esperanzas por sentirse vivos en los ojos de su centro; otra mirada amante comprometida con encontrase completa sabiéndose eterna en el reflejo. Bajé de la nube, socavando ampulosamente mi sangre, rozaba  sensaciones plenas adentrando un maravilloso sueño. Provocado por el entendimiento retrasé sentimientos acordonando una venerable distancia, rezando que un atavío de sinceridad confirme viejas jergas de casa. Lia terminó de cantar y el cielo parecía encantado.

Yo sé el nombre de la canción.

¡Oye!; no es para nada cortés burlarse así,¡carajo!, no podrías seguir siendo tan tú, ahora eres cómo cualquier otro miserable pendejo, hijo de

Es en serio; la conozco, no sé la historia de la canción, porqué fue escrita, cómo llegaron esos acordes a remontar su significado, no lo sé. Pero si sé que sucedió en Nuestra Señora de La Paz, cuándo uno que buscaba señales de su amada la escuchó por primera vez.

¿Te refieres a la Ilustrada Desconocida?

¿La conoces?

No estúpido; supuestamente es una fulana que vivió hace dos mil años. Era muy chica y leí algo sobre ella, mejor dicho para ella:Las últimas palabras en mi velero están marcadas por la angustia; y tú, mujer de mil maravillas sólo mereces altivas alegrías,fraccionaste consabidas ilusiones recordándome que eras luz voraz sobre mis días oscurecidos por la condena de saberte lejos,¿pero quién más qué tú, ha estado tan cerca?, pactando destellos en mi alma, pronunciables al fulgor del amor irrefutable respirando por mí, despejando nubarrones oscuros, aclarando sortilegios para extraviar la tristeza y turbarme por un segundo en tus ojos rozando sinceramente las notas del sentimiento compartido.

De eso se trataba quererla; viéndola en lo que escribía, en lo que sentía, imaginándola, cerrando los ojos para acercarse cómo ella se acercaba a él. Demarcaban los primeros pasos del segundo milenio; gestando ideas en abrupta felicidad percibió que no estaba tan solo, a contra luz un sentir arraigado muy dentro señalaba latitudes vetadas, divinas pero vetadas; disipando lazos terrenales se entregó a sus brazos, enterando ése instante medió suplicas por señales específicas para encontrarla, lento despertar imantando una sonrisa sin par. Indulgencia corrosiva aplacando brotes de suspiros incendiarios, en algún lugar se encontraba ella; mientras demarcaba letras trapecistas aparecían las piezas del mosaico, atracción invernante, descollando la necedad de necesitarla a toda hora, a todo pulmón, en toda la piel; tras una noche engrandecida, sucedió que su mano abandonó la distancia y se posó sobre él. De un brujo consiguió una piedra para su amada. Acicalando un querer inmaduro, espantaba amaneceres remodelando espacios en blanco sepulcral ensayando escritura escuchando ésa canción, sabiendo que traía algún augurio sobre la Ilustrada Desconocida,aumentando esperanzas por una vana coincidencia. Así, siguió escribiendo en un velero, esperando que un día ella responda

Los recuentos siguieron, alcanzando un final, las primeras señas del inicio de la tortura del amanecer.


Silencio miniatura.
Ambos tomamos nuestras banderolas en pocos gestos. A punto de despedirse la detuve.
Ambicionaba darle un beso, pero temí no ser correspondido; conseguí alentar palabras esquivas esperando no revelan el verdadero motivo de mi cercanía.

Lia, eres realmente insoportable;¡espera, sin sulfurarse!, no soportaré extrañarte, me mareas cuando empiezas a hablar sin frenos enredándolo todo, quisiera entenderte, para saber dónde estoy; pero sé que seguirte sería peligroso, y me refiero al hecho de que no podría aferrarme a tu risa sin necesitar de tu prisa para confundirme. Soy un tipo simple, nada más; te estaré agradecido toda la vida y no dudes de ello. No de mí, pero un día quieres oír que eres la persona más aguantable de todo el universo,¡estoy seguro que sucederá!, será porque eres explosivamente querible, y cuándo eso suceda quiero que tengas un recuerdo sobresaliente; podrás ver una parte del amanecer, hice éste filtro para ti, no es muy...

