5 dic. 2006

Regresando al barrio...


Me bajo de la mañana cuando sale la mina, engreída de la esquina. Ese era yo; el peyo coqueteando con la vecina, una hermosa mujer de cabellera eléctrica moderada, contra el resentimiento ajeno, esperando al Don Juan moderno; con auto y cuenta bancaria. Sin importar la belleza, la primavera sabe que puede pasar el invierno por delante, cogiendo el mundo entrelazado al juego eterno, sensual y judío. Sabio e indeciso la observo. Vivo por este pasar, verla fumar sentada en la panadería, mucama del paraíso, afrodita de la calle tranquila, inmutable aun con estúpidos quinceañeros majos atrevidos osando a tientas una cerveza con un poro de marihuana. Esa calle...

2 y 3 veces toca el timbre un extraño, odiando vender testículos repetidos; el senador vive al frente. La bohemia está cerca de unos pasos de la Plaza Avaroa, plaza no plazuela como suelen faltarle al respeto los ajenos a los milagros de la bella tierra paceña; esa gloriosa plaza con un héroe de vigía, cuido nuestros juegos evocándonos el tonto: “que se rinda su abuela carajo”. Jugando a escalas las placas de homenajes militares llegando a la cúspide, junto al dedo apuntando al mar cautivo. Me importa un bledo el mar y todo el 234 de Marzo, ya que la plaza es mas sagrada, ahí patinamos, ahí jugamos al fútbol, al escondite, al guerra, al carnaval, ala guerra de agua carnaval, ahí compramos nuestras primeras broncas con algún mugroso pandillero nada anarquista irrespetuoso de nuestro maravilloso Illimani, cero guardia de la Ho Lina Nuestra Señora de La Paz, custodiado por sus cerros observado desde el cielo como un manjar divino, la muela del diablo, bella y soberana demanda almas para la gran guerra. Nada mas triste, es este cementerio de grandes espíritus condenados a despertar cuando la gloria este a puertas del cielo; ¡Cuna de valientes. Tumba de tiranos!. Don Eduardo, arrodillado con la frente en alto mira a los hijos del monte del destino, declarar tablas con las copas, cuando llega la policía apuntando las botellas, trago fino o barato pasa a la Pacha; madre tierra que necesita rehabilitarse de su adicción empobrecida colonial. La palaza es recinto de amor de culto y sangre. Niños y luego lo que queramos ser, nos acoge encontrándonos, desafiándonos y atrevidos. Toca el timbre preguntando por la vida espléndida dejada a los 13, fumando hierba a bocados agridulces.

A mitad del espléndido barrio que es Sopocachi, para los profanos rodeado de bares abiertos con malas ganas repetidas en la rutina del borracho espeso, rogando por encontrase a las majas, vestidas y desvestirlas en la Ecuador, en la España, La Belisario Salinas y las mañas de antaño redentoras en el montículo. Detrás el trenzado Huascar rascándose las canas, a su libes y realmente joven alma, contempla desde lo alto a los hijos del cerro destino. Por el otro lado un pintado en la pared, un creare, un sin miedo, un recordare, un trajín, una maldición y un ataja al paseo dominical que es la 6 de Agosto cada medio día, encontrándonos entre los lugareños de los huecos no aptos para niños bonitos. Yendo en el micro “ch” con el Hugo cediendo el asiento a cuanta vieja redonda aparezca solo por que llevamos el tonto uniforme. Trajinado en la “m” justo antes del entrabado trafico. Y el “2” directo como siempre, del año de la nostalgia, con timbres que no funcionan para avisar cuando te bajas, con el Julio aterrorizado por que de pequeño estando adelante se choco con la vida, desde entonces guardaba los asientos traseros en la góndola. La casa del Francisco, con las ventanas directas, el pequeño antro grande escondido del Khon Paúl y su extrañada hermana. Los edificios vanguardistas extraviados del contexto gótico satánizado mirando al cielo entre ellos el estilo reduce la fraguadas conversaciones sobre las estrellas profundas. Entre las Pames y las sabidas Natachas. Robando trago en un toque de queda con el Chelo, redoblando San jorge con los colores partidarios correctos.

