15 ago. 2006

uan pelicuala reconmedable

El asesinato deliberado; una cultura critica con el cine (comentario sobre la película INTERVIEW de Theo van Gogh)

“quisiera que mientas cuando pregunte tu edad
quiero volverme tan vulgar
voy a engañarte tonta
solo para tocarte un poco”
–sin restricciones- MIRANDA


La construcción lírica de un pensamiento estrictamente aleatorio en percepciones, delimita los espacios y las restricciones del movimiento, subyugando la acción al dialogo. “ La confrontación se vuelve una lucha verbal apasionada, pero ¿quién gana?”[1]. Esta confrontación estética de poderes atormentados por estructuras paralelas plantada en INTERVIEW como raíz narrativa, sobre pasa la paciencia al sentir que el odio es la base dinámica que canaliza los acontecimientos; tres elementos concretos en un supuesto momento de tensiones frenéticas, remordimientos y restricciones sexuales, dramatizan una reacción química entre dos personas del mismo sexo con pulsaciones políticas de primer mundo destrozado por la violencia filosófica, atrapando el sentido de la personalidad vulnerable en un discurso -freudiano- desgastado en posiciones de poder cambiantes y necesarias para que el ser tedioso sea una cosa mas allá de una articulación de reacciones. La acción de la película se realiza prior izando que el elemento dialéctico careciente de un orden sistemático; la disputa de equilibrios de predominación en la confrontación de yin-yang ponen en una balanza todo los simbolismos armados en sus dos personajes: un periodista frustrado al tener que entrevistar a una hermosa actriz (que esta ya no más de buenona) cuya precosía puede quebrantar la moral de un ser lógico en la batalla ego-maniática “de la primera plana”. La conexión de los personajes y su simetría en una frase; de él para con un ser muerto del cual se despide –luego de aburrirlo sobre una fresca y profunda reflexión sobre los senos de Katja- con un: “no tengas miedo”. Corte. Un ser vivo que consuela a ella, quien al despedirla repite matemáticamente la frase: “no tengas miedo”. El miedo es la base de las tensiones que entrelazan el odio instintivo entre el súper-periodista Pierre Peters y la sensual Katja. Las secuencias de la película están derivadas de cada vez que re-abre el dialogo, interrumpido por que alguno de los dos lastimo al otro; bastante rica en el poder que las palabras llegan a tener cuando rozan debajo de las mascaras, las estimulaciones verbales de los gestos del interlocutor, complaciendo la retórica del no-me-importa. ¿Apasionante?. Es un sabor amargo esta lucha, un juego macabro que abunda en las interpretaciones de las razones y la motivación; “hubo un momento en el que te quise”, escupe punzante ella, impactando en el recuerdo de esa hipocresía masculina, al derretirse en un beso; instrumento sexual del director que abunda de lo elegante, lo pasional, lo intimo a lo vulgar y barato, destapa esa malicia superior femenina, sobre la indomable dependencia emotiva masculina; contactos acorralando una presa debilitada por una colección de vivencias convertidas en credos, esa postura de atormentador nutre de las herramientas para ser destrozado, en que momento ella merece ser lastimada; cuando se convierte en una noticia; “muerte-muerte”, y él traza una estrategia para llegar a este secreto, aguardando que el movimiento de piezas sea rápido o cómodo, de manera cretina plantea el juego a partir de un desliz de ella al preguntarle por un muerto importante: ¡su hija!, reanudando la entrevista cobardemente insita el desarrollo de los acontecimientos con esta imagen, imponiendo el rol de padre e hija que cautiva un corto momento a Katja, este desprecio agresivo de su ternura cuando se apoya en su regazo, el cobarde periodista político contamina el ambiente con la dolorosa realidad que tanto persigue para ocultar la suya. Este insulto del argumento del amor desvergonzadamente en el diario intimo de “ella” que resulta ser de la amiga; la base de todo esta patraña es una confusión. Piense. Llega un cretino a tu casa, con pinta de todo lo sé, o desprecio tu figura, o desprecio tu vida, o que buen objeto sexual eres, o que buna vida que llevas, o que frivolidad la tuya al no haber visto los cadáveres de una guerra; dan ganas de matarlo, este señor Theo van Gogh realmente estaba de malas ganas hacia los periodistas.