Nadie ha hecho algo así por mí, y es el mejor regalo que me han dado. Gracias chico.

Entonces supe que nada sucedería, salvo amistad. Alguien dijo que había escuchado tantas veces;nadie ha hecho algo así por mí, que le parecía la mentira más dulce de las mujeres. Al poco rato entró, alegre, muy contenta, entonces me di cuenta de lo que significaban las musarañas en realidad; si consigues una sonrisa plena a cambio de un gesto desprendido habrás dado un paso certero al gran amor. Gentileza, sinceridad,amabilidad, cero ambición, cordialidad confianza. Me dio un beso en la mejilla antes de dormir, el sueño llegó lentamente.
Muy lentamente.


VII

Ahora me entero de que en 1978 se cumplió el milenario de la lengua castellana. Sorprendido por la exactitud, traté de averiguar cómo era la cosa, y la cosa era así: en cierto momento del año 978, un monje de San Millán de la Cogolla, en el margen de un manuscrito en latín, escribió anotaciones en una disparatada jerga romántica, ignorando que acababa de inaugurar el castellano.”
Ensayos (inéditos)Ernesto Sábato




Seis semanas con dos cartas que poco o nada dicen, pero a la vez son mucho. Sueño constantemente con ella, varados en nuestro planeta de las mil y una noches, con un beso y un adiós incompleto, unabrazo perpetuo. Otras veces coincidimos en lo mucho que nos extrañamos.¿Cuánto tiempo eh estado ausente?; parentela retratada en un motivo para juntarse, entre tantos abrazos afectivos son sus brazos los que más necesito. Contesto vagamente, pero otras veces estoy tan perdido; de no ser por la enana intrusa me gastaría más de un desplante;Se enamoró de su salvadora, sólo ella escuchó en detalle todo sobre Lia. Al verme se lanzó a mis brazos, imaginaba que me toparía con un Principito. Encontré una princesa de risas multicolores, un principio sin más hojas para pigmentar. Mi madre sirve en la mesa sobrepoblada una bandeja con palmitos,¡las lágrimas saltan a mi rostro, sin esperar privacidad! Recité un discurso falso, pero sentido, mis tías y primas juntan las manos con amorosa benevolencia, el tío Gaspacho vocifera;Deje los sentimentalismos mi hijo, está usted aquí con nosotros en una pieza, brindamos a coro, saboreó cada platillo decorosamente, mi prima conmovida por el buen diente me besa en la cabeza y me parece que el niño en su vientre da una patadita. ¿Una pieza?, mi corazón se quedó con ella.

Vi el planeta, tan lejos; estábamos en el espacio y la nave no daba malas señales, lentamente nos alejamos, pero su color indefinido vengaba atardeceres resoplando un:no me olvidarás. Encontré fácilmente la ruta para mi plataforma de misión, egoísta; me olvidé de ella por un instante, configuré una ruta de aterrizaje poco vigilada. Casi no hablamos, casi no nos mirábamos. Antes de dejarme me dio un beso en cada mejilla, debí sonrojarme, porque su mano en mi nuca agrieto toda duda sobre el sentimiento que en mí nacía; sus dedos desplegaron una corriente eléctrica que todavía sigue alterando mi piel. Salté, la caída fue un tanto abrupta, perdí mucha práctica,sentí que la Chaparrita se elevaba para alejarse indiscutiblemente, no quería verla partir, antes de saltar murmuré un te amo tan enredado que no entendió lo que dije y una elegante despedida encubrió mi desatino. Contra voluntad giré para verla perderse. Ella estaba parada en la puerta lateral;

¡Chico;¿crees que podría agradarle a tu hermana?!

Difícil; ambas hablan demasiado.

