8 nov. 2006

NoVIembre



Lo que no vemos en Noviembre:
- Nada de nada.
- Parte del enredo agudo.
-0 a la izquierda
- Menos ego = sigo pensando en ella.
- La verdad envuelta en una vuelta al mundo mudo.
-Un espejo con el reflejo de ella.






Noviembre otra vez.
Me recuerda un video de un grupo que todos conocen, ya saben la tía muerta que es un lió de anillos en la boda. Noviembre otra vez. Me parecía un mes tonto, como aquellos payasos que llegan al final de la velada cuando el león trato de comerse al domador; un tarado del publico se levanta armado dispara contra el felino “amiguitos como creen que debería ser el accionar del estado… bueno ahora quien quiere que infle un globo y lo convierta en un…¡león!... por supuesto una especial quizás vivo para variar, vaya pobre gato… por supuesto señor usted es un héroe, deberían darle… ¡Un globo con forma de león!”.

Noviembre otra vez.
Al ajeno principio me duela el alma por ese recuerdo de cuatro años guardado.
Alguien dijo que lo “grave” en cumplir años, no era cumplir 30, 40, 50, 60. El cero ya era suficiente para ser considerado; por tanto el cumplir 39, 29, 59, 49, 69: todo estaba por cambiar, el ciclo terminaba, con el cero empezaba una nueva etapa.

Para saber si es noviembre otra vez antes me daba una juerga de emociones, el colegio estaba finalizando, la universidad empezaba con su actitud radical, deberían borrarlo del calendario para que llegue diciembre mucho mas rapad; por ende la estupidez de todo el año terminaría, pronto tendría que… 19-24 años de gracia.

La cuajada angustia en todos estos años frigoríficos, en un figurado repetitivo acordando olvidar técnicas impares deseando realizar la angustia como enlace corporativo para frustrar la imbecilidad en docenas modernas, como almejas al gusto frustrado de saber como son las mentadas cosas esas al vapor.

Llenado los agujeros de pasados notados al osito encuadrado, pensaría si lo haría con capacidad nostálgica anestesiada por un escote brotando al junto asegurado con afentaminas nobles, viendo, en vez de atormentarse la agujeta de la calamidad desatada en la vena creativa, domesticada por la falta atómica de su fragancia incorporada al verso de la noche estancad en la vereda equivocada simulando kilos con fantasías de vida sin grasa, ni gracia, ni ganas de vivirla; juntamos el sentido en la película de fragmentos rotos al joder un poco con la prescensia del novio atorado en su patética función reproductiva, gracias a su envenenado padre que le dio el tire y afloje para tener un auto, tirando al desnudo la ropa de la mujer que amas. Lo odias, lo odio, y todos deberíamos odiar a quienes pueden besar a los seres que amamos; por otro la do el odio es negativo en la pro forma a llenar para sonreír tranquilo.

Estaba emocionado por conocer la luna, desperté del sueño y encontré todos los espacios en un sentido opuesto al deseo de estar en los brazos de ella, partiendo celos al beso del momento fresco, iluminando su vida con una broma para iluminar la mía con su risa, desvariando los argumentos que provocaron una riña con tormentas apasionadas. Siempre preferí seguir tus pasos hermosa dama, pero perdí la sombra de los míos.

Hey, dejaría mi vida por seguir sintiendo un poco de cariño tuyo, pero encuentro tantos delitos al arte romántico que pago el pecado de haberte conocido en la vida equivocada.
Esta obsesión obedece al recuerdo de un tiempo relajado, alejado de los tormentos en la ciudad donde merece y apetece un segundo para intento suicidarse completamente; ordenando las palabras que valgan la pena para arrancarte en una sola vida una agonía pretenda del mundo mundano, condenado a ser fresco cementerio de muertos pasados a orgullo de pedir perdón; no solo por haber nacido, por aburrirte con mis cartas, con mis lágrimas, tu… es decir ella en esta mezcla de vida y resina por seguir contra el viento el pasatiempo de mentirle a la mañana con un sol figurado atrayendo resumidos a ritmo de contrabajo bajo síntomas de acido telúrico destructivo, obedeciendo al quinto elemento guardado en la jungla elemental; con centinelas acorazados en lado oscuro del corazón.