El discurso fílmico de la cinta es una maniobra sutil que convierte lo simple en una complejidad morosa, transformando los espacios en sustancias variables según los acontecimientos mudan de piel; cinco conjugaciones visuales[2]: A) El efecto de filmación en video. B) La sala gris en al que empieza. C) Departamento amarillo dorado. D) el pasillo y las gradas del edificio. E) La calle teñida por las luces azules de la llegada de la policía; acentúan la impresión sensible y el encarcelamiento adyacente de la libertad aniquilada y vitalizada por el objetivo de alcanzar una victoria mas allá de la presa; sobre el cazador oculto en el interior del alma. El movimiento hábil de las tomas sensibles, varía en dimensiones según él dialogo cobra fuerza o forma para dañar al ser; suceviamante el espacio estático esta encajado en un contorno decorado por luces fuertes y débiles: el dragón rojo de la ventana, la esfera blanca, el espacio del caballete y la pintura, el ambiente perdura en el uso de los elementos; sillón, cama, hamaca, cocina. Adquire por cuenta propia la sutil danza de las palabras. Apaciguando el criterio de la idea base de contar una historia sinuosa mediante dos personajes encerrados en un departamento, ordena un sentido concreto de lo admisible y temporal, generando un ritmo pausado en los cambios de escena, alimentando los tiempos con la interrupción del teléfono celular, la puerta o la televisión, trasforman visualmente la atención en los movimientos negligentes-inteligentes de los personajes. La conjugación teatral con la sesibiladad fílmica da como resultado un espacio innecesario atormentado por la presencia emotiva. La música que entra en momentos resaltando la genialidad de Katja al describir las medias de rejilla y los tacos, o, cuando la melodía tenue y lúgubre envuelve el ambiente consumiendo el momento para dar rienda al deslize de marcar constatantemnte - repetitivamente fragmentos de la historia. Fuera de una escena en la que él esta hablando con ella de forma simpática peride sentido: ocultando para el espectador la reacción de estas palabras con la nuca de Katja. Siendo monótono y lineal el movimiento de cámara no deja de ser una interesante propuesta al crear una imagen dinámica, el efecto que cautiva al espectador a dejarse llevar por los 89 minutos de duración del film.

El efecto de una película, puede ser devastadora cuando todo el mundo sale con el: “Que buena” en la boca, por tanto todo aquel que se oponga es un majadero retraído que no entendió nada y peca de ignorante. Sin embargo que de bueno puede tener INTERVIEW; es un discurso inhumano perverso que mutila toda emoción sincera o la ternura, destrozando la paciencia con un juego tan estúpido y al final absurdo; ¡por favor tanto drama! Para demotar lo malo que era este Pierre Peters. Goza de técnica y estética lograda con mucha precisión, pero descompone el animo del espectador con tanta perversidad fascinada con la idea de humillar, de lastimar. Por supuesto es una buena película pro el lado técnico. Es un trabajo que merece admiración. Pero si están de pelea con la novia o el novio no se hagan daño y vayan a tomar una cerveza y busquen la reconciliación. La verdad pienso que quien mato a Theo van Gogh, fue en repudio a esta película y no por su postura política.







Pedro Peyo Peyote PJ Javier Ramos Terrazas RTPJ-444






[1] Extracto substraído de la sinopsis del programa.
[2] Se descarta el escenario en que aparece Katja por mantener una intención fotográfica similar a la de su departamento. Por tanto los espacios en que se desarrolla la película son seis.

9 comentarios:

Lady Blue dijo...

Está interesante tu blog. Veo un giro en la temática. Los cambios hacen bien. Gracias por tus fieles visitas a mi blog. Saludos!

espartako dijo...

amigo he tratado de enviarte la revista "espartako" a tu correo, pero creo que no existe o está mal escrito, te cuento que ya regresé del viaje.

maya dijo...

... esta cinta no la he visto... pero ya quede con bastantes ganas de verla...
Voy a ver si la consigo x acá...
Saludes peyo...

marie.y.su.mambo dijo...

Me parece que la voy a ver, me diste ganitas...después te cuento que me pareció...besitos

Ganjartek dijo...

como que te estás soltando, cómo que estás liberando lo que realmente te gusta. Un comentario constructivo, revisa tu puntuación y trata de poner lo mismo en máximo 3,000 carácteres...

espartako dijo...

avisame, si te llegó mi envío, pues parece ser que rebota.

Klatuu o embuçado dijo...

Muy bueno.
Saludos.

Anónimo dijo...

Aqui entre nos...
¿Donde encontraste al mescalito?, creo que en La Paz, solo hay San Pedro, si es que tienes el dato, solo te lo pido por "cultura".

Salvo que en mi ignoracia, solo lo uses para tu nick en el blog. Sludos 9)

Garatusa dijo...

No lo sabía, gracias. Saludos del otro lado del charco.