Su estrepitosa risa es el último recuerdo que tengo de ella. Caminé un kilómetro, esperando que ninguna patrulla intercepte a Lia; finalmente vi venir una unidad, un mocoso recién enlistado en la fuerza disparó tres veces ordenándome detenerme y echarme en el suelo; afortunadamente Ale, estaba con ellos, éramos amigos desde hace mucho tiempo; se portó de las mil maravillas reconociéndome, no estaba muy cambiada; luego me enteré que la degradaron por susriñas constantes.Eran pocos mis compañeros entre tantos rostros nuevos, el comandante me abrazó;¡Diecinueve meses muchacho!, cuatro en compañía de una linda chica. Brinde un informe conciso, omitiendo a Lia; no nos pusimos de acuerdo en una historia en casode presentarse la oportunidad para dar explicaciones, por historias suyas di algunos nombres de contrabandistas al explicar que una nave aterrizó momentáneamente. Deber ante todo, verificaron la ruta que siguió la nave, tuve calma al escuchar que perdieron el rastro. Tenía razón era la mejor. La evaluación psicológica era estúpidamente concisa; tendría que dedicarme a otra actividad antes de regresar nuevamente al programa. Por no poder establecer las causas técnicas del accidente me negaron la indemnización y los diecinueve meses de sueldo por gastos de búsqueda, pero muy amablemente los dos años licencia que tenía serían pagados mensualmente.

Entré a trabajar en una central de información por si tenía noticias suyas; todos los días esperaba pillar algo relacionado, cada noticia sobre contrabando me ponía en estado de alerta. Se marchaban los días pesadamente. Dos cartas, nada más. Era demasiado hermosa para pretender que me tenga fidelidad. Compré la nota valorada de registro del planeta, por lo menos así vendría furiosa a freírme los sesos. Era un regalo para ella, así que no pude contenerme y se la envié; dos meses después me mandó un par de líneas:Gracias, tendrían que clonarte. Tal vez era una forma de decir adiós, pensé no insistir más, invité a la prima de la amiga de la enana a cenar, era muy hermosa, pero no teníamos química. Otro día menos. Regresaba a casa pesadamente, tres meses más y podría regresar al programa; sin embargo, quede paralizado cortando aliento al entrar, la enana tenía que prestarse otro rostro para retener su sonrisa: sentada junto a mí madre estaba Lia. Sin importarme la bofetada  la besé en los labios;

Chico, si no me besabas tú, te besaba yo; no podía soportar más tiempo sin ti.

¡Huy!, ya tengo cuñada.

Vamos hija no sea metida;dejémoslos conversar; una vez más Lia muchas gracias por salvar dos veces a mi hijo, la primera trayéndolo de regreso y ahora por regresar a su vida.

Totalmente sonrojado, medio queriendo matarlas por avergonzarme impúdicamente, perofeliz.
Muy feliz.


Han pasados seis años, el trámite de propiedad del planeta avanza, supongo saldrá algún día; pero dicen que hace dos mil años la burocracia era mucho peor, para nuestro consuelo. Tal vez. Trevor sigue en el negocio, un día le dijo a Lia que ya no podía verla sufrir por la añoranza, le regaló suficiente dinero para retirarse, a cambio de la Chaparrita. Nos falta una porrada de plata para comprar una nave apta para semejante viaje, ahora trabajamos juntos distribuyendo helado por colonias cercanas.

¿Tú piensas que se conocieron? Dijo ella, mientras mirábamos una lluvia de estrellas. 

No lo sé.

Me gusta imaginar que él despejo sus dudas y la Ilustrada Desconocida se dejó ver, besándose tiernamente.



Era el 16 de Julio del ochenta y uno. Milán se estaba quedando vacía, en la sala de lectura de la biblioteca no había casi nadie.
– Oye, el tomo 109 iba a cogerlo yo.
– ¿Y entonces por qué lo has dejado en el estante?
– Había ido hasta la mesa para verificar una nota.
– La excusa no vale.
Se fue a su mesa, arrogante, llevándose el volumen. Me senté frente a ella, tratando de ver su rostro.
– ¿Cómo consigues leer, si no está en Braille? – Pregunté.
Alzó la cabeza, y realmente no pude saber si era el rostro o la nuca.
– ¿Cómo dices?  –preguntó–. Ah, veo perfectamente a través.
Pero para decirlo se había levantado el flequillo, y tenía ojos verdes.
– Tienes ojos verdes – le dije.
– Eso creo. ¿Por qué? ¿Pasa algo malo?
– Figúrate. Quién los pillara. 
Así empezamos. <<Come, estás flaco como un palillo>>, me dijo mientras cenábamos.
El péndulo de FoucaultUmberto Eco