Barrio contento y tranquilo, con embajadas de todo lado dando ese efecto multimedia diplomática; las calles no pareces nuestras, vecino cercano del presidente turno nada centros comerciales atrofiados por supermercados y tiendas pequeñas de sátira incompleta fumando la imaginación estéril. Las calles a cierta hora solo son de paso, alto correteo de locos con auto recogiendo a todas las princesas de la ciudad con su maldad motorizada. Entre ellas, la dama elfica, la dama vampiro, la hada divina, la señora de hielo, la bruja agnóstica, la hechicera y a cuanta mujer me acerco; existe un miserable con auto. Nodriza división geográfica con el ajetreo del centro contra la mamada de la zona sur heno cuanto fiestas 0 regueeton cumbiero asqueroso quieras encontrar. Frente a la que era mi casa, cada mañana veo lo que una mujer lleva por dentro, y se quita con tramites amoroso correctos. No es bueno vivir frente a una tienda lencería femenina. Mas aun con ella trabajando ahí.

-ahora al centro añejado de la ciudad-

vivo cerca de un colegio, lo que nos hace cojudos según Sofocleto, no hay mujeres tan bonitas, como la azafata que se levanta temprano, asustada no sabe si responder el saludo por cortesía o mañas seguidas de rabietas antiguas. Tampoco esta la señora de azul vivo. La dama fresa frescura. La dueña del sanguinario perro. La modelo satánica. La rockera fanática de U2.

Tampoco la dama eléctrica.

Hoy paso por las viejas calles, entro al viejo internet donde tengo todavía deudas por este blog, el pan de las tiendas del viejo barrio es mejor, aunque en la nuevas tiendas los niños sean tan serios personajes, tres mocoso que se la pasan jugando y saben de todo lo que es bueno saber; quieren un gato y negocian con el alma segura. El otro tan popular con las chicas que debo esperar que termine sus citas, para usar el teléfono. Saludo a la señora de los dulces, a la del pan y me pregunta cuando pagare lo que debo, después invento una operación al cerebro par salir de apuro sonreímos todos. Mi vieja casa esta alegre de librarse de mi, los fantasmas salen a saludar, preguntan por Lucrecia Borgia y la Corsaria Negra, respondo por ellas y salgo corriendo por el susto; una niña espectral de 14 años sale curiosa... siento que la amo de otra vida, ella también, pálido no quiero proseguir, he robado un trance amargo que no se como describirlo. Mientras trato de pensar si es verdad sale...

De la noche profunda, ermitaña segura
Bella vida hecha mujer
Delicada y dulce dama eléctrica.

- Hola

- Hola.

- Como estas, te veo pálido. ¿Estas bien?

- Solo salió un espectro de la ventana, miro como sabia fastidiar al perro del vecino cumbiero con Sepultura o Brujería; es la hija gótica de Patricia Cucharillas Svástica; tiene su aire elegante, pero también es la hija de Diana con la muerte de afecto en sus ojos; es de Paloma y es mía, por eso no quiero verla contenta, ya que me parece haberla amado en otra vía del universo paralelo al pretexto. Solo eso y la falta de azúcar en la sangre, puedo morir y perder neuronas; no tengo muchas por eso me asusto. Como estas tú eso importa de mejor manera.. Te veo hermosa, perdona, pero la voz regresa con tacto, dulce dama de cabellera eléctrica, si me permites decirlo: eres tan hermosa como los truenos de Zeus que ilumina la bóveda celeste con arrogancia, la rosa envuelta en su sonrisa... – en realidad la mire con cara de lelo, dije hola luego, hola otra vez, pregunte por ella sin soltar las “Rs” omitiendo los nervios, resople un tanto de tonteras luego dije lo de Zeus.

- Me alegra verte, fuiste tan tierno entrando a mi trabajo con esa rosa y ese bello poema...

- ¡Vaya!, gracias, es decir, no se escribir con estilo y...