El viento sopla.

11 comentarios:

Trini dijo...

Conforme me hago mayor, noviembre me afecta más, digamos que me poseen sus aires de melancolia...

Un abrazo

Lady Blue dijo...

Cuando se ama y no se es correspondido, duele... y da lo mismo el mes, da lo mismo todo. "Iluminando su vida con una broma para iluminar la mía con su risa..." me gustó esa línea. Poético. Hacemos de todo cuando estamos enamorados sólo para que el otro sea feliz, olvidándonos incluso de nosotros mismos. Ahí está el problema, ni un otro ni nadie puede ser más importante que nosotros mismos, deberíamos aprender eso para poder ser felices absolutamente. Nadie muere de amor, nadie se mata por amor y si llegara a hacerlo quiere decir que jamás amó de verdad, fue sólo una adicción o un apego sin sentido. El verdadero amor es libre, es feliz, no duele.
Me alegro que el viento sople, es muy buena señal. Ahora trata de pasarte al lado de tu corazón con más luz. Abrazos.

Freyja dijo...

escribes genial, noviembre siempre tiene un encanto
la verdad que la vida tiene encanto
te dejo besitos y muchas gracias
sigue llenando el mundo de letras
lo haces bien
besitos y desde Sucesos muchas gracias
que estes bien



besos y sueños

marie.y.su.mambo dijo...

Es así...amores perros...yo ya estaría deseando que mi corazón deje de comandar mi vida...
besos

Desahuciado dijo...

Mi mes de desgracia y perros que aúllan con las gargantas rotas es Julio, de la mala suerte y los proyectos que se abortan antes de gestarse.

Qué dicha que volvió, señor peyote, hacía falta. Siento, eso sí, que fuera con Noviembre a cuestas.

espartako dijo...

y lo peor es que se viene diciembre y luego enero,la verdad es que me parece increible, ayer nomas empezaba el año...

saludos

aletniuq dijo...

Y es verdad el viento sopla...(me gusto eso, dijiste mucho en tu final a mi parecer), y bueno los meses del año no solo pasan rápido sino q nos permiten sentir y revivir recuerdos q en su momento calaron verdad?, bonita forma de escrbir, gracias por la visita Bienvenido!!! y saludos.

Ea! dijo...

No hay que dejarse vencer por la melancolía.
Si duele, es que estás vivo.

Violeta dijo...

Por supuesto mi estimado señor peyote de la moderna sutil y “trapecista contagiada angustia sangrada invención destructiva”(1); en Bolivia la gente persigue una guerra y tú estas atravesado con lamentos hipócritas romanticistas descartados por el supremo infante afeminado que regala rosas en lugar de arrojar acido contra el mundo infame. En tú país cedieron el frente para que venga una manada inmunda de orcos, ¿Dónde están los magos? Que ahora el cacique cocalero y su banda serán los dueños de la patria amada de Bolívar, para ser la amada de Chávez el gran bobo. Pronto tendrán que ser afiladas las espadas y tú ñoño sentimental estas lloriqueando en lugar de complotar.

Perdona el odio pero estoy escuchando Roots, Bloody Roots de SEPULTURA.

(1) ¿Lo recuerdas?.

Lo dijo...

pagar el pecado de haberte conocido en la vida equivocada... Qué tanto bien me hace leer que alguien más siente eso...

saludos, y mucho gusto.

indianala dijo...

Me gusta como escribis, como expresas el dolor, la bronca, la melancolia...
Besosss

Vengo atrasada pero te leerè...todito Peyote! :)