- ¡Escribes muy bien!, cuando estoy triste o deprimida leo tu poema. Deberías escribir un libro tienes talento. Cuando regrese a Santa Cruz me pasaron un montón de cosas, de las que no vale la pena hablar, y un día encontré tu poema en mi diario, se los mostré a mis amigas, y todas quedaron encantadas... sabes eres simpático... no se por que te digo todas estas cosas, solo que quería verte de alguna manera toque el timbre de tu casa ayer, no sabia como te llamabas, pregunte por el chico de cabello chirolo que siempre usa un gorro negro... ¡Pareces un pitufo malvado!... me dijeron que se trasladaron... Solo quería saludarte....

- No se que decir, me alegras bastante, es lo mas lindo que me ha pasado, creo, pero solo recuerdo sucesos lindo que se volvieron en suceso tristes; no se que decir... tal vez, gracias...

Caminamos un rato por la ciudad de los ancestros, las vidas ajustadas al tiempo, ordenando las palabras con trajes de etiqueta llegamos a la plaza de Confucio, confundido y aturdido de su belleza, ella reía. Miraba a los dos Soberanos y pensé en la imagen del universo, ese es el universo que enredamos en nuestros versos, esa es mi ciudad, yo mago o enano, sea lo que sea, no puedo irme sin libara un a batalla contra el fracaso de estos años; la muerte me reclama surgir tras mi estrella y seguir la mas brillante para saber por que diablos estoy vivo. No quiero escapar de los orcos y los medio elfos paganos que rondan los poderes ajusticiando al arte natural de la ciudad reflejo del mundo he caminado por todas las calles de la ciudad, memorizando los tintes de las luces que luce la bella La Paz; furioso con los hijo de su pueblo blandos corderos que la dejan morir a manos de los que no aman su misterio eterno. Miro a Miraflores y el grito airado del Chupa Riveros revienta en la cordillera, llamando la entrañas de la pasión.

Sea lo que sea.








13 comentarios:

A moonclad reflection dijo...

Gracias por tu visita...atendere a ver q tienes de bueno para ver aqui...saludos

alida dijo...

Que buena narración me gusta
saludos

Ferdinand dijo...

Ayyy Peyo, me impresionas siempre.. que bello.. no se, es que dejas sin palabras amigo... La Paz... me hiciste recordar tantas bellas imágenes de la bella La Paz... hace mucha falta eso.. esas calles, esos colores y juegos.
Gracias por hacerme volver en pensamiento y sentimiento allá.

Ea! dijo...

Las ciudades no existen.

marie.y.su.mambo dijo...

Ahhhhhh, a mi si me dicen que soy hermosa como los truenos de zeus, y demás...muero de amor para siempre...soy una romantica...no cambio más...
besos :)

Trini dijo...

Pues y aque habáis comenzado a ser amigos, aprovecha esa amistad.

Un abrazo

simalme dijo...

"Las vidas ajustadas al tiempo", qué frase tan buena, y qué inesperada de alguien tan gamberro como sales en la foto. Qué bueno.

le.mon.grass dijo...

Ditto

Sofia dijo...

10otro romantico perdido en la internet, bienvenido al clan, gracias por ver mi blog, y besos!

Joup dijo...

Niño! debo visitarte mas seguido....
lo anoto en la agenda de los recuerdos...


Besos y abrazos de esperanza.

Pd. gracias por las palabras y la visita ;)

Lady Blue dijo...

Y tu libro cuándo?
Genialidad.
Saludos =)

• Eroserena • dijo...

Disculpa que este cometario no se aplique al tema del post, pero quiero agradecerte por tus palabras de animo y ese cariño que me trasnmites en cada comentario.
Mi pais pasó por una situacion muy delicada durante sus elecciones, y aunq parezca q ya todo esta dicho, existe todavia una tensa paz en el ambiente, que no deja que las cosas esten bien de una vez por todas.
Espero que todo lo que se haga de aqui en adelante sea beneficioso de una vez para los venezolanos..

Recibe de mi parte un caluroso abrazo y un beso..

ALTAMIRA dijo...

Que bien que escribes.
Digno de ser nuevamente visitado.
hasta pronto.